Para nadie es un secreto lo fácil que se puede ensuciar un smartphone. De hecho, tu móvil puede contener 10 veces más gérmenes que un asiento de inodoro, así que no esperes que la funda de tu dispositivo esté más limpia. Así que en pleno apogeo y propagación del nuevo coronavirus, además de otros virus y bacterias es mejor tomar precauciones.

Es por eso, que a continuación te queremos presentar una sencilla guía para que aprendas a limpiar la funda de tu móvil de la manera correcta. Eso sí, debes tener en cuenta que el procedimiento puede cambiar un poco dependiendo del material de la funda que uses para proteger tu smartphone. ¡Empecemos!

Fundas de plástico y silicona

El plástico y la silicona son dos de los materiales más comunes en las fundas para móviles, pero es posible que no puedas eliminar toda la suciedad en el primer intento. En cualquier caso, lo más recomendable es que utilices un jabón lavaplatos, agua y un trapo o cepillo de dientes. Ahora vierte un poco de lavaplatos en un recipiente con agua caliente, sumerge un paño en la solución y úsalo para restregar tu funda. También puedes utilizar un cepillo de dientes para llegar a los rincones más complicados.

Si las manchas y la suciedad aún no se han quitado, puedes espolvorear un poco de bicarbonato de sodio encima de la funda y frotar con un cepillo de dientes húmedo. Enjuaga bien la funda hasta que esté libre de jabón y / o bicarbonato de sodio, sécalo con una toalla (de papel) y déjalo secar al aire durante aproximadamente media hora antes de volver a colocarlo en tu dispositivo. Evita hervir la funda, ya que la silicona podría encogerse por el exceso de calor.

Fundas de cuero

Las fundas de cuero para smartphones se limpian mejor utilizando una solución suave y poco corrosiva. Lo ideal es limpiarla ligeramente con un jabón suave para manos y un paño de microfibra húmedo, aplicando el jabón sobre el paño y distribuyéndolo uniformemente por toda la superficie. Al secar, es preferible que uses un paño de microfibra en lugar de uno de tejido plano. Esto se debe a que el cuero es poroso, por lo que debes asegurarte de entrar en las grietas y hendiduras más pequeñas del material.

Eso sí, asegúrate siempre de ser lo más cuidadoso posible al limpiar y secar, frotando con movimientos circulares, ya que de esta manera evitarás que el cuero se estire. Ten en cuenta si utilizas otros productos y soluciones diferentes para limpiar la funda, estos pueden alterar su apariencia y color, por lo que cuanto más simple sea el trabajo de limpieza, mucho mejor.

¿Qué pasa con las fundas de goma?

Al igual que las fundas de silicona, las de goma también se pueden limpiar fácilmente con una mezcla de agua y lavaplatos. Para hacerlo, remoja la funda en un recipiente con agua jabonosa y limpia los bordes con un cepillo de dientes. Luego, limpia la funda de goma con una toalla de microfibra para quitar el exceso de agua y si todavía hay manchas, puedes humedecer el paño con alcohol isopropílico y limpiar nuevamente.

Algunas manchas son más rebeldes que otras, especialmente en las fundas de goma blanca o transparente. Entonces, si aún no puedes deshacerte de toda la suciedad, intenta hacer una pasta de bicarbonato de sodio con agua, extiéndela sobre la superficie de la funda y déjala secar durante unas horas. Luego, quita la pasta y enjuaga tu funda con agua, y debería ser suficiente.

Así puedes limpiar tu funda de madera

La madera es la superficie más delicada en las fundas para móviles, por lo que es más importante desempolvarlas y limpiarlas con más frecuencia. Esto evitará que el aceite, la suciedad y las partículas de suciedad se hundan o rayen la superficie. Si es posible, evita el agua al limpiar este tipo de fundas, ya que demasiado contacto con el agua puede deteriorar la madera. En su lugar, límpiala regularmente con un paño de microfibra seco y evita los pañuelos de papel u otros paños que pueden dejar rayones en la madera.

Si el sucio no cede tan fácilmente, puedes humedecer ligeramente un paño de microfibra con una pequeña cantidad de agua y limpiar de la forma más suave posible. Si se trata de un residuo muy pegajoso, agrega unas gotas de vinagre blanco al agua y humedece el paño en la solución. Nunca apliques un líquido directamente a la funda de madera, siempre hazlo sobre el paño. Para finalizar, utiliza un paño, preferiblemente de microfibra, seco para absorber el exceso de agua.

Recuerda que sea cual sea el material de la funda de tu móvil, el mejor remedio contra la suciedad es la prevención. Así que para mantener las cosas en orden, limpia tu funda con una toallita desinfectante semanalmente y repite una limpieza a fondo una vez al mes. Y no olvides consultar también, los mejores trucos para desinfectar tu smartphone.