El boom de las impresoras 3D tiene un nuevo objetivo: las zapatillas. La compañía Nike, una de las más destacadas en el mercado deportivo, se ha propuesto utilizar esta técnica para crear sus nuevos productos, demostrando que el futuro será muy diferente gracias a ella.

Como leemos en Wikipedia, la impresión en 3D permite crear un objeto tridimensional mediante la superposición de capas sucesivas de material. Esta técnica ya promete poner fin a las listas de espera con los órganos 3D. Y no solo eso, sino que también avisa con cambiar la producción de vehículos, ¿lo logrará?

Las aplicaciones de las impresoras 3D son tan variadas que hasta te permiten tener un tercer pulgar a medida, aunque no sirva para mucho. Sin embargo, vamos a centrarnos en un sector muy prometedor, el de las zapatillas. La firma estadounidense quiere revolucionar el sector y empezar una nueva era liderada por la impresión en tres dimensiones.

Desde el fútbol americano hasta el running, las zapatillas fabricadas por impresoras 3D amenazan con convertirse en una herramienta indispensable para realizar deporte. Pero, ¿en qué consiste el proyecto de Nike? ¿Qué diferencias hay con el calzado realizado a mano?

Los runners tienen un nuevo arma

El nuevo plan de Nike pasa especialmente por esas impresoras de objetos en tres dimensiones. Para empezar, han querido centrarse en una parte de su producción: las zapatillas para runners, esos deportistas que hacen miles y miles de kilómetros corriendo.

Para demostrar su potencial, y según informa Popular Science, Nike hackeó una impresora 3D. ¿El objetivo? Crear el calzado para runners de élite, esos que se dedican a correr maratón tras maratón. Este proyecto nos ha permitido conocer las ventajas de este tipo de fabricación, reflejadas a la perfección en las Nike Flyprint.

El anterior vídeo muestra cómo ha sido el proceso de creación de las mismas, donde la impresora 3D ha participado con especial importancia. Como has podido ver, el material empleado es textil, por lo que nos podemos olvidar del plástico y otros componentes de menor calidad.

Pero, ¿por qué Nike quiere empezar a fabricar zapatillas de esta forma? El diseño y el rendimiento de cada calzado está centrado en cada deportista gracias a una serie de datos que son tomados en la fase de preproducción. Con esa información, Nike decide cómo debe ser la composición de la zapatilla.

Nike ya avisó de la importancia que la impresión 3D tendría en sus zapatillas

Como bien mencionan desde As, la impresión 3D elimina la resistencia friccional que se crea en el habitual proceso de fabricación. Además, la Nike Flyprint viene con materiales más avanzados que permiten la mejor transpiración del pie.

Solo 100 usuarios tuvieron la oportunidad de correr la maratón de Londres, el pasado 22 de abril, con este innovador calzado. Y no fue nada barato, ya que cada par tiene un precio de 600 dólares. Sin embargo, este es solo el inicio de una nueva era.

El fútbol no se queda atrás

Nike va aplicando esta nueva forma de creación a los diferentes deportes en los que trabaja. El fútbol americano, predominante en Estados Unidos, cuenta con la NFL, la Liga Nacional de Fútbol, formada por varios equipos.

La compañía estadounidense quiere colaborar mano a mano con cada una de esas franquicias, y qué mejor que ayudarles a desarrollar el calzado usado por sus jugadores. Según reportó Medio Tiempo en noviembre de 2017, la NFL iba a crear su propio calzado gracias a una colaboración con Nike y la participación de las impresoras 3D.

Algunas zapatillas de fútbol americano ya han sido creadas por impresión en tres dimensiones, pero Nike quiere llevarlo todo un paso más allá. Para conseguirlo, ha ideado un acuerdo con HP, uno de los fabricantes más importantes de impresoras del mundo, para ofrecer máquinas especializadas a cada uno de los equipos.

Nike Vapor HyperAgility Cleat son la primera muestra de las zapatillas que la empresa fabricante ha creado para el fútbol. Gracias a sus elementos impresos en 3D, los deportistas pueden moverse con más facilidad y precisión sin que eso signifique pérdida de velocidad.

Velocidad y precisión son los primeros aspectos potenciados por las zapatillas de Nike, aunque, sin duda, sus mejoras serán muchas en el futuro. La revolución vuelve a estar en manos de la compañía estadounidense, que ya lo había avisado hace tiempo.

Así se inicia el cambio

La impresión de zapatillas en 3D está saliendo a la luz ahora, pero sus comienzos vienen desde muy atrás. 6 o 7 años atrás, Nike y Adidas, las dos todopoderosas deportivas, se propusieron añadir las impresoras 3D a su proceso de fabricación y los resultados ya son claros.

La producción no será solo por su parte, ya que Nike quiere extenderlo todo y aumentar el poder de este tipo de creación. Tal y como refleja ReasonWhy, la compañía afirmó en 2015 que tú vas a imprimir tus propias zapatillas 3D en casa.

Las impresoras 3D pueden crear zapatillas en apenas unas horas. Diario de Navarra

Ahora es raro contar con este tipo de máquinas en el hogar, pero, en el futuro, será mucho más habitual. De esta forma, podrás fabricar todo lo que quieras, incluso unas zapatillas conforme a tus pies, con tus propios diseños y materiales.

El proyecto de Nike pasa por su página web, donde puedes crear tu propio calzado y comprar posteriormente el archivo con todos los datos, para darle vida en tu impresora 3D. "Imagino un futuro en el que podríamos lanzar el archivo de un producto. Entonces, cualquiera podría fabricar su propio producto Nike en su casa o acudiendo a una tienda. Esto no está tan lejos", aseguró en 2015 Eric Sprunk, COO de Nike.

Al igual que las zapatillas creadas por la propia compañía, el alto precio de las mismas hace que no estén a disposición de cualquiera. Sin embargo, el aumento de este tipo de producción podrá facilitar que los costes vayan bajando y que las zapatillas de impresoras 3D puedan estar en nuestros pies en el futuro.