Hoy es un día triste, muy triste para la comunidad científica. El legendario físico inglés Stephen Hawking ha fallecido a la edad de 76 años en su casa de Cambridge, como podemos leer en The Guardian.

Pero Hawking no era solo el mejor físico desde Albert Einstein, también era una gran persona, algo que demostró a lo largo de su vida con declaraciones y acciones que evidenciaban que no vivía encerrado en su laboratorio sino que le importaba la humanidad. Además tenía un sentido del humor bastante peculiar.

Su trabajo en el área de la física teórica le valió incontables galardones, consagrándole como una de las voces claves a la hora de entender eL universo en el que vivimos. Decir adiós a una persona y científico como él es duro, por eso queremos rendirle nuestro pequeño homenaje rememorando 5 aspectos relativos a su vida y obra.

Stephen Hawking, el mejor físico desde Albert Einstein. T13

Le diagnosticaron Esclerosis lateral amiotrófica con 21 años

Stephen Hawking nació en Oxford, ciudad en la que se matriculó para estudiar Ciencias Naturales (aunque él deseaba estudiar matemáticas, pero no había esa disciplina en el University College). Ya en la universidad descubrió su pasión por la física, especializándose en termodinámica, relatividad y mecánica cuántica.

La vida media de una persona con ELA es de 3 años

Tras finalizar, acudió a Cambridge a realizar sus estudios de posgrado. Al poco tiempo de llegar le diagnosticaron con ELA, una enfermedad que obligo a Hawking a dejar el remo para progresivamente ir viendo cómo disminuía su movilidad hasta llegar a la silla de ruedas y su característica voz computerizada.

Según Live Science, la vida media de una persona diagnosticada con Esclerosis lateral amiotrófica es de solo 3 años, con solo un 5% logrando vivir 20 años o más.

Descubrió los límites del universo

Estudiando la investigación de su colega Roger Penrose, Stephen Hawking demostró que siguiendo la teoría de la relatividad de Albert Einstein, el espacio y el tiempo tenían que tener un principio y un fin definidos, es decir, que el universo tenía límites: todo comenzó con el Big Bang y acabaría con agujeros negros.

Unificando la relatividad general con la teoría cuántica elaboró la teoría de que los agujeros negros no son completamente negros, sino que emiten radiación y tarde o temprano, desaparecen.

Los agujeros negros son grandes distorsiones del espacio-tiempo. La Vanguardia

Su libro Historia del tiempo fue un best seller absoluto

¡Quién nos iba a decir que un libro sobre física iba a ser uno de los más leídos! En 1988, Hawking publicó un libro que, aunque hablaba de sus investigaciones, no se dirigía al público especializado. De este modo, Hawking acercaba la física a personas normales y corrientes, explicándoles cuestiones fundamentales como cómo comenzó el universo y si acabará.

Historia del tiempo es el primer libro de física que es un best seller

El tiempo le dio la razón: 5 años después, seguía estando en la lista de los más vendidos de The Sunday Times e incluso aparece en la lista de los más vendidos de todos los tiempos. Las cifras cosechadas por Historia del tiempo son abrumadoras: más de 10 millones de copias vendidas y traducido a más de 40 idiomas.

Tenía 12 galardones honoríficos, pero se le resistió el Nobel

Entre ellos, en 1982 recibió el prestigioso honor de ser nombrado Caballero comendador de la Orden del Imperio Británico, en 2009 fue reconocido con la medalla presidencial de la libertad y pertenecía a la The Royal Society, que alberga a los científicos, ingenieros y especialistas tecnológicos más eminentes de la sociedad en los territorios del Reino Unido y la Commonwealth.

A nivel científico, se hizo con el Premio Albert Einstein, el Wolf o la medalla Copley. Sin embargo se le resistió el Nobel.

Estaba verdaderamente preocupado por el futuro de la humanidad

Además de acercar sus descubrimientos al ciudadano de a pie, sus declaraciones divertidas y sus grandes ganas de vivir hicieron de él un personaje único, por lo que en 2014 su vida se llevó al cine con La teoría del todo, en la que Eddie Redmayne se ponía en la piel del Dr. Hawking. Su interpretación fue premiada con un Oscar.

No, Stephen Hawking no era un científico al uso. Hawking ha empleado los últimos años de su vida expresando su preocupación por el futuro de la humanidad con nuestros hábitos de consumo actuales.

Alpha Centauri podría ser la salvación de la humanidad

Y es que el británico sabía que los ciudadanos del planeta Tierra consumimos demasiada energía, tanto es así el cambio climático haría de nuestro planeta un lugar impracticable, convirtiéndose en una enorme bola de fuego en menos de 600 años. A no ser que la Inteligencia Artificial acabase con nosotros antes.

Por eso no es de extrañar que en los últimos tiempos se hubiera erigido como una de las voces principales para defender el proyecto Breakthrough Starshot, con la misión final de enviar una sonda al sistema Alpha Centauri, un lugar potencialmente habitable para nuestra especie. La salvación de la humanidad.