Si te gusta el fútbol y los videojuegos, seguramente también habrás tenido que tomar parte alguna vez en una rivalidad mayor que la del Real Madrid – Barcelona. Hablamos del Fifa vs. Pro Evolution Soccer. O quizás te quedas con los dos y tan contento. Pero además de los simuladores de juego, existen otro tipo de juego que cuenta con sus adeptos, los simuladores de entrenadores.

Aunque con el Comunio o Biwenger parece que han llegado al gran público, muchos de nosotros hemos pasado horas y horas frente al ordenador jugando al Football Manager y podemos decir sacando pecho que hemos logrado que nuestro equipo se haga con la Champions League en solo un par de años. Son conceptos distintos, pero en esencia es la misma: llegar al éxito desde el banquillo.

Quizás si escogías los clásicos como el Real Madrid o el Manchester United, la tarea era hasta cierto punto complicada, pero no tanto: con gran presupuesto y una fama planetaria es muy fácil atraer cracks mundiales. Pero, ¿qué pasaba si querías que Osasuna o el Sunderland levantasen la orejona?

Ahí ya la cosa se complicaba y tenías que tirar de cesiones o de jugadores desconocidos que tarde o temprano serían cracks. Para orgullo de muchos, ahora algunos de esos jugadores figuran en grandes equipos. Sin ir más lejos, yo solía fichar a Rakitić o a Vrsaljko.

Football Manager, el juego de managers más popular. FourfourTwo

¿Los secretos? Un buen filtro a los atributos, potencial y ojeadores de confianza por todo el mundo. No os voy a engañar: cuando acertaba, me sentía como Monchi, el director deportivo de la Roma que se hizo famoso por su buen hacer en el Sevilla.

Y es que imaginamos que un director deportivo funciona de manera similar. Pero claro, los ojeadores tienen su función, aunque habiendo internet todo es mucho más sencillo: tenemos acceso a vídeos, estadísticas… ¡incluso Wikipedia!

Internet es una fuente inagotable de información, pero desgraciadamente no es lo mismo informarse en los papers publicados por una revista científica que hacerlo la Wikipedia. O tirar de bases de datos oficiales que mirar en un foro. Busques lo que busques, es fundamental que sea contrastada y que tenga fuentes fiables.

Recuerda: la Wikipedia puede ser modificada por cualquiera. Duda de su veracidad.

Porque esto es vital para tener éxito: ya sea en un trabajo de clase o en la vida. Pero volvamos a Wikipedia, una enciclopedia enorme y actualizada, pero que precisamente está al alcance de cualquiera, es decir, que todos podemos modificar sus artículos sin necesidad de que los datos sean fieles a la realidad. Nadie nos va a preguntar su veracidad. De hecho, el trolleo de la Wikipedia está a la orden del día, por eso jamás debemos usarla como referencia.

Y esto es precisamente lo que le ha pasado al FK Panevezys, un club lituano que milita en segunda división y que recientemente ha anunciado en su web oficial a su nuevo y flamante fichaje estrella, como explican en el diario As: el jugador angoleño Barkley Miguel-Panzo.

Imagínatelo: 45 goles en solo 36 partidos en el club inglés Queens Park Rangers y 3 internacionalidades con Angola durante la Copa de África de 2015. Menudo fichajazo para un segunda de Lituania, ¿no? Desde luego, parece que haber invertido buena parte de su presupuesto en la adquisición ha sido una gran idea.

Wikipedia mete un gol por toda la escuadra al FK Panevezys lituano

Salvo por un pequeño detalle: tanto nosotros como el FK Panevezys hemos cogido sus estadísticas de Wikipedia. Se desconoce si ha sido el entorno del jugador o una persona aburrida y ajena al asunto, pero Barkley Miguel-Panzo ni ha jugado en el Queens Park Rangers ni ha sido internacional por Angola. De hecho, su currículum deportivo se limita al US Orléans de la segunda división francesa y el Syrianska de la primera división Sueca.

A ver, que tampoco es que el FK Panevezys sea un equipo de primer nivel, pero ya han firmado el contrato, así que solo le quedará demostrar su nivel en el campo. Y empezar a buscar a sus próximas adquisiciones en bases de datos oficiales.