En Urban Tecno no paramos de advertir lo importante que es una buena alimentación para mantener una salud óptima. Por ello, ya hablamos de lo poco recomendable que es el panga como alimento o el peligroso efecto que tiene la sal sobre tu cerebro.

Todos esos datos deben estar siempre presentes a la hora de preparar una buena alimentación, aunque no podemos olvidar la relevancia de las costumbres que tenemos a la hora de comer. Para un segundo y piensa: ¿cuánto tardas en comer? ¿Cuánto tiempo pasa entre bocado y bocado?

Puede parecer una tontería, pero no estás comiendo bien y este tenedor inteligente te ayudará a conseguirlo. Poco a poco, y aprendiendo sobre los diferentes aspectos de una alimentación saludable, lograrás perfeccionar tus hábitos. Sin embargo, en algunas ocasiones, hay otros factores que influyen enormemente, como las posibles alergias.

La ingesta de alimentos a los que eres alérgico puede provocarte serios problemas en la salud

Como explican desde Cuídate Plus, la leche, los mariscos, los huevos, el trigo o los frutos secos son los alimentos que con más frecuencia producen alergias. Urticaria, vómitos, diarrea, dolor abdominal o rinitis son algunos de los síntomas más habituales. Si eres una de las personas que sufren este problema, sabrás de lo que hablamos.

Ante tales situaciones, hay que tener un especial cuidado con los alimentos que se consumen. Una recomendación muy útil es no fiarte de tus pensamientos y consultar de todas formas la información incluida en los envases. Ahí podrás confirmar si puedes consumir tal producto o debes rechazarlo por culpa de tu alergia.

Como decíamos, uno de los problemas más comunes está relacionado con los frutos secos. Son muchas las personas que no pueden probar este tipo de alimento, y que están más que acostumbrados a un mensaje en concreto: "Puede contener trazas de frutos secos". ¿Qué significa este aviso? ¿Es peligroso ingerir productos que lo conlleven?

Un mensaje obligatorio y necesario

"Puede contener trazas de frutos secos" es un mensaje que aparece muy a menudo en los envases de alimentos. Los que no padecemos alergias no nos fijamos en el mismo, pero la alimentación de muchos alérgicos a frutos secos depende de él.

Según informa Desarrollo Infantil, el "Principio de Seguridad Alimentaria", establecido en Reglamento (CE) No 178/2002, obliga a los operadores económicos a no comerciar alimentos peligrosos y a advertir siempre de la presencia de trazas de alérgenos en el etiquetado.

Esa advertencia debe estar presente siempre que el responsable no pueda asegurar la ausencia completa de dichas sustancias. Ante una posible ingesta por parte de personas alérgicas, los comerciantes deben tomar todo tipo de precauciones para cuidar su salud.

El mensaje "puede contener trazas de frutos secos" puede aparecer en muchos alimentos. Come Fruta

Sin embargo, un detalle de este mensaje de advertencia llama la atención. ¿Por qué hace referencia a la posibilidad de que el producto contenga frutos secos? ¿De qué depende la presencia o no de esos elementos? La explicación te sorprenderá y te interesará a partes iguales.

La relevancia de la contaminación cruzada

Lo más sencillo es pensar que los productores saben muy bien si sus alimentos llevan o no frutos secos. La elaboración de los mismos se hace con unos ingredientes concretos y los responsables deben saberlo, pero hay un aspecto clave que interfiere en dicho conocimiento.

Obviamente cada alimento está formado por una serie de elementos, pero la empresa fabricante se encarga de la producción de muchos otros productos que sí pueden contener frutos secos. La maquinaria utilizada, en algunos procesos, es la misma para unos y otros alimentos, por lo que se puede dar eso que llamamos "contaminación cruzada".

Los alérgicos deben tener especial cuidado si encuentran mensajes similares a este en los alimentos. Alervita

Es posible que, durante la fabricación, tenga lugar una mezcla de ingredientes no deseada, es decir, recetas que sí contienen frutos secos entren en contacto con otras que no deben llevarlo. Ante este peligro, las empresas prefieren cubrirse las espaldas y optar por colocar el mensaje "puede contener trazas de frutos secos".

La contaminación cruzada es la principal enemiga de las personas alérgicas, que deben tener especial cuidado cuando un mensaje de este tipo aparece en el etiquetado. Luis Riera, de la empresa especializada Saia, explica en 20 Minutos qué significa dicha advertencia:

Traza se refiere a cualquier pequeña cantidad que pueda llegar al alimento, porque en el lugar donde se manipula el alimento se utilizan frutos secos y/o puede haber lo que se llaman contaminaciones cruzadas.

Por el momento, y como comentan desde Alervita, la legislación solo regula las cantidades del contenido en gluten, que deben ser menores a 10 mg por kg para que pueda aparecer el mensaje "libre de gluten". En cantidades superiores a esa cifra, se empieza a hablar de trazas, como sucede en el caso de los frutos secos.

La posible inclusión de este tipo de sustancias a los alimentos puede ser reducida al máximo con buenos métodos de limpieza, tomando serias precauciones en los utensilios e instalaciones utilizados o estableciendo unos órdenes de producción, como apuntan desde Comer o No Comer.

Es verdad que la llegada de frutos secos a ciertos alimentos que no deben llevarlos puede ser accidental, pero las empresas fabricantes deben tomar todas las precauciones necesarias para evitarlo. De esa forma, la salud de las personas alérgicas estará más protegida y estas no tendrán tantas limitaciones a la hora de comer.