El auge de las criptomonedas ha provocado que el interés de los ladrones también aumente. Pese a la caída histórica del valor del Bitcoin, los delincuentes siguen fijándose en esta divisa digital para hacer de las suyas, como hemos podido comprobar en las últimas horas.

Aunque parezca complicadísimo robar criptomonedas al ser elementos digitales, los ladrones se las apañan con diferentes técnicas, por ejemplo, enviando amenazas de bomba. Algunas instituciones internacionales pueden dar fe de ello tras verse obligadas a evacuar varios edificios por culpa de unos estafadores que querían hacerse con bitcoins.

Amenazas de bomba a cambio de bitcoins

Este pasado jueves 13 de diciembre fue un día complicado para algunas empresas, colegios, hospitales y organizaciones de Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda. Según relata The Verge, estafadores reclamaron a estos centros una alta cantidad de criptomonedas a cambio de no denotar las bombas que habían instalado en sus edificios.

Las amenazas, comunicadas a través de correos electrónicos, provocaron que algunas de las instituciones decidiesen evacuar inmediatamente a todas las personas para evitar los daños posibles. Afortunadamente, los agentes de seguridad comprobaron poco después que las amenazas de bomba eran falsas.

Estafadores han enviado amenazas de bomba para pedir bitcoins. Forbes México

20.000 dólares en criptomonedas era exactamente lo que pedían esos estafadores antes de que terminase el día. Si la orden no era cumplida por los amenazados, una persona recluta se encargaría de explotar las bombas, algo que también haría si avisaban a la policía o tenían un comportamiento extraño.

Para que las víctimas llevasen a cabo la petición de los estafadores, estos incluyeron en los correos los monederos en los que tenían que ingresar las criptomonedas. La dirección de cada una de esas billeteras es diferente, complicando la tarea de los expertos a la hora de averiguar a quién pertenecen.

El FBI ya ha abierto una investigación para dar con los que están detrás de estas amenazas de bomba, aunque lo tendrá complicado porque estos se han tomado muchas molestias en ocultar su identidad.