Cuando nos preguntamos cómo será la movilidad del futuro hacemos una apreciación sobre las alternativas eléctricas que dominarán los parques automovilísticos del futuro. Sin embargo, obviamos la posibilidad de que en un futuro exista un medio de transporte que nos lleve del punto A al punto B por el aire, aún estando en la ciudad.

Sí, estamos hablando de los coches voladores. ¿Por qué no somos capaces de imaginar que en unos años contaremos con automóviles capaces de circular pegados al asfalto y con posibilidad de aparcar en la azotea de tu casa? Volocopter o DeLorean son algunas de las propuestas más aventajadas que se encuentran en este momento.

El coche volador podría estar aprovechando la disrupción actual de la industria

La concepción del coche volador es algo que podría haberse potenciado por la disrupción que está produciéndose actualmente en la tecnología. Cabe destacar cómo la conducción autónoma o las mecánicas eléctricas están tomando cada vez más papeles más importantes en la industria.

Empresas como Uber gracias a su acuerdo con la NASA o UPS mediante su posible apuesta por el mercado dron, también se han sentido atraídas por la explotación del medio aéreo en la ciudad. Ahora le ha llegado, al parecer, el turno a Airbus, el fabricante de aviones por excelencia en Europa.

Airbus, el mejor ejemplo que aprovecha su propio mercado

El constructor de aviones de diversas configuraciones acaba de lanzar la bomba de la semana. Según se puede leer en el portal The Verge, a finales de este año podría disponer de su propio automóvil volador. El anuncio se ha realizado a través de la propia compañía, la cual lleva invirtiendo en el proyecto desde hace años.

El coche volador de Airbus será capaz de realizar despegues y aterrizajes verticales. The Verge

Al parecer, Vahana sería el nombre escogido por la firma con sede en Francia. Ahora bien, ¿qué características dispone un supuesto automóvil que podría estar listo en tan solo unas semanas? Tal y como se ha podido saber, las primeras pruebas sobre su funcionamiento tendrán lugar el mes que viene.

El proyecto se ha gestado gracias a la filial A3, la cual tiene su sede en California, Estados Unidos. Desde allí se ha materializado todo lo relacionado con un programa que se ha llevado, en parte, en secreto, pero que desvelará sus principales características dentro de muy poco.

Oregon será la última escala para poder descubrir el primer vuelo del Vahana

En los últimos días, el diseño final del prototipo fue trasladado a otras instalaciones que la compañía dispone en el Estado de Oregón, ubicación en la que se perfilará el modelo que será probado en unas semanas.

Ahora bien, ¿qué se espera de las primeras pruebas reales del primer automóvil volador de la empresa fabricante de aeronaves? Según se ha podido saber gracias al portal Jalopnik, la empresa dispondrá de hasta 2 años para sacar al mercado el producto final.

2020, el año que Vahana será una realidad en tu ciudad

El automóvil volador de Airbus será eléctrico, contará con piloto automático que no requerirá conductor alguno y aparcará en las azoteas de los edificios, ¿se puede pedir más? Pueden parecer objetivos un tanto optimistas, pero echando un vistazo al pasado, ¿quién iba a creer que dispondríamos de coches eléctricos con más de 400 kilómetros de autonomía a día de hoy?

Un operario trabajando en el Vahana, el primer coche volador creado por Airbus. The Verge

La empresa encargada del diseño y producción del Vahana está llevando a cabo el montaje de las últimas piezas para tener todo listo para las pruebas reales. Al parecer, esta peculiar mezcla de coche y avioneta minúscula será capaz de levantar el vuelo de forma vertical, ofreciendo un descenso hasta el piso bajo el mismo sistema.

Observando el mercado en el que compite Airbus, debemos hacer una clara referencia a su mayor competidor, Boeing. El fabricante estadounidense, ¿podría tener su propio as bajo el brazo en relación a otra solución de estas características?

Boeing, de momento, no se ha posicionado en el mercado de coches voladores

Pese a que el constructor de aviones norteamericano no ha dado pista algunas sobre esta posibilidad, lo cierto es que sus contratos multimillonarios podrían significar la apuesta por un mercado que garantizaría una entrada en caja más sostenible.

Volviendo de nuevo al fabricante europeo, es importante destacar que se ha propuesto 2020 como fecha límite para ofrecer un producto de calidad y válido para ser comercializado. Después habrá que lidiar con las legislaciones a nivel municipal, pero de momento, el objetivo es culminar una nueva idea de negocio que cuenta cada día con mayor número de competidores.

Así pues, habrá que estar atentos a ver qué puede decirse de uno de los estrenos que podrían modificar la forma en la que nos movamos en los próximos años. Es cierto que en 2020 la movilidad seguirá siendo parecida a como lo es ahora, a excepción de impulso eléctrico, pero más tarde podría contar con un papel destacado en el transporte urbano.