La llegada del 3D a la tecnología ha supuesto una total revolución de muchos sectores. Una de sus subdivisiones más importantes es la impresión en tres dimensiones, que va a llegar a la automoción incluso gracias a la ayuda de Bugatti. La medicina también se va a beneficiar de ese tipo de impresión y todo apunta a que los órganos 3D podrán poner fin a las listas de espera.

La superficie de proyección de estas obras artísticas puede variar enormemente, incluso puedes ser tú

El mundo de las tres dimensiones está caracterizado, principalmente, por la creatividad. El ejemplo claro es el videomapping, técnica de la que vamos a hablar en este artículo y que te quedará, sin ninguna duda, con la boca abierta. El arte y la tecnología se unen para crear verdaderas obras en pleno urbanismo.

Es muy probable que ya hayas visto algún ejemplo de esta técnica, ya que, durante los últimos años, ha ganado especial relevancia y su uso no para de aumentar. Iglesias, ayuntamientos, edificios abandonados e incluso personas pueden servir como superficie de proyección para el videomapping. Pero, ¿qué representa realmente este término? ¿Cómo se realiza? A continuación, toda la información acompañada de increíbles ejemplos.

La proyección llevada al límite

Tiramos de la enciclopedia que todo lo sabes, Wikipedia, para conocer qué es verdaderamente el videomapping. Según esta web, consiste en "proyectar o desplegar una animación o imágenes sobre superficies reales para conseguir un efecto artístico y fuera de lo común basado en los movimientos que crea la animación (2D y 3D) sobre dicha superficie".

La definición sencilla sería la proyección de vídeos en 2D o 3D que se adaptan en las superficies irregulares sobre las que son emitidos. Esta técnica explota al máximo la creatividad, aprovechando los elementos de las construcciones sobre las que se realiza. Como bien podemos ver en el siguiente vídeo, el nacimiento del videomapping se remonta a 2011 o incluso antes:

El videomapping se ha convertido en la herramienta perfecta para la publicidad, ya que los anuncios son mostrados en lugares muy conocidos y a lo grande. No es lo mismo escuchar un aviso publicitario de 10 segundos en la televisión que verlo acompañado de vídeo y luces espectaculares en la Puerta del Sol de Madrid.

Este arte en 3D juega a la perfección con nuestros sentidos y nos hace creer que el edificio que tenemos delante verdaderamente está cambiando de color, de altura o se está deformando por los laterales. Como bien apunta El Futuro es apasionante, la empresa catalana OnionLab es un referente mundial en este sector, habiendo mostrado ya sus capacidades en acontecimientos como exposiciones, óperas o conciertos.

Aleix Fernández, CEO de la compañía, defiende la importancia del videomapping, al que define como "el espectáculo elevado a la enésima potencia porque el edificio se te viene encima y hay objetos que te pasan por al lado". No hay ninguna duda de que lleva razón, y lo podrás comprobar al ver ejemplos como el siguiente.

El videomapping es una tecnología cada vez más utilizada. El placer del render

La imagen, la luz y el sonido consiguen en apenas segundos convertir una iglesia en un impresionante mural lleno de diferentes miradas. Para conseguir ese efecto, entran en juegos una serie de elementos claves, y así lo podrás confirmar en breve.

¿Qué necesitas para hacer videomapping?

La respuesta a la pregunta planteada arriba nos la proporciona la web Mad Minds Studios. Por un lado, y como es obvio, es necesaria una superficie de proyección, es decir, el lugar en el que se van a centrar el resto de elementos. Como habrás podido ver, puede ser cualquier tipo de edificio, aunque también puede elegirse una superficie completamente lisa.

Contar con una construcción no es imprescindible para llevar a cabo estas proyecciones, y así puedes comprobarlo en el ejemplo que ponemos a continuación. En el mismo, un bailarín actúa acompañado de increíbles efectos visuales y acústicos, todos ellos originados por el videomapping.

Por otro lado, debes contar con el equipo de proyección adecuado, que dependerá enormemente del tamaño de la superficie sobre la que vayas a trabajar. Proyectores los hay de todos tipos y precios, y tienen que ir acompañados de trusses, cables y servidores de vídeo para lograr emitir.

Ahora, pasamos a uno de los integrantes fundamentales de este proceso: el software para la reproducción. Su importancia es tal porque se encarga de analizar la superficie de proyección, es decir, del "mapping". Con este software, los creadores podrán elegir con qué partes de una construcción quieren trabajar o no.

El videomapping se ayudará en el futuro de nuevas tecnologías como la realidad aumentada

El trabajo de los responsables de este elemento es clave, por lo que deben tener grandes conocimientos del tema. Estos trabajadores lograrán que cada parte del contenido se proyecte sobre el lugar elegido de la superficie durante un momento concreto. Por ejemplo, en las ventanas de la iglesia se ve la misma imagen que se proyectará en la puerta cada cinco segundos.

Pero, ¿qué es lo que se emite exactamente? Hablamos del contenido, uno de los últimos elementos de los que conforman este difícil proceso. No hay que pensar mucho para saber qué es exactamente el contenido, es decir, los vídeos que son proyectados sobre una superficie.

La luz, la perspectiva y el sonido son otros de los aspectos de vital importancia en el videomapping. Así lo señalan desde Videocontent, que hace referencia a la relevancia de estos elementos, que permiten que el espectador se integre al 100% en la experiencia que está viviendo ayudando a engañar a sus sentidos.

Eso mismo sucedió en el ejemplo anterior, que tenía como objetivo celebrar el 600 aniversario del Reloj Astronómico de Praga (República Checa). Durante 10 minutos, los espectadores pudieron ser testigos de un espectáculo impresionante que tuvo lugar sobre dicho monumento.

Hasta el momento has podido conocer algunas de las muestras más interesantes del videomapping. Sin embargo, esta técnica no parará aquí y seguirá mejorando con la incorporación de otras tecnologías como la realidad aumentada. El potencial del videomapping es enorme y, con casi toda probabilidad, se convertirá en el mejor amigo de la publicidad y del arte.