La contaminación en las grandes ciudades se ha convertido en uno de los principales problemas para las Administraciones Públicas. Ante esta situación, desde hace unos años se está apostando por una revolución en el sector secundario y un cambio en las políticas relacionadas con la movilidad.

Las enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio está comenzando a ser un quebradero de cabeza para el sector público, el cual está viendo cómo cada vez debe utilizar más recursos para solventar un problema que afecta a la mayor parte de la población. Tantas décadas de popularización de las mecánicas basadas en la combustión interna están haciendo mella.

La contaminación en las grandes ciudades de China superan los límites acordados

Las organizaciones internacionales han puesto el principal foco de atención en relación con la polución a los grandes núcleos poblacionales chinos. Ciudades como Shanghái o Pekín llevan años infringiendo los límites de contaminación permitida, así como saltándose los acuerdos adoptados en las sucesivas cumbres para frenar el cambio climático.

Pese a ello, desde hace unos años, a través de la intervención en la economía, China está promocionando las motorizaciones menos contaminantes. En este sentido, cada vez es más fácil comercializar alternativas eléctricas. Ahora bien, ¿cuáles serán los próximos movimientos de la movilidad alternativa?

Para encontrar la solución, es importante hacer referencia a la estrategia que acaba de firmar el país de tradición comunista. ¿Cómo sentará a la producción de coches eléctricos la liberalización del parque automovilístico en el país? Veamos cuáles son los movimientos que se han producido en las últimas semanas.

Compañías como Tesla no requerirán socio interno alguno

Hasta la actualidad, cualquier compañía que quería producir o comercializar en el país asiático, debía hacerlo de la mano de un acuerdo con un fabricante de origen nacional. En términos económicos es lo que se conoce como joint venture, un sistema con el que la industria interna puede adquirir el conocimiento y recursos para mejorar sus propios productos.

Los coches eléctricos en China están a la orden del día. Verde Noticias

De ahora en adelante, fabricantes de automóviles y otro tipo de vehículos comerciales de aquí a 2022, podrán ser producidos y comercializados rompiendo con la tradicional barrera arancelaria. Esto significará que, si desde hace semanas Tesla venía estando en conversaciones con el Gobierno chino, se podría decir que ya no se seguirán produciendo.

China podría situarse como la principal potencia productora de automóviles

Este es el movimiento que ha tomado el Partido Comunista como respuesta al plan organizado por la Administración de Donald Trump. La guerra arancelaria, en su última batalla, podría poner al país asiático como la principal referencia de la movilidad eléctrica futura en el mundo.

¿Estamos asistiendo ante una de las jugadas maestras de lo que llevamos del siglo XXI? Es cierto que materias primas como el cobalto encuentran en África sus principales reservas, pero esto no es problema alguno si los fabricantes deciden asentarse en la propia China.

Coches eléctricos a un mejor precio

La movilidad sostenible está próxima a hacerse efectiva en el mundo. De hecho, algunos países como Noruega ya están a la cabeza en este sentido. Este ejemplo podría extrapolarse al país más poblado del mundo de la mano de compañías como Tesla, tal y como se puede leer en Foro Coches Eléctricos. ¿Por qué? Es necesario volver a hacer referencia a las barreras arancelarias.

Los coches eléctricos en China están experimentando un fuerte crecimiento en el mercado. Autopista

Hasta este momento, si un ciudadano chino quería adquirir un Tesla Model S o un Model X (obviamos el Model 3 por estar entregándose solo en Estados Unidos), debía pagar un sobrecoste de hasta el 25% por una causa fiscal. Como es lógico, si el precio de estas alternativas ya es alto, ¡imagina si lo incrementamos en tal cuantía!

Tesla podría producir coches eléctricos en China en los próximos años

Bajo el modelo que se instaurará en las próximas fechas, Tesla será igual de competitiva que en otros mercados internacionales. Por ello, podría predecirse un incremento sustancial de la producción y comercialización de los modelos de la firma de Palo Alto. Es más, una nueva fábrica podría estar próxima a su instalación en el país, lo cual podría abaratar costes en el futuro.

Podemos concluir, por tanto, que las mecánicas eléctricas llegarán de la mano del mercado chino. Si a ello sumamos los jugosos incentivos fiscales y las subvenciones públicas que ya están concediéndose, se puede subrayar cómo las opciones eléctricas cada vez ganan un mayor peso en el parque automovilístico.