A Tesla le crecen los enanos desde hace unas semanas. A los problemas de producción del Model 3, los cuales están siendo un verdadero quebradero de cabeza para la firma, hay que sumar los problemas que le está suponiendo la conducción autónoma. Más aún cuando 2 posibles víctimas podrían haber fallecido a causa de un fallo del asistente.

Esta está siendo, sin lugar a dudas, una semana para olvidar en Freemont. La berlina de acceso está obteniendo un ritmo de fabricación situado en torno a las 200 unidades diarias, según Electrek. Esto, pese a parecer un número considerable, sigue estando muy por debajo del objetivo marcado por Elon Musk y su equipo en el año pasado. Si a ello le sumamos los problemas de la conducción autónoma, el resultado es catastrófico.

La tecnología autónoma está en entredicho por los episodios de los últimos días

Si esta misma semana nos despertábamos sabiendo que el Volvo XC90 autónomo de Uber que atropelló mortalmente a la señora Herzberg podría no contar con algunos elementos de seguridad activa activados, hoy somos conscientes de que el Tesla Model X accidentado el pasado 23 de marzo podría haber sido objeto de un fallo del Autopilot.

¿Qué argumentos han provocado que las Autoridades estén valorando tomar cartas en el asunto en relación con el sistema de conducción autónoma de la firma de coches eléctricos? Es importante recordar que el suceso, producido en la propia California, provocó la muerte del conductor del vehículo, Walter Huang.

El testimonio ofrecido por la familia del fallecido no han hecho más que avivar una polémica que podría poner en entredicho al coche eléctrico. La firma liderada por Elon Musk ha querido, de igual modo, salir al paso de las críticas con el objetivo de ofrecer unas explicaciones tranquilizadoras para los clientes de la marca que hacen uso del Autopilot.

El Autopilot podría haber dado error en repetidas ocasiones

Walter Huang era un ingeniero que trabajaba en Apple. Cada mañana realizaba el mismo recorrido por la autovía en la que se produjo el fatídico suceso. Sus familiares, tan solo unos días después del accidente, han querido anunciar por qué creen que el Autopilot falló. Hay que recordar que la parte delantera del vehículo quedó arrasada por las llamas, por lo que no se puede obtener mucha información.

La unidad del Tesla Model X accidentado el pasado 23 de marzo en California. Denki

Según se puede leer en Gizmodo, Will Huang, hermano del fallecido, ha querido destacar cómo Walter avisó en repetidas ocasiones de un problema relacionado con el asistente a la conducción de la firma de Palo Alto. Al parecer, el sistema solía virar abruptamente hacia la izquierda cuando circulaba en línea recta. Esto ocurría, sobre todo, en ese punto específico.

Walter se quejaba de que el coche giraba hacia la misma barrera constantemente. Tras llevarlo al concesionario y comentar el problema, no pudieron verificar esta posible anomalía.

En anteriores ocasiones, el propio Walter habría sido el encargado de reconducir la dirección, pero en aquella ocasión podría no haberse producido la corrección del volante, dando lugar a un accidente que todavía está siendo investigado. Hay que recordar que la propia compañía envió a 2 técnicos de la empresa para analizar qué podría haber producido el siniestro.

Cuál es la opinión de Tesla respecto a este suceso

Tesla, tal y como te hemos mostrado al comienzo, está viviendo uno de los momentos más difíciles de su historia. Este accidente no hace más que acrecentar las sospechas sobre su supuesta viabilidad en el mercado para los próximos años. ¿Qué ha querido destacar la firma de Palo Alto en relación con este accidente?

Tras el suceso, el Tesla Model X se convirtió en una bola de fuego por arder sus baterías. Fayer Wayer

Tesla ha querido argumentar y destacar que se han registrado hasta un total de 85.000 desplazamientos por aquel lugar con el asistente de conducción autónoma conectado desde que se liberó en 2015. Afirman que nunca antes se ha reportado un caso parecido, por lo que descartan que el Autopilot haya sido el motivo por el que se produjo el siniestro.

Tesla está siendo penalizada en bolsa por la gran cantidad de cortos que hay en la acción

La compañía de coches eléctricos más puntera ha salido al paso de estos rumores que apuntan que el sistema de conducción autónoma podría haber sido testigo directo del accidente mortal. ¿Por qué? La jornada del 28 de marzo se dejó más de un 7,5% en bolsa, lo que provocó que su cotización llegase a niveles del primer trimestre del año pasado.

¿Está en serio riesgo el modelo planteado por Tesla? Los próximos meses serán vitales para comprender hasta qué punto la estrategia llevada a cabo por el fabricante podría servir para garantizar su solvencia en el medio plazo.