Tesla está viviendo una transición que determinará su futuro como fabricante generalista. La compañía de coches eléctricos más famosa del mundo está incrementando de manera exponencial la producción del Model 3, el modelo con el que aspira a convertirse en una compañía que puede hacer frente a las presentes en el sector desde hace décadas.

Era de esperar que, tarde o temprano, la firma más importante del segmento alternativo se lanzase a la conquista de nuevos nichos de mercado más terrenales. ¿Alguien esperaba que podrían ser competitivos teniendo presencia solo en las escalas más premium disponibles?

El Tesla Model 3 ha superado numerosas dificultades para conseguir su objetivo

En pocas semanas, el Model 3 cumplirá un año en la cadena de montaje. En todo este tiempo hemos asistido a una batalla crucial con el tiempo por la producción del sedán. En 2 fechas significativas (diciembre de 2017 y marzo de 2018) no se consiguió el resultado esperado en materia de fabricación, pero sí se logró hace unos días el volumen de las 5.000 unidades producidas.

Como era de esperar, esto ha supuesto un desafío para la compañía, no solo dentro de las instalaciones que Tesla posee en Freemont. De hecho, los cuellos de botella, la principal barrera que atrasó el cumplimiento de objetivos, se han trasladado a las etapas sucesivas a la cadena de montaje.

¿A qué debe enfrentarse Tesla ahora? ¿Puede permitirse la entrega de decenas o cientos de unidades cada día en las instalaciones en las que cobra vida el modelo que le hará entrar en beneficios positivos? Estos problemas ya fueron anticipados por Elon Musk, pero lo cierto es que no se ha conseguido dar cobertura a un problema que no hará más que acrecentarse.

Un aparcamiento repleto de unidades del Tesla Model 3

El Model 3, salvando las lógicas distancias del tiempo, podría recordarnos al increíble General Motors EV1. Es, sin duda alguna, la opción más destacada del segmento alternativo por su relación calidad/precio. Ahora bien, ¿perderá atractivo la nueva propuesta de entrega que está gestándose en el seno de la firma de coches eléctricos?

El Tesla Model 3 continúa incrementando sus niveles de producción. Tesla Motors Club

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, cada vez son más las unidades del Model 3 que ocupan plazas de aparcamiento en las instalaciones de Freemont. Estas y muchas otras están aguardando la llegada del cliente, venido de diferentes áreas estadounidenses. Al principio, acudir presencialmente era toda una experiencia, pero Tesla quiere acabar con ello.

Tesla reducirá drásticamente el tiempo necesario en cada entrega de un coche

Divisando la plataforma de vídeos más importante del mundo, podrás comprobar cómo cada cliente solía pasar unos 20 minutos o media hora en el interior de las instalaciones acondicionadas para la entrega. Esto, a medida que se incrementa la producción, no será posible, ya que no habrá capacidad suficiente ni personal disponible que atienda a los clientes.

¿Qué es lo que se va a realizar en su defecto? La compañía ha estado barajando diferentes alternativas en las últimas semanas. Al parecer, la que habría sido más del agrado de Elon Musk y su equipo asesor es la que te mostraremos a continuación. ¿Está Tesla dejando de ser un fabricante que llama la atención por su diferenciación en el trato?

Así es el plan de Tesla para los cuellos de botella en la entrega

Tesla es consciente de que no puede pasar tanto tiempo con cada cliente en cada una de las entregas que realice desde ahora. Por ello, ha trazado un plan para que el cliente solamente necesite 5 minutos para firmar el contrato de entrega y recoger su vehículo. De esta forma, se podría multiplicar el número de entregas realizadas de manera diaria.

Tesla está probando un método de entrega del Model 3 en solo 5 minutos. Teslarati

Este proceso podría tener sus desventajas para la compañía. La filosofía Tesla está haciendo que muchos consumidores hayan encontrado lo que la industria no había ofrecido hasta el momento. El sentimiento de pertenencia a la marca, al despachar unidades en solamente 5 minutos, podría ser negativo.

Los usuarios deberían acudir a la recogida del automóvil tras estudiar algunos aspectos

Tesla ha mantenido siempre un trato con el cliente diferencial respecto a lo que ocurre en los fabricantes tradicionales. ¿Convertirse en una compañía generalista está ligado con esta especie de comportamiento más cercano y próximo con el consumidor? Para más inri, se está empezando a recomendar que los usuarios acudan con los deberes hechos a la recogida del producto.

¿En qué consiste esto último? Tesla recomienda que los potenciales propietarios estudien cómo funciona la interfaz del automóvil a través de tutoriales con un objetivo claro; reducir todavía más los plazos de entrega en Freemont. ¿Es esta la solución lógica para evitar unos cuellos de botella que no harán más que expandirse si no se toman medidas? Lo veremos en unas semanas.