Echando un rápido vistazo a los sistemas de conducción autónoma, bueno, más bien a lo que sabemos de ellos a día de hoy, lo cierto es que podemos anticipar que unas muy pocas empresas son las que tienen todas las de ganar para lograr el software a prueba de fallos.

Además de Waymo, división de Alphabet, Apple y Tesla, Ford ha incrementado en los últimos años sus esfuerzos en materia autónoma. Buena prueba de ello es que muy frecuentemente se pueden ver unidades del Explorer o Fusion con la característica indumentaria que requieren todavía.

Ford podría sustituir el agente de policía por automóviles completamente autónomos

Ahora bien, por un momento, pensemos que la compañía estadounidense es la que finalmente se apropia de la innovación. Teniendo en cuenta que son proveedores de automóviles para los cuerpos de seguridad del país americano, ¿podríamos ver patrullando a unidades operativas sin ningún agente en su interior? Ford ya se lo ha planteado.

Tanto es así que el Daily Mail ha recogido el anuncio de una nueva patente que podría, en un futuro que se antoja aún un tanto lejano, convertir al coche patrulla en un agente más al servicio de la ley. ¿Cómo podría llegar a gestionar el tráfico, multar a los infractores o, incluso, iniciar persecuciones?

La industria de la automoción está evolucionando a marchas forzadas movida por los propios competidores, la mejora de los recursos tecnológicos y el potencial de aplicaciones que podría tener la conducción autónoma. ¿Cuándo será una realidad este tipo de vehículos públicos? Veamos qué está preparando Ford al respecto.

El coche patrulla podría quedar sin agentes en el interior

Los coches patrulla son algo típico que ocurre en cualquier ciudad del mundo. En la mayoría de ocasiones, si ves un coche de policía en movimiento, lo más lógico es que veas en el interior a una pareja de agentes. Esto, si Ford consigue dar con la tecla, podría dejar de ser tradicional.

Ford está trazando un plan, patentes incluidas, para que una patrulla autónoma sea capaz de realizar parte del trabajo. Daily Mail

Tal y como se puede leer en el diario Daily Mail, el fabricante Ford ya estaría explorando futuras intervenciones del proyecto autónomo aplicado al mundo de vigilancia. De esta forma, no sería extraño contar con patrullas futuras que no tuviesen que contar con la conducción de un titular de la Administración.

Ahora bien, teóricamente, ¿qué podría realizar esta futurista tecnología? Según se puede leer en el medio citado, la infraestructura de la ciudad debería ser capaz de colaborar con el desarrollo de este programa. Pongamos un sencillo ejemplo para explicarlo mejor.

Un práctico ejemplo sirve para ilustrar la nueva ventana de la conducción autónoma

Imaginemos que el conductor de un automóvil decide saltarse un semáforo en rojo. Gracias a la ayuda de la señalización, una patrulla autónoma podría ser capaz de perseguir el vehículo infractor. Para ello, el sistema de la ciudad debería poder transmitir ubicación en tiempo real y ofrecer información al respecto.

Se antoja una tecnología de muy largo plazo, pero se podría mejorar la seguridad del tráfico con el objetivo de incrementar la recaudación a través de las malas conductas al volante. Es cierto que podría pensarse que, en el momento que fuese viable, quizás todos los demás vehículos podrían ser autónomos, lo que abre otro nuevo debate. ¿Serán los coches autónomos respetuosos con las señalizaciones?

La tecnología V2V sería el sistema de comunicación elegido

Uno de los fabricantes de vehículos más longevos de la automoción podría, de confirmarse este nuevo paso en lo referente a la conducción autónoma, ser un referente. Tanto es así que la comunicación V2V, el próximo salto de los sistemas de piloto automático, podría servir para anticipar un lenguaje codificado que serviría, entre otras funciones, para detener el vehículo de forma remota.

Ford ha registrado una patente que podría introducir nuevas funciones de la conducción autónoma. Daily Mail

La compañía parece que no se contenta con ser una de las empresas más punteras en materia de conducción autónoma. El Fusion, el modelo más conocido como Mondeo en otros mercados, es una de las piezas claves de la policía estadounidense. Ford lleva siendo proveedor desde hace muchos años y, por ello, este nuevo programa es un motivo más para seguir contando con este privilegio.

La comunicación V2V permitiría detener un automóvil a distancia

Ahora bien, ¿qué es esto de la comunicación V2V? En un futuro, los automóviles necesitarán estar conectados los unos con los otros. La toma de decisiones será mucho más efectiva si se intercambia información en lo referencia a los parámetros de la carretera y posibles peligros que puedan surgir al volante.

Del mismo modo, esto le permitiría a los coches de policía contar con el privilegio de detener de forma inalámbrica, si fuese necesario, cualquier posible infractor. De esta forma, se conseguiría reducir el crimen o, en todo caso, dar con los culpables de la conducción temeraria.