Parece que Epic Games está un poco cansada que la mecánica de juego de Fortnite se aproveche para beneficiarse de las construcciones en lugar de salir a combatir abiertamente. Esto es, Epic no quiere que los vencedores "royales" sean aquellos que se conforman con construir y construir sin casi sacar el arma. Existen muchas formas de ser mejor jugador en este título (la práctica, por ejemplo), sin necesidad de abusar del escondite o de la reclusión para que nadie pueda alcanzarnos.

Epic se moja: más luchar y menos construir

Evidentemente esta estrategia, al igual que ocurre en PUBG, es perfectamente legal y está muy extendida hasta en los jugadores profesionales, que prefieren fiarse de lo seguro de las construcciones en lugar de mostrar su talento con las escopetas. Así pues, los desarrolladores del título se están planteando un cambio en esta dinámica para evitar que la victoria caiga en manos de quien acosa con bombas u otras tretas desde las alturas.

1, 2, 3, escondite inglés…

Desde hace un tiempo, son muchos los usuarios de Fortnite que se preguntan si este es un juego en el que ha de primar el escondite tras fortalezas construidas en las alturas para llegar a las fases finales del juego. Si bien esta opción tiene bastantes defensores, el número de detractores es bastante superior y bastante crítico con aquellos que no hacen uso de sus habilidades "guerrilleras".

No les sobra razón cuando aluden al hecho de que lo relevante no es ser buen constructor en Fortnite, sino que la gracia radica en demostrar que uno es lo suficientemente hábil para sorprender al contrario y eliminarlo rápidamente. Para ello uno puede servirse de las construcciones y barreras, pero no basar su partida enteramente en ellas.

El asunto se agrava cuando los constructores pródigos de Fortnite crean un búnker inexpugnable para luego atosigar a sus enemigos a golpe de bombas o a escopetazo limpio. Bien, pues esta estrategia parece tener los días contados, ya que a Epic no le ha gustado descubrir que la mayoría de usuarios se dedican a hacer sus particulares fortalezas, disminuyendo mucho la variedad del juego y la calidad de la partida.

Epic podría limitar los recursos disponibles para evitar tanta construcción

Lo que no está aún claro es cómo van a hacer esto, dicho de otra forma, cómo van a implementarlo en el juego. Desde la compañía afirman que es importante respaldar una variedad de estrategias para conseguir la victoria, evitando que la gente abuse hasta la saciedad de las fortalezas-trampa que tan de moda se han puesto últimamente. Es por esto que Epic Games cree:

[Q]ue la evolución de Fortnite apoya el uso de una gran variedad de estilos de juego y contrajuego. [Pero] la superioridad de las pistolas, cohetes y la construcción sin límites a la hora de crear estrategias de combate es tan predominante en el círculo final que casi todas las otras estrategias han dejado de existir".

Quizás la declaración clave que aquí se apunta es la de la "construcción sin límites", por lo que la compañía podría decidir capar o nerfear la cantidad de recursos disponibles u otros cambios que pudieran tener un impacto directo al final de la partida. No sería de extrañar que esto terminase por cumplirse después de que Epic decidiera limitar la potencia de las pistolas, las armas explosivas y la cantidad de munición disponible.

Además, si hay algo que ofrece Fortnite como juego son una cantidad inmensa de posibilidades de salir victorioso en una partida sin concentrarse en una sola forma de juego. Con esto, Epic anima a los jugadores a no ser tan "acomodados" y a demostrar la brillantez de sus tácticas y estrategias, al mismo tiempo que prueban su habilidad en el campo de batalla.

En la variedad está el gusto

Cualquiera persona que haya jugado a Fortnite, aunque haya sido poco, sabe que es un título en el que prima la estrategia y la capacidad de adaptarse a lo que sucede a cada minuto. No obstante, si todos los usuarios se empecinan en usar una misma estrategia al final de la partida, será muy complicado evitar que no gane la partida aquel que construya mejor o más rápido, dejando al resto de jugadores con menos posibilidades que nunca.

Fortnite necesita un cambio que impida el "abuso" de ciertas estrategias

Y dirás, ¿pero esto es lícito, no? Pues sí, es completamente aceptable, pero no es algo divertido o deseable en una partida. Si una compañía decide que es hora de reconfigurar el sistema de construcción, es porque ha detectado que existe una cierta desigualdad a la hora de ganar una partida y, si esto ocurre, corre el peligro que muchos de los usuarios que prefieren otras estrategias terminen por abandonar el juego. Y esto, Epic, no se lo puede permitir.