El coche eléctrico está derribando todas las barreras y obstáculos que se presentan a su paso. Si Tesla comenzó a acaparar volúmenes de ventas a un ritmo mayor que los clásicos fabricantes del sector, ahora son las propias marcas convencionales las que están apostando en gran medida por acompañar este éxito. Ahora bien, ¡a qué precio!

El mejor ejemplo de ello nos lo muestra Ford, uno de los fabricantes que más ha apostado por la tradición en cuanto a los bloques mecánicos. Es cierto que en Europa se ha dejado llevar por las corrientes comerciales presentes en este peculiar mercado, pero en Estados Unidos, su ecosistema fundamental, se ha mantenido fiel a sus clásicos principios. Hasta ahora.

La denominación Mustang acompañará al primer coche eléctrico concebido para tal fin de Ford

¿Quién nos iba a decir que la mítica F-150, la camioneta por definición, iba a compartir mercado con un SUV completamente eléctrico? Es más, ¿y si este nuevo integrante contase con una denominación Mustang? He aquí la mejor prueba de lo rápido que se adaptará el sector al coche eléctrico en los próximos años. ¿Un Mustang eléctrico? Sí, así es.

La marca más destacada de Estados Unidos en cuanto a automoción se refiere, ofrecerá su primer modelo diseñado exclusivamente para ser eléctrico. El apellido Mach E, filtrado hace ya unos meses, servirá de testigo para lanzar una nueva gama de automóviles que espera cambiar la visión de la compañía en el medio plazo. Ahora bien, ¿estamos ante un proyecto residual? Ford quiere rentabilizarlo pronto.

Por ello, la marca apostará por una línea que se bastará únicamente baterías y motores eléctricos. ¿Estamos, por tanto, ante el fin de bloques V8 y todo lo relacionado con su tradición histórica? Por el momento, el CEO de la compañía cree que muy pronto se obtendrán beneficios con este Mustang Mach E. Veamos por qué afirman este resultado potencial.

Ford Mustang Mach E, una arriesgada apuesta con garantías

Jim Hackett, en declaraciones concedidas a Bloomberg ha afirmado que este modelo será rentable desde sus comienzos. De confirmarse, estaríamos ante una rotura con la tónica tradicional en el segmento del coche eléctrico, donde siempre ha sido normal producir unidades con esta mecánica con pérdidas al comienzo. Y bien, ¿por qué lo creen así?

El Ford Mustang Mach E estará disponibles hasta en 5 diferentes versiones. Ford

En la entrevista ofrecida a la facción tecnológica del medio internacional, se ha destacado que el único retorno que se deberá cubrir a lo largo de los próximos meses será el de la inversión en investigación y desarrollo realizada durante los últimos años. No obstante, es importante destacar que todos los fabricantes deben hacer frente a estos costes, independientemente de la mecánica.

El Mustang Mach E deberá lidiar con el peso que conlleva contar con tal calificación

Una de las cualidades que es preciso destacar de este proyecto es el tiempo utilizado en el diseño, producción y comercialización de este Mustang Mach E. En apenas 3 años, con todo lo que implica invertir en una tecnología completamente distinta, se ha conseguido introducir un producto que competirá con SUV´s que han requerido más tiempo para ser implantados. Esto, como es lógico, tiene ventajas.

Este automóvil futurista ha sabido combinar el peso que conlleva portar una denominación fundamental para explicar la historia de la marca, con un nuevo jugador en el tablero de la automoción. Por el momento, el mercado en su conjunto ha dado un respiro a Ford en su camino a la electrificación. Ahora bien, ¿cuáles son las armas con las que luchará este nuevo actor en el segmento sin tubo de escape?

Cuáles son las armas con las que competirá el Mustang Mach E

Este SUV, enmarcado en el segmento D, no ha escogido encuadrarse en dicho nicho por amor al arte. Su papel fundamental es competir, directamente, contra los Model Y y resto de automóviles que tendrán baterías bajo los asientos como única fuente de desplazamiento. ¿Cómo pretende diferenciarse? Toda una batería de medidas permitirán ser competitivo en el futuro.

El Ford Mustang Mach E se convertirá en el primer coche eléctrico de producción creado por la firma estadounidense. Green Car Reports

La primera de ellas radicará en sus diferentes niveles de autonomía. Estará disponible en 2 versiones de batería, la SR/Standard Range, de 75,7 kWh y 288 celdas, y la ER/Extended Range, de 98,8 kWh y 376 celdas. De este modo, podrán cubrirse distancias hasta los 483 kilómetros teóricos. En cuanto a su sistema de carga, podrá disfrutar de un máximo de potencia de 150 kW.

Habrá un total de 5 versiones a elegir del Ford Mustang Mach E

Se podrá elegir hasta en un máximo de 5 versiones; Select, Premium, California Route 1, GT y First Edition. Algunas de ellas tendrán una mayor aspiración dinámica, mientras que otras buscarán la comodidad y confort entre los ocupantes. Ahora bien, ¿qué se incluye a nivel de infoentretenimiento? Del interior, llama la atención su pantalla de la consola central, inspirada en la del Tesla Model S.

Ya es posible reservarlo mediante el pago de un depósito de 500 dólares. Sin embargo, las primeras unidades no estarán disponible hasta la segunda mitad del próximo año. ¿Merecerá la pena esperar todos estos meses? Tal y como se apunta desde la marca, todo parece indicar que el nivel de implicación ofrecido sí se verá rentabilizado.