La aplicación Google Maps nos resulta muy útil cuando tenemos que dirigirnos hacia diferentes lugares que no visitamos con mucha frecuencia o no conocemos del todo bien el camino.

Hay muchos trucos que podemos aprovechaar para sacarle el máximo partido a Google Maps ¿Olvidaste dónde habías dejado aparcado el coche?, Google Maps puede ayudarte a encontrarlo, si no sabes dónde cargar gasolina, Google Maps te dice dónde queda la gasolinería más cercana, y así muchas funciones muy prácticas que nos ayudan en el día a día.

Hoy vamos a centrarnos en una de las funciones que, literalmente, puede salvarnos el día si es que andamos un poco desorientados buscando hacia qué dirección dirigirnos para llegar a nuestro destino.

Encuentra tu dirección usando Google Maps

Cómo saber hacia qué dirección estás orientado en Google Maps
En el mapa la brújula siempre apunta hacia el norte, lo cual sirve para saber en qué dirección hay que ir.

Google Maps nos ayuda a ubicarnos mediante una brújula que funciona gracias a un magnetómetro, algo que hoy día viene incluido en todos los teléfonos inteligentes.

Una de las grandes ventajas que tiene Google Maps, es que podemos usarlo sin conexión, así que aún si te encuentras en una zona en la que no hay una red Wi-Fi disponible y no cuentas con servicio de datos, podrás usar la brújula de los mapas de Google para orientarte.

Para que la localización sea precisa, tienes que asegurarte de tener habilitados los servicios de ubicación en tu teléfono.

En la esquina superior derecha de la pantalla de tu móvil, podrás ver el símbolo de la brújula. En caso de que no la tengas a la vista, mueve un poco el mapa utilizando los dedos y la brújula aparecerá.

Notarás que la brújula tiene dos agujas, una de color rojo y otra en color gris. La roja es la que siempre apunta al norte, mientras que la de color gris apunta hacia el sur. Tu ubicación actual en el mapa podrás verlo simbolizada por un icono azul con forma de luz de linterna, que indica hacia qué dirección estás apuntando el teléfono dentro del mapa.

Cómo encontrar el norte en Google Maps

Como te lo dijimos antes, la brújula de Google Maps siempre apunta hacia el norte.

Para que el mapa quede orientado hacia una determinada dirección, no necesitas moverlo manualmente, tocando sobre el icono de la brújula podrás hacer que el mapa se oriente automáticamente marcando el norte y el sur de tu ubicación actual.

Así sabrás que siempre que el rayo del icono azul que indica tu ubicación esté apuntando hacia arriba, significará que te estás dirigiendo hacia el sur.

Cómo saber hacia qué dirección estás orientado  en Google Maps
En la figura Nº 1 la brújula apunta hacia el norte pero el punto azul va en otra dirección. En la figura Nº 2 el mapa está orientado hacia el norte, de modo que la brújula y el punto azul van en la misma dirección.

Cuando vayas cambiando tu posición en el mapa el icono se actualizará para mostrar que la brújula está apuntando hacia el norte.

El icono de la brújula no se ve en la pantalla todo el tiempo, desaparece después de unos segundos. Para volver a verlo solamente tienes que mover el mapa manualmente y la brújula aparecerá mostrando la posición norte y sur para ayudarte con la orientación.

La brújula debe estar bien calibrada para que funcione correctamente y nos dé la dirección con la mayor precisión posible.

Por si no sabes cómo hacerlo, te enseñaremos a calibrar La brújula de Android para mejorar la precisión de la ubicación del dispositivo.

Cómo calibrar La brújula en Android para mejorar la precisión de la ubicación

Como te lo habíamos mencionado en párrafos anteriores, Google Maps usa el magnetómetro del dispositivo para saber el punto cardinal hacia el que estamos dirigiéndonos.

Para asegurarnos de que nuestra brújula esté bien calibrada, existe un truco que puede parecer algo risueño, pero que la propia compañía Google recomienda que lo hagamos para mejorar la ubicación del dispositivo.

Y ahora sí, te contaremos de qué se trata este truco.

El truco del ocho

Quizás te suene algo extraño lo que vamos a contarte a continuación, pero te lo repetimos, no es una ocurrencia nuestra, sino que desde Google aconsejan seguir este truco para calibrar La brújula de nuestro móvil.

El truco del ocho consiste en sostener el móvil con una mano, como habitualmente lo haces cuando estás leyendo algún mensaje, con la pantalla apuntando hacia ti. Sosteniendo el móvil en esa posición, gira tu muñeca hacia la derecha comenzando a trazar en el aire un ocho imaginario, tal como se muestra en la imagen. Esto debe realizarlo dos o tres veces.

Cómo saber hacia qué dirección estás orientado en Google Maps
Toca sobre el punto azul para abrir la configuración de Google Maps y pulsa sobre "Calibrar brújula", a continuación mueve el teléfono trazando un ocho en el aire, como lo muestra la imagen.

Después de haber hecho estos movimientos, notarás la diferencia en el icono de color azul que muestra tu ubicación.

Cuando la ubicación no es exacta, el radar azul muestra una imagen mucho más abierta abarcando un rango mucho más amplio debido a que no detecta con mucha precisión la ubicación exacta.

Después de haber realizado el truco notarás que la imagen del radar se verá mucho más pequeña, lo cual significa que está detectando una localización más precisa y podrá decirnos la dirección exacta hacia la que estamos apuntando el móvil.

Cómo saber hacia qué dirección estás orientado en Google Maps
Con la mejora en la precisión, el radar abarca una zona más reducida.

También notarás que la aplicación de Google Maps te mostrará la precisión de la brújula actual en la parte inferior de la pantalla, indicando si el nivel de presición es baja, media o alta.

De esta manera, también podrás darte cuenta de cómo ha mejorado la precisión en la ubicación del dispositivo.

Esperamos que esta información te sirva para no andar desorientado buscando direcciones y sin saber si estás yendo hacia el norte, hacia el sur, hacia el este o hacia el oeste.

Dice el dicho que caminando se llega a Roma, no pretendemos que hagas una cosa semejante, pero con la orientación adecuada y la brújula bien calibrada llegarás a cualquier parte sin ningún problema.