El meteórico ascenso de Huawei ha consagrado a esta compañía china como uno de los fabricantes de teléfonos móviles a tener muy en cuenta. Pese a su éxito, las últimas semanas de Huawei han sido harto complicadas por su enfrentamiento directo con Estados Unidos, país al que va a demandar por considerar que sus medidas son totalmente injustas.

La polémica con el Gobierno de Donald Trump no ha sido la única protagonizada por la firma asiática, que ahora se enfrenta a acusaciones de falsificación de fotografías. Según informa The Verge, parece que Huawei ha vuelto a coger una imagen tomada por una cámara réflex para promocionar uno de sus dispositivos.

Huawei es pillada falsificando fotos (de nuevo)

Huawei está inmersa en la promoción de su teléfono P30 Pro, que no será presentado hasta el 26 de marzo, pero del que conocemos ya la mayoría de características. Lo más esperado de este dispositivo es su cámara, llamada a revolucionar el mercado con sus cuatro sensores traseros y un 7.8x de zoom en uno de ellos al menos.

Para demostrar que su próxima cámara tiene gran potencial, Huawei ha publicado una serie de fotos tomadas por esta, supuestamente. Una de las imágenes presentadas por la compañía muestra perfectamente cómo la lava sale de un volcán, demostrando que el zoom del P30 Pro ofrece muy buenos resultados.

Huawei ha vuelto a utilizar una foto tomada por una cámara réflex para promocionar su P30 Pro. OptiMagazine

Cualquiera podría animarse a hacerse con el Huawei P30 Pro si ve esta fotografía, aunque la realidad que se esconde detrás de ella es muy diferente. Tal y como ha revelado GSMArena, la imagen fue tomada por una cámara réflex hace casi una década y está disponible en Getty Images. La del volcán no es la única foto falsificada por Huawei en esta campaña, ya que sucede lo mismo con otra imagen en la que se ve a un niño con varios patos.

La compañía china es reincidente en este aspecto tras haber recibido las mismas acusaciones en agosto de 2018 durante la promoción de su Huawei Nova 3. Al igual que ha ocurrido ahora, el fabricante intentó engañar al público haciéndole creer que cierta foto había sido hecha por la cámara del terminal, cuando realmente había sido tomada por una cámara réflex.