En esta época en el que el término omnipotente se reserva para empresas como Google o Amazon, no hay más que ver cómo el gigante propiedad de Jeff Bezos ha revolucionado el concepto de tienda tal y como lo conocemos olvidándose de colas y de cajas, o de su escuadrón de drones de reparto, otro gurú actual como Mark Zuckerberg vuelve a la palestra con el Flick, una nueva unidad de tiempo.

Sí, has leído bien: una unidad de tiempo como los segundos, minutos u horas a los que estás acostumbrado. Y es que ¿qué es el calendario gregoriano o el sistema sexagesimal para un emporio como el de Facebook que cuenta con WhatsApp o Instagram en su poder? ¿Por qué limitarnos a nuestras medidas temporales tradicionales cuando en muchos casos ya medimos una pausa por anuncios?

De acuerdo con la página de GitHub que documenta este nuevo invento de Facebook, los Flicks son la unidad de tiempo más pequeña que existe a excepción del nanosegundo. Comparando ambas medidas vemos que los Flicks son 1/705.600.000 de segundo por los 1/1.000.000.000 de segundo del nanosegundo. Para que nos entendamos, un Flick es 1,41723356 nanosegundos.

Si mides la publicidad en anuncios, ¿por qué no el tiempo en Flicks?

¡Vaya número más bonito y fácil de recordar! Al más puro estilo del número pi o el número e, el Flick también tiene una buena cola de decimales. Pero probablemente lo que te estés preguntando ahora es ¿para qué necesita Facebook una nueva unidad de tiempo?

Después de siglos de discordia luchando para que los países adopten el Sistema Internacional de medida (cosa que no se ha logrado todavía al coexistir con el Sistema Imperial o anglosajón), ahora va una empresa privada y dificulta aún más la tarea. O no, porque todo tiene una razón de ser que de hecho mejorará nuestra experiencia de usuario consumiendo contenido multimedia.

Flick, la unidad del futuro de internet

Antes de nada, un apunte para comprender el por qué de su existencia. La palabra Flick es un acrónimo de “frame-tick” y solo por eso ya debe orientarte en su uso. Los flicks se han diseñado para ayudar a medir los tiempos de los fotogramas de vídeo de forma individual.

Así que como explica The Verge, si tienes un vídeo con una frecuencia de reloj de 24Hz, 25Hz, 30Hz, 48Hz, 50Hz, 60Hz, 90Hz, 100Hz o 120Hz, podrás usar los flicks para asegurarte de que todo está sincronizado con el audio usando números enteros en lugar de decimales.

Si te suena a chino es normal porque al fin y al cabo está orientado a los desarrolladores de software, aunque seremos los usuarios los más beneficiados.

Origen de Flick. Facebook de Christopher Horvath

Los programadores ya emplean herramientas en lenguaje C++ para gestionar de forma precisa y correcta la sincronización a la hora de incorporar efectos visuales, sin embargo la medida más exacta en código C++ es el nanosegundo, que no sirve para dividir de forma exacta la mayoría de ratios de fotogramas.

Aunque ha sido Facebook el que ha presentado el Flick, esta idea lleva latente entre muchos devs desde hace tiempo. De hecho, el desarrollador Christopher Horvath expuso este problema hace un año en la propia página de Facebook. Pero si alguien puede materializarlo, ese es el grupo de Mark Zuckerberg.

Así que ya sabes, la próxima vez que leas "Flick" no te extrañes: el Sistema Internacional de medida también tiene que adaptarse a estos nuevos y fascinantes tiempos que corren. Ya no solo los humanos tenemos que dejar paso a una nueva generación de robots que podrán sustituirnos en los trabajos, sino que incluso algunas magnitudes fundamentales tendrán que actualizarse.