La huella dactilar, el iris, tu rostro, la forma de tu corazón… Los sistemas biométricos de seguridad no dejan de sorprendernos con nuevos y revolucionarios métodos para desbloquear nuestros móviles y realizar compras sin necesidad de elaborar y recordar tediosas contraseñas.

Hasta ahora habíamos visto algunos relativos a zonas de nuestro cuerpo que son únicas. Y es que aunque haya más de 6.000 millones de habitantes en la Tierra, no hay dos huellas iguales.

No hay un método de seguridad que sea infalible al 100%

No obstante, recientemente se especuló sobre la dificultad de hackearlos partiendo de la premisa de que cualquier sistema de seguridad, por muy robusto que parezca, no es infalible.

Así, hemos visto en los últimos tiempos cómo internet se llenaba de gente tratando de engañar al Face ID de Apple.

Las debilidades de los sistemas biométricos actuales

Un reciente estudio ha demostrado que las huellas dactilares pueden ser replicadas usando un escáner y una impresora con tinta especial en cuestión de solo 15 minutos.

El reconocimiento facial también puede ser engañado, aunque no es igual de sencillo hacerlo en un terminal u otro. En el caso del Samsung Galaxy S8 basta con usar una foto de carnet, como explican en iPadizate. Para el iPhone X, podría bastar máscaras en 3D o personas que se parezcan… Basta con intentarlo unas cuantas veces.

Hasta el revolucionario Face ID del iPhone X puede ser hackeado

Muchos expertos en seguridad aseguran que el siguiente paso en la biometría será fijarse en aspectos verdaderamente únicos y que no puedan ser engañados cuando por ejemplo una persona está dormida, inconsciente o muerta. Sirva como ejemplo la forma de andar de una persona.

Pero el Daily Mail se hace eco de un método que va mucho más allá: nuestros fluidos corporales, concretamente el sudor, podrían servir para desbloquear tu móvil. De hecho, los avances son tales que se estima que será cuestión de un lustro que podamos hacerlo realidad.

Olvídate de la huella dactilar o tu rostro y desbloquea tu móvil con tu sudor. Zona Geek

¿Cómo funcionará el sistema de desbloqueo por sudor?

Las moléculas del sudor son únicas y podrían usarse para identificar a alguien que porte un gadget en su mano: móviles, ordenadores, tablets, smartwatches… De este modo, no habrá máscaras o trucos para falsearlo. De momento.

Y es que las secreciones de nuestra piel contienen pequeñas moléculas o metabolitos que pueden analizarse devolviendo resultados particulares para cada persona.

Todo sería cuestión de crear perfiles de sudor tras un tiempo inicial en el que el dispositivo monitorizaría los niveles del usuario en varias franjas horarias del día. Así, personas que trabajan durante la noche tendrían un perfil muy distinto a aquellos que trabajan diurnamente.

Además, habría que tener en cuenta otros factores como la edad, el sexo, la raza y el estado fisiológico del individuo para elaborarlo. Una vez completado, el dueño podría identificarse a la perfección solo con coger el dispositivo con sus manos o llevándolo, como en el caso de los relojes inteligentes. Así de fácil y rápido.

El doctor Jan Halámek de la Universidad de Albany en Nueva York, explica sus avances:

Estamos desarrollando una nueva forma de seguridad que podría cambiar por completo el proceso de autenticación actual. Usar el sudor como identificador evitaría el hackeo por parte de potenciales intrusos.

Halámek, doctor en química y coautor del estudio de esta curiosa tecnología, asegura que es cuestión de solo 5 años. Con el sudor, todo son ventajas: ni hay que memorizar contraseñas, ni se puede hackear con métodos físicos, pueden usarlo personas con problemas de movilidad…