El 4K ya llega, el 4K son los padres, el 4K acabará con tu retina, el 4K es una farsa griega… Estas son declaraciones que podrías escuchar en un bar de "no-frikis" a las 5 de la mañana, mientras te tomas un cóctel cualquiera. Pero tú, que eres más "friki" que nadie sabes que todas esas declaraciones son absurdas patrañas, y quieres, cueste lo que cueste, hacerte con una nueva consola con posibilidades 4K.

Potente no, simplemente bestial

Lo que no tienes muy claro es por qué opción decantarte, si por una Xbox One X o por una PS4 Pro. Pues hoy es tu día de suerte, olvídate de cotilleos de barra y otras historias, y escucha estas 8 buenas razones que te damos para comprarte la consola definitiva: la Xbox One X.

1. Xbox One X es una consola mucho más potente

La [Xbox One X](http://amzn.to/2xgJ3rg ) será la consola con 4K más potente del mercado, bueno, realmente será la consola más potente de todo el mercado. Sus 6 teraflops de potencia gráfica, unidos a sus 12 GB de RAM GDDR5 y su procesador AMD de ocho núcleos a 2,3 GHz superan, con creces, las especificaciones de la PS4 Pro (4,2 teraflops, 8 GB de RAM y procesador a 2,1 GHz).

Esto permitirá, a la consola de Microsoft, un mayor desempeño a la hora de trabajar con texturas y renderizados 4K, pudiendo competir más directamente con las tarjetas gráficas para PC preparadas para el 4K. A pesar de que la PS4 Pro también es capaz de mostrar contenido 4K, no puede hacerlo de cualquier forma, pues los fps de los títulos en la Pro pocas veces rebasan los 30 fps.

Con esto nos referimos a que la potencia de la PS4 Pro no es suficiente para mover 4K a 60 fps constantemente pues, incluso en aquellos títulos triple AAA (y gráficamente más exigentes) que disponen de tal opción, existen ciertos problemas en el rendimiento, como atestigua Eurogamer en su artículo.

Juego 4K de verdad, con una fluidez pasmosa

Y no sólo se queda aquí la cosa, no. Imagínate que los desarrolladores quieren ofrecerte un juego con resolución 4K, pero que también permita resoluciones diferentes con una mayor fluidez y calidad de texturas. Aquí, la potencia de la Xbox One X permitirá que las texturas sean mucho más ricas, con más detalles e incluso manejar un antialiasing muy superior al de la PS4 Pro.

2. Juego 4K nativo realmente fluido

Aunque la PS4 Pro puede ofrecer un juego 4K nativo, es cierto que tiene ciertos problemas a la hora de ofrecer un juego a 2160p/60 fps. Para muchas y muchos esto puede no suponer un problema, pero si realmente buscas una experiencia 4K real, la Xbox One X es sin duda la consola a escoger.

La potencia de la nueva Xbox va a permitir que el juego a 4K nativo (o escalado) sea más fluido que el de la Pro, sin ningún tipo de duda. A mayor músculo, más fuerza, y a mayor fuerza gráfica, mayor será el rendimiento de cualquier videojuego a 4K.

Obviamente, hay que ser cautos a la hora de echar a volar la pluma y la imaginación, ya que ni la PS4 Pro, ni la Xbox One X, de momento, están en calidad de competir con las mejores tarjetas gráficas del mercado, como puede ser la Nvidia GTX 1080Ti.

3. Reproductor Blu-Ray 4K de serie

Una de las decisiones más raras y controvertidas de Sony con su PS4 Pro fue la no inclusión de un reproductor Blu-Ray 4K en su PS4 Pro, lo que se hace aun más raro si tenemos en cuenta que Sony ha sido uno de los mayores impulsores y defensores del formato Blu-Ray.

Todos tus juegos mejor sólo en Xbox One X

Cierto es que aún no existe mucho contenido 4K en este formato y que las descargas digitales de vídeo y juegos están acaparando el mercado poco a poco. Aun así, nos parece imperdonable que la PS4 Pro no cuente con un reproductor a la altura de la competencia (la Xbox One S también dispone de lector Blu-Ray 4K) pues nunca está de más lo que no está de menos.

4. Los juegos se verán mejor: sí o sí

A diferencia de la PS4 Pro, en la que los desarrolladores han de incluir una serie de mejoras si desean que su título luzca mejor en 4K, o en cualquier otra resolución, Microsoft ha prometido que la Xbox One X mejorará todos los títulos ya de por sí, aunque los creadores del juego no incluyan ningún tipo de incremento en la calidad de las resoluciones.

