La conducción autónoma que nos plantea Tesla jamás la podríamos haber imaginado hace apenas una década. Es cierto que desde el siglo pasado se lleva hablando sobre cómo en el futuro los coches serán capaces de conducir de forma autónoma. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando se ha valorado esta posibilidad con un cierto conocimiento de causa.

Tesla está liderando la carrera por acercarnos los sistemas de movilidad sin conductor. Todo comenzó con una primera versión del denominado Autopilot. Desde entonces, las fuentes de mejora han sido varias, incluyendo soluciones en términos de software y otras mucho más complejas que han afectado al propio diseño. Conjuntamente, se ha podido crear una combinación diferencial.

Tesla está a la cabeza en materia de movilidad sin conductor

Ahora bien, ¿estamos a las puertas de ver un aluvión de coches completamente autónomos? Esto es justo los que nos está planteando el fabricante con sede en Palo Alto, California. El propio Elon Musk está dejando el listón muy alto frente a otras compañías como Uber o Waymo, la filial de Google en materia de movilidad autónoma.

Las habladurías del máximo exponente de Tesla están provocando una oleada de críticas. Muchos seguidores de la compañía, de hecho, creen que debería abandonar el puesto de director por lo optimistas que son las declaraciones que constantemente realiza. Al fin y al cabo, ¿qué podemos esperar de una tecnología que podría fracasar en el medio plazo?

Veamos por qué han causado tanto revuelo las últimas declaraciones de la cabeza visible de Tesla. ¿Estamos ante una excentricidad del magnate sudafricano o realmente podríamos ver un modelo completamente autónomo en los próximos 2 años? La versión mejorada del Autopilot, pese a su contrastada seguridad, se vería afectada por las restricciones legales vigentes.

La ausencia de pedales y volante como eje de su campaña de promoción

Desde hace un tiempo, Tesla permite a sus clientes optar a diversas modalidades de equipamiento en materia autónoma. La opción Capacidad de Conducción Autónoma Total fue retirada hace unos meses, pero aun así, las expectativas en este ámbito se han mantenido firmes. ¿Estamos ante la llegada inmediata de un sistema completamente eficiente? En Tesla creen que ya mejora a la conducción del ser humano.

El coche autónomo de Tesla podría carecer de volante y pedales. Fortune

Las patentes relacionadas con los sistemas de conducción autónoma se han convertido en uno de los principales activos que posee la compañía. Este es, sin duda, uno de los indicadores que mejor demuestra el compromiso que posee Tesla en relación con esta tecnología. ¿Es la innovación en este sentido el pilar fundamental para competir de la marca para los próximos años?

Tesla es el fabricante de automóviles que más ha apostado por el coche eléctrico

Tesla lleva anticipando mejoras muy notables en el campo de la movilidad desde que comenzó la comercialización del Model S. La mayoría de ellas se ha podido constatar, pero bien parcialmente o fuera del plazo marcado. El inversor medio ha permitido que se haya mantenido esta tendencia en el pasado, pero este tipo de anuncios lleva a un nuevo nivel la apuesta.

La presentación de un nuevo chip es el éxito constatado que explica este nuevo horizonte temporal fijado por Elon Musk y su equipo. La principal virtud del revolucionario chip que permitirá a cualquier modelo de la marca conducir solo ya está siendo incorporado en todos los modelos. ¿Estamos ante una apuesta que cambiará los patrones de la movilidad?

Una actualización vía OTA para eliminar el factor humano

¿Cuándo dejará el conductor el protagonismo puro a las máquinas? La revolución que está suponiendo la inteligencia artificial ha llegado, sin duda alguna, al mercado del automóvil. La eficiencia de un sistema completamente autónomo eliminará el factor humano en los accidentes; una de las causas que más influye en las cifras de siniestros que tienen lugar cada día.

El coche autónomo compartirá información con los demás para mejorar la seguridad. El Confidencial

Tesla, por el momento, no ha confirmado ni desmentido si compartirá información con el resto de fabricantes respecto al sistema de conducción autónoma mejorado. Lo que sí es cierto es que en el futuro, todos los automóviles deberán compartir datos entre ellos en busca de un objetivo común; la mejora de la seguridad.

El nuevo chip de Tesla permitirá mejorar exponencialmente la seguridad en la conducción

Según se puede leer en el portal Wired, los analistas mantendrán un especial interés para ver cómo se desarrolla el Autopilot mejorado. Al fin y al cabo, a largo plazo se espera que la movilidad tenga como eje fundamental la creación de una conexión entre los diferentes medios de transporte para la reducción del componente de riesgo que entraña en materia de seguridad.

¿Tendrá que retroceder Tesla en relación con los estándares que se están fijando en materia de conducción autónoma? Es pronto para saberlo, pero en los próximos meses deberán mostrar al público en qué se basan las supuestas mejoras que incluye el chip de nueva factura que ha sido diseñado.