Desde hace unas semanas, los hospitales de toda España y, en la gran mayoría de países que están sufriendo los estragos del Covid-19, están comenzando a desbordarse. La capacidad de los centros sanitarios está siendo insuficiente para atender todos aquellos pacientes que llegan con síntomas de esta enfermedad. Aquellas personas que requieren de asistencia llegan con pronóstico leve, grave o muy grave.

¿Dónde está el problema? La clave para entender por qué se está produciendo un colapso se encuentra en el número de Unidades Cuidados Intensivos (UCI). Este tipo de asistencia está llegando a su límite de capacidad en muchas áreas geográficas y no dar a basto puede ser especialmente peligroso. Al fin y al cabo, insuficiencias respiratorias pueden ser tratadas únicamente aquí.

La mayor parte de países requiere urgentemente respiradores para tratar el Covid-19

Seguro que has leído, visto o escuchado cómo el personal médico y sanitario reclama, además de los llamados EPI, respiradores para tratar a aquellos pacientes que requieren de ventilación. Dada la situación actual, algunas fuentes apuntan a que se está comenzando a hacer triaje entre los nuevos pacientes que llegan a los hospitales. Si no es así, lo más probable es que termine ocurriendo.

Ante esta anómala situación, el personal médica debe hacer una rápida selección en relación a cuáles de los pacientes tienen más probabilidad de vivir. En estos casos, la población más envejecida tiene todas las papeletas de quedar relegados a ser atendidos en última instancia. ¿Y si una inteligencia artificial sirviese para detectar qué persona pudiese tener más probabilidad de sobrevivir?

Según se puede leer en el portal Interesting Engineering, un programa diseñado exclusivamente para tomar un veredicto podría ser fundamental en esta lucha. Se está viviendo un momento de excepcionalidad, por lo que recurrir a un programa de estas características podría ser fundamental para saber con más acierto cómo se puede salvar a un mayor número de personas.

Una inteligencia artificial capaz de detectar anomalías pulmonares

El estudio realizado anteriormente a la creación de este programa de aprendizaje continuo incluyó múltiples variables. Entre ellas, curiosamente, se descartó la edad del paciente y el sexo. Esto llama todavía más la atención teniendo en cuenta cómo la mayor parte de las personas que fallecen a consecuencia de la enfermedad pertenecen a la tercera edad y, en mayor proporción, son varones.

El sistema sanitario de muchos países se está viendo desbordado por el Covid-19. Navarra.com

Se incluyeron otras variable que se fueron agregando conforme los expertos entendían en mayor medida qué cambios se producían en el cuerpo al contraer el coronavirus. Finalmente, se decidió apostar por 3 factores clave; los niveles de enzimas hepáticas alanina aminotransferasa (ALT), el de hemoglobina y el dolor que experimentaba el paciente en zonas muy concretas.

El estudio ha sido llevado a cabo con pacientes de Covid-19 en China

En total, se realizó una base de datos que incluyó un total de 53 personas que habían contraído el Covid-19 y que se encontraban en 2 hospitales de la ciudad de Wenzhou, en China. Tras ello, se pudo comprobar cómo aquellas personas que sufrían más rápidamente un cambio en dichos niveles tenían una mayor probabilidad para sufrir importantes daños en el tejido pulmonar.

Por otro lado, se está realizando otro programa para conseguir detectar con más probabilidad cómo puede afectar a la recuperación la presencia del coronavirus en los pulmones a través de radiografías. ¿Recuerdas cuando Google desarrolló una innovación para detectar tumores a través del análisis de imágenes? El funcionamiento para detectar una fase temprana de esta enfermedad podría ser realidad en el futuro.

Mayor conocimiento de la enfermedad antes de contar con una vacuna

La humanidad se enfrenta en estos momentos ante uno de los mayores desafíos de la historia moderna sin tener en cuenta los conflictos bélicos. Estamos en un momento en el que la prueba y error se ha convertido en la forma de actuar ante las necesidades imperantes por buscar una solución. Esto seguirá siendo así mientras no se encuentre la ansiada vacuna que ya está siendo buscada.

Los ordenadores podrán poner su grano de arena con la creación de inteligencia artificial. El diario

En la actual situación, el mundo de la robótica y la informática ya está intentando dar soluciones a través de los datos analíticos. Conforme más información se tenga de este virus, antes se podrá poner solución a una pandemia que ya está generando movimientos sísmicos a nivel económico y, fundamentalmente, social. ¿Podrá hacer estas áreas de la innovación más de lo que se está realizando?

Hace tan solo unos días te mostramos cómo China había utilizado tecnología para acabar con la expansión del coronavirus. ¿Podrá en marcha el resto de países medidas semejantes a lo largo de las próximas semanas? Habrá que esperar todavía un poco para conocer más sobre cómo se está atajando el problema de orden mundial en cada caso.