Elon Musk se ha convertido en una de las personas más influyentes en el mundo. Está convencido de poder, en los próximos años, tirar de la movilidad alternativa para enterrar, en un futuro cada vez más próximo, las motorizaciones de combustión interna. Todavía es pronto para ello, pero lo cierto es que no es su único objetivo.

La meta del magnate sudafricano pasa por, entre otras propuestas, hacer posibles los viajes comerciales al espacio y revolucionar el transporte entre ciudades e incluso, dentro de la propia ciudad. Para ello, desde hace tiempo se vienen anunciando nuevas innovaciones para hacer posible su idea sobre la movilidad del futuro.

Tesla querría llevar en tradicional metro a una nueva dimensión

En el ámbito urbano, su mayor apuesta está centrada en la creación de una serie de túneles algo distintos a los que actualmente existen y por los que circula el clásico metro. El plan de Elon Musk va más allá, ya que pretende hacernos viajar mucho más rápido con el objetivo de que en apenas unos segundos nos encontremos en la otra punta de la ciudad.

Para ello, a través de la filial The Boring Company, ya se están realizando las primeras excavaciones y obteniendo las principales licencias en ciudades como Los Ángeles, principal bastión de esta compañía. De hecho, SpaceX, en la zona de aparcamiento, ya dispone de un túnel de pruebas.

Ahora bien, ¿por qué una de las últimas imágenes publicadas está generando tanto ruido en las redes sociales? ¿Qué está tramando el hombre más empeñado en cambiar completamente nuestra forma de movernos en la ciudad? Sin lugar a dudas, esto tiene que tener su explicación, tal y como se puede leer en Electrek.

Qué hace un Tesla Model X en su interior

La imagen se hizo viral hace unos días. ¿Cómo era posible que una unidad del crossover estuviese en el interior de este emplazamiento? Esto, hace unos meses, no hubiese llamado la atención de nadie. Sin embargo, desde hace tan solo unas semanas, tal y como te contamos en su momento, el proyecto ideado por esta compañía cambió.

Elon Musk está jugando al despiste al mostrar una imagen de un Model X en el interior de uno de los túneles de su otra empresa. Electrek

Al principio, todo parecía indicar que sería un medio de transporte ideado para automóviles. Tan solo habría que descender por una rampa y situarse sobre uno de los carritos eléctricos que se acoplarían al coche. En apenas unos segundos, se podrían reducir los desplazamientos y, sobre todo, se produciría una descongestión del tráfico en el centro de las ciudades.

El Tesla Model X de The Boring Company está generando todo tipo de rumores

En cambio, la última modificación eliminó el papel del vehículo, por lo que se centrarían especialmente en el transporte de peatones y ciclistas. Por ello, la inclusión de este Tesla Model X no ha hecho más que avivar un debate que parecía haber quedado zanjado. ¿Pretende ganar tiempo con esta apuesta?

Todavía es pronto para saber cómo será el proyecto definitivo, pero lo cierto es que habrá que esperar todavía más tiempo. Al parecer, los permisos todavía no llegan, lo que da lugar a la inclusión de este tipo de soluciones.

Un proyecto que revolucionará nuestra forma de movernos

Como es lógico, todavía deben cumplirse toda una serie de requisitos para que tu localidad llame la atención de la apuesta de The Boring Company. El próximo objetivo de esta curiosa compañía es conectar, en el medio plazo, la ciudad de Los Ángeles con el aeropuerto, situado a unos kilómetros de distancia.

Una unidad del Tesla Model X empujando una pesada carga en uno de los túneles de The Boring Company. Teslarati.com

La compañía, pese a que estamos ante una obra faraónica, cuenta con dinero en caja para acometer las inversiones. Las diversas rondas de financiación, la liquidez del fundador de Tesla y, sobre todo, lo innovador del proyecto, no ha hecho más que fortalecer el objetivo de esta empresa secundaria.

The Boring Company podría comenzar a operar en el corto plazo

Es muy posible que conozcas The Boring Company por el lanzallamas que diseñó, lanzó al mercado y promocionó el propio Elon Musk. Sin embargo, es su gran extensión de túneles proyectados lo que verdaderamente ha llamado la atención del inversor. ¿Conseguirá posicionarse como la alternativa que requiere el metro en el medio plazo?

Todo parece indicar que la próxima década marcará un antes y un después en nuestra forma de movernos, al menos, en las grandes metrópolis. Para la segunda mitad de la misma se espera que esta solución pueda estar operativa en algunas ciudades, de igual modo que se pretende la instauración del proyecto Virgin Hyperloop One conectando varios puntos neurálgicos.