Por si aún no lo sabías, Urano tiene un olor muy desagradable que no te gustará nada, y que te será familiar. Aunque creas que no es interesante o relevante, el olor del espacio tiene algo en común con la información que vamos a tratar en este artículo: la importancia de los componentes.

La NASA ha vuelto a sorprendernos al mostrar al mundo los resultados de sus análisis centrados en Titán, el enorme satélite de Saturno. Esta gran luna ha adquirido especial relevancia durante las últimas horas y todo se debe a uno de los elementos que la conforman.

Las creencias sobre la vida en otros planetas pueden dar un vuelco radical con este descubrimiento

Todo debemos agradecérselo a los científicos expertos en astronomía, que no dejan de maravillarnos con sus logros. Ya te hablamos en Urban Tecno del poder de la Universidad de Stanford (California) para emular una lluvia de diamantes en Urano y Neptuno, y, ahora, los científicos de la NASA han hallado algo fundamental para la vida en algunos de esos planetas.

La importancia recae en el cianuro de vinilo, una sustancia que no habrás escuchado en tu vida pero que sí está muy presente en ella. Vamos a descubrir en qué consiste el hallazgo de la Agencia Espacial y por qué puede ser tan importante en el futuro.

Cianuro de vinilo, la sustancia de la vida

El medio Phys ha explicado que la NASA ha encontrado cianuro de vinilo en la atmósfera de Titán, el satélite más grande de Saturno. Este hallazgo ha sido facilitado por la misión Cassini con el telescopio ALMA.

El cianuro de vinilo es de gran importancia, ya que puede proporcionar las membranas celulares necesarias para que la vida microbiana nazca en los océanos de metano de Titán. Si la vida basada en metano pudiera existir, se ampliaría enormemente la cantidad de planetas y satélites que pueden albergar vida.

Titán contiene cianuro de vinilo, una sustancia clave para la creación de vida en los planetas. Muy Computer

El dato clave reside en cómo se forman estas membranas celulares en la Tierra. Estos elementos terrestres están formados de fosfolípidos, compuestos a su vez por fosfato, carbono e hidrógeno. Los fosfolípidos son capaces de crear una membrana celular flexible que aísla al microbio del mundo exterior.

Así se forman esas membranas en una Tierra que basa su vida en el agua, pero ¿cómo sería si estuviera basada en metano? Los microbios necesitarían una sustancia que crease las membranas celulares y, según la NASA, esa podría ser el cianuro de vinilo.

Un satélite muy parecido a la Tierra

Siempre se ha comentado que Titán es un cuerpo celeste muy similar a la Tierra, algo que se comprueba con este hallazgo. Según ha explicado Maureen Palmer, investigadora del Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, el ciclo climático de esta luna es parecido al ciclo del agua terrestre.

Tal y como Europa Press, el clima en Titán no es muy apetecible que digamos, llegando a alcanzar los -179 grados Celsius. En esas condiciones, las moléculas orgánicas forman gotas que luego caen a la superficie para llenar los lagos de metano, donde se podrían crear pequeñísimas formas de vida simple.

Con el cianuro de vinilo presente en el lago Ligeia Mare, se podrían forman 10 millones de células por centímetro cúbico, alrededor de 10 veces más que las bacterias en los océanos costeros de la Tierra. Sin embargo, queda confirmar el dato más importante.

La NASA ha hallado una sustancia que puede cambiar el rumbo de muchas investigaciones. Vix

Desde la Universidad de Cornell se propusieron investigar si ese cianuro de vinilo puede producir vida. Si esto fuese negativo, cualquier suposición de la NASA se caería. Según los científicos, cualquier membrana celular de Titán debería estar formada de nitrógeno, hidrógeno y carbono, elementos existentes en el satélite.

Lo más relevante es que los responsables de esta investigación comprobaron que el cianuro de vinilo es la sustancia con más posibilidades de crear una membrana celular similares a las de la Tierra. Sin embargo, esta debería superar las condiciones de Titán. ¿Podría? La investigadora Palmer ha explicado lo siguiente:

Si las membranas se pueden hacer en un laboratorio con una simulación de las condiciones oceánicas de Titán, nos haría más optimistas sobre que realmente se están formando en Titán.

Si esos experimentos en laboratorio fuesen positivos, se llegaría a confirmar que se están creando ese tipo de estructuras en la mayor luna de Saturno. El cianuro de vinilo es "asociable" con la presencia de microbios y esto cambia totalmente lo que se pensaba sobre la vida en los planetas.

Finalmente, y gracias al trabajo de Palmer, se ha comprobado que la presencia de esta sustancia es tan abundante en Titán que es muy posible que el "autoensamblaje en vesículas de tipo azotosoma (membranas celulares formadas en metano) sea un proceso viable".

Confirmar definitivamente lo que puede estar sucediendo en Titán es un proceso de investigación lento que requiere un duro trabajo por parte de los científicos. Esperamos que, en unos años, podamos informar de que existe total seguridad sobre la relación entre el cianuro de vinilo y la creación de vida.