La potencia de Xbox One X (izquierda) es muy superior a la de la PS4 Pro (derecha) en Rise of the Tomb Raider. Dual Shockers

Esto es algo que puede no parecerte relevante, pero lo es, ya que la propuesta de Microsoft no se queda en un aumento de la belleza y detalle de los títulos preparados para el 4K, sino que se han preocupado porque la Xbox One X te ofrezca la mejor resolución gráfica para cualquier título que desees echarle.

5. No sólo la imagen, el sonido también mejora

La nueva consola de Microsoft contará con la mejor experiencia para el audio, tanto de tus juegos como de tus películas. La Xbox One X contará con Dolby Atmos de serie y con un formato propiedad de Microsoft llamado HRFT.

¡Retrocompatibilidad hasta con la Xbox original!

La PS4 Pro no es compatible con el códec Dolby Atmos, pero la One X sí será capaz de proporcionarte el sonido surround con efectos 3D envolventes más puntero hasta la fecha, en los títulos y películas compatibles.

Para ello necesitarás un sistema de altavoces con (al menos 7 canales) o unos cascos/auriculares compatibles, ya que Microsoft se ha asegurado de que su consola sea compatible con el Dolby Atmos for Headphones. ¿Suena bien verdad?

Sobre las siglas HRTF (Head Related Transfer Functions) aún no se conoce demasiado pero, según la información de Microsoft, es un estudio sobre la forma en la que el sonido llega a nuestras orejas y oídos.

Entendemos que los de Redmond quieren ofrecer un formato de audio 3D a través de cascos/auriculares que permita una calidad muy superior a los estándares actuales, consiguiendo resultados similares al uso de altavoces para los efectos surround.

Xbox One X será compatible, de serie, con el mejor códec de audio surround: Dolby Atmos. The Next Web

Así que ya lo ves, la Xbox One X no sólo te regala la vista, también te regalará el oído, por lo que su versatilidad como consola y centro de entretenimiento está más que asegurada.

6. Retrocompatible con todo lo que tengas, o casi

Xbox One X será retrocompatible con los títulos de Xbox One, Xbox 360 y algunos de la Xbox original. Esto es algo que Sony no ha querido o no ha podido ofrecerte, por lo que si tienes muchos títulos Xbox de las dos generaciones anteriores, la Xbox One X te permitirá recuperarlos y disfrutar de una experiencia visual mejorada.

(Subtítulos disponibles en español)

7. De consola a PC y de PC a consola, así sin más

Existen títulos que ya están disponibles tanto para Windows 10 como para Xbox One, es decir, que pueden ser descargados e instalados indistintamente en una u otra plataforma e incluso continuar la partida donde la habías dejado.

La consola más potente y más pequeña del mercado

Imagínate que quieres jugar a un juego de tu Xbox One en el PC con Windows 10 sin conectar la Xbox al monitor, o quieres usar un título que tienes instalado en Windows 10 en el televisor conectado a la consola. Bien, pues esto es perfectamente posible en aquellos juegos que lo permitan. La Xbox One X se beneficiará, aún más si cabe con su renovada potencia, de esta genial posibilidad que sólo Microsoft te ofrece.

8. Un diseño tan compacto que te quedarás con la boca abierta

En este apartado Microsoft se merece una medalla. No sólo es la Xbox One X una consola súper potente, sino que también es sexy y estilizada. Tanto es así, que la Xbox One X será la consola de nueva generación más compacta del mercado. Has leído bien, más pequeña incluso que la PS4 y la Xbox One S, lo que es uno de los hitos de diseño más grandes de los últimos tiempos.

Xbox One X forever and ever

Si estas 8 razones de gran peso no te han convencido aún, estamos seguros de que nada podrá hacerlo, así que nuestra recomendación es que te vuelvas a leer este artículo detenidamente y dejes de soñar con otras posibilidades alternativas. A no ser que quieras gastarte los dineros en un PC muy potente, el juego 4K llegará realmente con Xbox One X, palabrita.

Piensa en que estarás haciendo una inversión que no sólo te permitirá tener la consola más potente que se ha creado, sino que contarás con un verdadero centro de entretenimiento 4K en tu salón y con un tamaño realmente reducido. Quizás te asuste el precio inicial de la One X, pero si cumple lo prometido, que lo hará, valdrá cada uno de los euros, dólares, pesos, o doblones que te gastes. Venga, ¡salta al 4K!