En Urban Tecno somos muy amantes de la tecnología aeroespacial, por lo que la NASA y SpaceX son protagonistas a menudo de nuestros artículos. Tanto la agencia estadounidense como la compañía de Elon Musk presentan de forma habitual nuevos proyectos que nos quedan totalmente alucinados. Desgraciadamente, tenemos que olvidarnos de esto durante unos días.

El cierre de gobierno en Estados Unidos ha dominado gran parte de las noticias, por lo que es posible que ya sepas que tiene consecuencias en todas las administraciones. Sí, la NASA también se está viendo afectada por un "shutdown" que lleva casi tres días en el momento en el que se escribieron estas palabras.

Aunque el cierre solo lleva tres días, las consecuencias ya se hacen notar

Trabajos como el viaje por la nebulosa Orión de la NASA quedan paralizados por un desacuerdo entre demócratas y republicanos que también afecta a SpaceX, la empresa privada. ¿Influye esto en los planes de colonizar Marte o llevarte a cualquier lugar del mundo en menos de una hora?

Esperemos que este parón no dure tanto tiempo como para repercutir en estos planes a largo tiempo de SpaceX, pero sí lo está haciendo con otros más inmediatos. Tanto la compañía de Musk como la NASA son dos de los perjudicados por el cierre. ¿Cuáles son las consecuencias? ¿Ha provocado este "apagón" el retraso de algún proyecto?

Un desacuerdo que llega a la NASA

El tema central de este cierre de gobierno, conocido en Estados Unidos como "shutdown", es el desacuerdo entre los políticos republicanos y los demócratas. Como informa la CNN, estos últimos se oponen a votar una ley de gasto hasta que haya un acuerdo para solucionar el problema del DACA, el programa que protege a los inmigrantes que llegan de niños al país.

Por el otro lado, los republicanos se niegan a negociar sobre ese acuerdo hasta que los demócratas no les apoyen en el proyecto que trata de "mejorar" la seguridad fronteriza. Este tema es bastante polémico, ya que también incluye destinar fondos para el famoso muro que quiere construir el presidente Donald Trump.

La NASA también se ve afectada por el cierre del gobierno en Estados Unidos. Libertad Digital

El desacuerdo entre ambos bandos ha provocado el cierre del gobierno en Estados Unidos, es decir, la suspensión de todos los servicios públicos, excepto aquellos considerados "esenciales", como leemos en Wikipedia.

La NASA es una de las agencias afectadas directamente por el "shutdown", ya que solo un pequeño grupo de trabajadores seguirá atareado para cuidar la seguridad de aquellos astronautas que están en el espacio. La propia NASA lo explica en su web, donde aclara que la mayoría de empleados se quedan en casa sin recibir la retribución salarial.

Uno de los grandes proyectos de SpaceX debe esperar por culpa de este cierre

Según informan desde Inverse, la NASA sí seguirá adelante con el primer paseo espacial de 2018 de los astronautas Mark Vande Hei y Scott Tingle, planificado para el martes.

Sin embargo, puede que esta hazaña del nuevo año no sea televisada por la cadena de la NASA. El servicio de televisión de la agencia aeroespacial, al igual que su web, no es considerado esencial, por lo que no está activo durante el "shutdown". Pase lo que pase, la retransmisión no será igual que en ocasiones anteriores.

Falcon Heavy, una de las víctimas del "shutdown"

Aunque SpaceX es una compañía privada, su actividad depende del trabajo público de muchos funcionarios. Al activarse este cierre del gobierno, sus proyectos se han visto afectados como si de una empresa pública se tratase.

El medio Mashable informa sobre el gran problema que tiene SpaceX ahora. Su cohete Falcon Heavy tiene programa una prueba de lanzamiento este lunes, obligatoria antes de su salida a finales de este enero.

El "apagón" ha terminado con la cancelación de este test, ya que el Kennedy Space Center, lugar donde iba a realizarse, sí se ha visto afectado por el cierre. Sus empleados no entran dentro de las funciones esenciales, por lo que no volverán al trabajo hasta que se dé por finalizada la extraña situación.

Los planes inmediatos de SpaceX tendrán que esperar por culpa del "shutdown". SYFY

Eso no es todo. Como informa The Verge, SpaceX también necesita el apoyo de la Fuerzas Aéreas de Estados Unidos para realizar la prueba de lanzamiento. Al igual que sucede con el lugar del test, la mayoría del personal de las US Air Force no va a trabajar y no puede ayudar a SpaceX a realizar el despegue.

Al no poder llevarse a cabo esta prueba, la compañía aeroespacial se va a ver obligada a retrasar la salida de Falcon Heavy, planeada para finales de enero. Este retraso representa solo una de las consecuencias que están sufriendo tanto la NASA como SpaceX desde que el cierre de gobierno se hiciese realidad el pasado viernes.