Los motores eléctricos son más eficientes que los tradicionales, de eso no hay ninguna duda. Entre las muchas ventajas que existen de la tecnología alternativa sobre la que ha dominado la automoción, hay que destacar la increíble fuerza que se desata desde el primer metro tras la línea de salida.

Disponer del par máximo desde el inicio convierte al coche eléctrico en una máquina capaz de sacudir los tiempos en las conocidas como drag races. Estas pruebas, muy popularizadas en países como Estados Unidos, suelen enfrentar a los automóviles con las aceleraciones más radicales del planeta.

Estados Unidos es el país por excelencia de las carreras del cuarto de milla

Hasta hace unos años, esta modalidad de competición estaba dominada por el coche tradicional. Los motores V8, muy arraigados en la cultura estadounidense, eran uno de los más empleados, pero desde hace tiempo, las mecánicas eléctricas están rompiendo todas las expectativas. Sí, no hacen ruido, pero en eficiencia no hay quiénes le tosan.

Pese a ello, aún existen muchos escépticos que no creen en las numerosas ventajas de esta tecnología que poblará la movilidad del futuro, por lo que en ocasiones no viene mal demostrar las cualidades de las mecánicas que podrían ser, por qué no decirlo, las más infravaloradas del mercado. Y te preguntarás, ¿cómo convencer a todos aquellos que se mantienen fieles a los motores de combustión interna?

The Grand Tour es la solución. El programa de la plataforma de vídeos de Amazon ya va por la segunda temporada y en uno de los últimos capítulos han mostrado un encuentro épico entre 3 superdeportivos bien diferenciados. ¿Serán capaces de demostrar las cualidades del propulsor eléctrico los buenos de Jeremy Clarkson, James May y Richard Hammond?

Las 3 tecnologías que demuestran la innovación en la automoción

Afortunadamente, siempre podremos afirmar con orgullo haber vivido la transición tecnológica de la movilidad en las últimas décadas. Actualmente, y durante los próximos años, conviviremos con mecánicas eléctricas, híbridas y las ya tradicionales motorizaciones de combustión interna. Ahora bien, ¿qué modelos representan a cada una de estas variantes?

El programa The Grand Tour ha puesto a prueba a un Lamborghini, a un Rimac y a un Honda. Motoring Box

Por parte de la conducción más tradicional, Amazon Prime Video contó con un Lamborghini Aventador, el cual cuenta con uno de los corazones más destacados del panorama automovilístico actual. La firma del toro es una de las pocas que ha renunciado a la tentación de downsizing, habiendo decidido continuar con la hegemonía de los V12 tradicionales en la marca.

El siguiente modelo en cuestión corresponde al Honda NSX. Rompiendo con lo que representaba el modelo original comercializado en los años noventa, esta versión ha preferido combinar un motor V6 biturbo de 550 caballos con 3 motores eléctricos, de los cuales 2 se encargan de manera independiente del eje delantero, tal y como se puede leer en el portal especializado Diariomotor.

El segmento eléctrico no podría tener mejor candidato que el Rimac Concept_One

Por último, el escalafón que representa al futuro tiene como protagonista al Rimac Concept_One, un modelo hiperdeportivo que colecciona títulos de aceleración. Este automóvil de origen croata, el cual está a la espera de sustituto, dispone de 4 motorizaciones que le otorgan una potencia conjunta de hasta 1.088 CV, limitada de forma electrónica.

¿Puedes imaginar cuál de ellos podría ser el que vencería en la clásica prueba del cuarto de milla? Una pista. Para hacerlo un poco más interesante, se podría haber utilizado el Tesla Model S P 100D al que quitaron todo lo prescindible para reducir el peso.

La mejor prueba de que la electrificación es el futuro

Richard Hammond, tal y como podrás comprobar a continuación, se hizo con una de las pruebas más repetidas en la industria cuando se comparan diferentes automóviles. Antes de la prueba podíamos imaginar cuál de todos ellos podría llevarse la competición, pero lo que no podíamos imaginar era la increíble distancia que sacaría a los otros 2 competidores.

El empuje del Rimac Concept_One desde parado marca ya las diferencias entre las tecnologías empleadas. Como ya sabíamos, la hibridación basa su principal fuente de referencia en la reducción de los consumos, pero el motor que ejerce el mayor protagonismo sigue siendo el tradicional.

Por ello, entre el Honda NSX y el Lamborghini Aventador no hay grandes diferencias, posicionándose el superdeportivo italiano por encima al finalizar la prueba. Sin embargo, el verdadero triunfador de la prueba, sin paliativos, es el automóvil venido desde Croacia, el Rimac.

El volumen de producción del Rimac se redujo a 8 coches a razón de más de 800.000 euros / unidad

La firma europea tan solo ha producido un volumen de unas 8 unidades, lo que lo convierte en un automóvil muy exclusivo. En los próximos años, observando cómo tira del carro de la tecnología puramente eléctrica, podría indicarnos que su precio se cotizará muy alto en los próximos años.

Así pues, este ejemplo es una demostración más para la colección que nos vuelve a relatar, esta vez de forma gráfica, cómo la conducción alternativa nos seguirá ofreciendo sensaciones al volante. Sí, es cierto, no habrá un sonido que embauque a nuestros oídos, pero las penas pasarán al ponernos a los mandos de máquinas como esta.