El mercado del automóvil venido desde Asia es el que más está apoyando las mecánicas híbridas y eléctricas. Fabricantes como Toyota o Hyundai, se han convertido en defensores de las alternativas que no emiten partículas contaminantes, al menos de manera parcial. En el caso de la segunda, opciones como el Niro ya están disponibles variantes híbridas, híbridas enchufables y eléctricas.

Sin embargo, el modelo sobre el que todas las expectativas están puestas es el Kona. La firma surcoreana lleva meses publicitando la potencial comercialización de una versión sin tubo de escape capaz de hacer frente a opciones de otros segmentos más premium. El objetivo, desde un principio, fue restar ventas de automóviles como el Model 3 de Tesla.

El Nissan LEAF ya se vio afectado por problemas relacionados con el sistema de carga rápida

¿Le ha quedado grande el desafío? Esto es lo que podría intuirse tras ver cómo algunas unidades podrían estar experimentando problemas relacionados con su sistema de carga rápida. ¿Recuerdas el problema que involucraba al Nissan LEAF de segunda generación? Hace tan solo unos meses pudimos conocer cómo las baterías se sobrecalentaban si se sometían a varias recargas de forma continuada.

Parece que aquel problema se solucionó, pero este nuevo ejemplo nos lleva a preguntarnos si es sostenible la tenencia de un coche eléctrico para realizar viajes de media distancia. ¿Y si todavía estuviésemos ante una tecnología solamente válida para el transporte en la ciudad? Casos como el que se relata a continuación nos hace volver a replantearnos la situación.

La historia que nos atañe hoy tiene como protagonista a Bjørn Nyland, un youtuber que reside en Noruega y que es conocido por crear contenido relacionado con la movilidad sostenible. Sí, él ha sido el que ha conseguido descubrir lo que sufren las baterías del Hyundai Kona eléctrico cuando se someten al frío del país nórdico.

Hyundai Kona EV, un nuevo intento por estandarizar la carga rápida

Conseguir poner un parche a una de las carencias del coche eléctrico no es sencillo. Dada la gran cantidad de variables que pueden incidir en la eficiencia de esta tecnología, no es de extrañar que se hayan producido situaciones que dejen entrever lo mucho que queda todavía para superar las cualidades de los motores de combustión interna.

El Hyundai Kona es uno de los coches eléctricos más esperados en 2019. Autopista

El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el influencer más famoso en materia eléctrica. Hace unos días, se propuso realizar un viaje de varias horas a bordo de un Kona eléctrico para valorar su funcionamiento. Tras cargar en un par de ocasiones, detectó que la potencia de carga (kW) se redujo de forma notable debido a las condiciones climáticas.

La autonomía del coche eléctrico puede depender de múltiples factores

En aquel momento, según se observa en las imágenes, la temperatura exterior era de un un grado centígrado, un clima que no es difícil encontrárselo en invierno en la mayoría de países en los que se comercializará este modelo eléctrico. Esto nos lleva a pensar que su eficiencia no es, a grandes rasgos, tal y como se anuncia en las especificaciones técnicas presentadas por la marca.

Si en condiciones normales se podía cargar en un puesto de carga rápida hasta el 80% de la autonomía en una hora, este registro, ni de cerca, se observó en la prueba de conducción realizada por el propio Bjørn Nyland. De hecho, si en condiciones normales se presuponía un rendimiento de unos 70 kW, lo cierto es que se transfirió energía a poco más de 40 kW.

Un problema que tendrá que ser atajado por Hyundai

En el caso de Nissan, cuando se registraron los problemas de rendimiento, se solucionó mediante una actualización del software del vehículo. En esta ocasión, ¿estamos ante una situación que no podrá ser solventada de esta manera o también se requerirá una nueva versión del sistema operativo? Lo único que es cierto es que la firma deberá atajar las críticas que está recibiendo.

El Hyundai Kona cuenta con un sistema de carga rápida de 70 kW. Motor1

Siendo Noruega el lugar en el que se han producido los hecho, podría tener cierta explicación si el clima fuese muy frío. No obstante, las condiciones sobre las cuales ha tenido lugar la prueba reflejan cómo se ha producido una pérdida significativa de la potencia de carga bajo unas condiciones reales. ¿Se ha producido una presentación alocada en relación con la línea eléctrica de Hyundai?

El Hyundai Ioniq eléctrico debería sufrir la misma pérdida de potencia de carga

Este mismo problema podría afectar, además, al Ioniq, la otra opción puramente eléctrica de la firma surcoreana. Teniendo en cuenta que ambas versiones comparten la misma tecnología en materia sostenible, lo lógico sería pensar que también se verá afectado por las inclemencias del tiempo.

Habrá que esperar, por tanto, a ver cuáles son las explicaciones que ofrece el fabricante en relación con el deterioro de la potencia de carga inesperado. Al fin y al cabo, este es un modelo que podría ser utilizado para realizar distancias medias más allá del ámbito urbano de forma exclusiva.