La investigación en nuevos mercados, productos y la innovación, en ocasiones, nos muestra cómo compañías penetran en sectores que jamás imaginaríamos que podrían situarse. En la historia hay multitud de empresas que han logrado, con éxito, disponer de una diversificación no relacionada entre sus productos con múltiples beneficios.

En el mundo del motor, destacan los ejemplos de Honda, por el lado de los automóviles, y Yamaha, por el mundo de las 2 ruedas. Estas compañías están presentes en sectores como la música o el bricolaje y, sorprendentemente, les ha ido muy bien.

Dyson pretende presentar su coche eléctrico en el año 2020

Vistos estos casos tan característicos, ¿quién se atreve a poner en duda que un fabricante de aspiradores quiera penetrar en el sector del automóvil? A priori, parece algo descabellado, pero viendo los antecedentes en la industria, lo mejor que puede hacer uno es ver en qué consiste el proyecto que quiere llevar a cabo Dyson.

Esta compañía se dedica principalmente a la limpieza. Ofrece una alta gama de productos aspiradores, por lo que no posee experiencia alguna en la automoción. De hecho, podría decirse que lo más cerca que ha estado del sector ha sido por la línea que dispone de aspiradores para el coche.

Aun así, ¿puede decirse que no está preparada para su futura entrada en el mercado del automóvil para el año 2020? Viendo el nivel de inversión que destinará al proyecto y las contrataciones que ha ido realizado en los últimos meses, quizás deberíamos tener más en cuenta esta estrategia.

Dyson, de productor de aspiradores a fabricante de coches eléctricos

El revuelo ha sido causado tras la publicación del anuncio por parte del máximo exponente de la compañía, James Dyson. Con 70 años recién cumplidos, el fundador de una de las empresas más importantes del mundo de las aspiradoras, acaba de llamar la atención de la industria del automóvil.

James Dyson acaba de anunciar que pretende producir un coche eléctrico para 2020. Indonesia Tatler

Un momento, ¿no te recuerda este caso a alguien? Hace unos años, un desconocido Elon Musk vendió sus participaciones de PayPal con el objetivo de revolucionar el mercado del automóvil. A día de hoy, podemos decir con rotundidad que lo está consiguiendo. ¿Puede James Dyson ser el sucesor del sudafricano? Lo cierto es que el primer paso ya lo ha dado.

Según se ha podido leer en El Economista, el magnate británico ha dotado al proyecto con una cuantía total de 2.280 millones de euros.

Si ya nos parece una seria apuesta, allá va el dato por el que los fabricantes tradicionales deberían preocuparse. Desde hace unos meses, una serie de noticias han removido los cimientos de la industria desde el silencio.

De hecho, tal y como apuntaba en su día el diario USA TODAY, el conglomerado Dyson adquirió la startup Sakti por un montante cercano a los 90 millones de dólares, una empresa que se dedicaba a la producción de baterías e investigación de mejoras en este sentido.

Por otra parte, James Dyson ordenó la búsqueda de personal cualificado para comenzar a investigar sobre el proyecto. Meses después, ya tenía a su disposición ingenieros de compañías como Tesla o Aston Martin.

Y ahora, ¿das más crédito a un proyecto que cuenta con personal apropiado y un nivel de inversión a la altura de lo que se requiere para producir un coche eléctrico?

En qué nivel se encuentra el proyecto más ambicioso de Dyson

Ha sido el propio perfil de la compañía en Twitter el que ha anunciado la idea de producir un coche eléctrico en 2020. Así decía uno de los tweets más disruptivos que Dyson ha publicado en su larga historia en las redes sociales:

Según se puede leer en la imagen que se adjunta, todo comenzó en 1988. Por aquel entonces, un estudio llevado a cabo sobre roedores llegó a la conclusión de que el diésel era muy perjudicial para la salud. Tan solo 2 años más tarde, Dyson comenzó a trabajar en un catalizador con capacidad para atrapar parte de esas partículas excesivamente contaminantes.

Viendo el éxito que ha tenido esta tecnología desde los noventa y durante gran parte de lo que llevamos del siglo XXI, ya no nos parece tan extraña la posición tomada por el fabricante de aspiradoras, ¿verdad?

Un equipo de 400 personas ya trabaja en un proyecto esperanzador

Y te preguntarás, ¿en qué situación se encuentra actualmente el futuro coche de Dyson? Actualmente, tal y como afirma Motorpasión, posee hasta un equipo formado por 400 personas trabajando en el proyecto. Pese a ser un plan llevado en secreto, ya son 2 años los que está encima de la mesa.

De momento, no se tiene noticia alguna de cómo será el futuro modelo del fabricante de aspiradoras, pero sí se ha sabido que será completamente rompedor con lo que conocemos actualmente, incluyendo, eso sí, baterías de estado sólido como base. ¿Qué es lo que nos está ocultado James Dyson? Pronto tendremos nuevas noticias al respecto, al menos, eso es lo que esperamos.