Si hablamos de coches eléctricos, exceptuando el Nissan Leaf, el Renault ZOE o el Chevrolet Bolt, apenas tenemos conocimiento de la existencia otros de fabricantes tradicionales.

Sin embargo, existen algunos más. ¿Por qué no los conoces? Las compañías, con números y presupuestos en mano, no ven viable promocionar un producto que está en vías de desarrollo y mejora. ¿Podría decirse que se ha vendido un producto inacabado?

Lo fácil es añadir una versión eléctrica que no cumpla con algunos mínimos

Lo cierto es que no, pero tampoco comercializan la mejor alternativa del mercado, tanto por segmento como por tecnología. Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer con un modelo que apenas da ventas y sirve solo para mostrar algunos resultados de la investigación en lo referente a lo eléctrico?

Mercedes lo tiene claro. Según se ha podido leer en Automotive News, el Clabe B Electric Drive dejará de producirse debido al bajo nivel de producción y altos costes de fabricación.

¿Por qué Mercedes ha tomado esta decisión repentinamente a sabiendas del futuro de la electricidad en el mercado? Veámoslo.

Mercedes Clase B Electric Drive, una apuesta basada en una gama secundaria

El actual Mercedes Clase B, sin filtrar por motorización, ocupa un papel alejado de lo primordial para la compañía. Atendiendo al nivel de matriculaciones de la compañía, información publicada por ANFAC, se observa que otros modelos aportan mayor volumen de ingresos.

Un buen ejemplo de ello son los Clase A, Clase C y algunos modelos de la división SUV. Teniendo en cuenta la escasa aceptación de la modalidad eléctrica del B, ¿por qué no dejarlo caer?

El Mercedes Clase B eléctrico dejará de producirse en las próximas semanas. El País

Lo cierto es que esta decisión ha llamado la atención al chocar con la dirección a la que apunta el mercado. La electricidad será la seña de identidad de la mayoría de los coches en un horizonte temporal de aquí a 2040, momento que coincidirá con la prohibición de las tecnologías tradicionales en algunas metrópolis del mundo.

Llama mucho la atención que se decida retirar un automóvil de estas características cuando desde Mercedes están entusiasmados con su entrada en la modalidad más importante de la competición alternativa, la Fórmula E.

Era ineficiente respecto a su competencia, pero aún así, ¿merecía una oportunidad?

El Clase B 250 e, que esta es la notación oficial del modelo, disponía de una motorización eléctrica pura, tal y como detalla la propia web del fabricante Mercedes. Su equipo de baterías, formado por iones de litio, le permitía contar con una autonomía total situada en torno a los 200 kilómetros.

A su vez, disponía como opción de un sistema conocido como RANGE PLUS, el cual le otorgaba la posibilidad de extender el rango un máximo de 30 kilómetros más.

El Mercedes Clase B Electric Drive posee unos 200 kilómetros de autonomía. Autofácil

De igual modo, su velocidad máxima estaba limitada a 160 km/h para evitar una reducción precipitaba de la capacidad de las baterías.

Para medir el tiempo de carga, la compañía expresó un intervalo comprendido entre las 2 y las 9 horas, dependiendo de la intensidad de la corriente y la potencia contratada.

El Mercedes Clase B Electric Drive es lo más parecido al coche fantasma

¿Has logrado ver alguno en directo o expuesto en el mejor concesionario de tu ciudad? Lo cierto es que la firma bávara no se ha preocupado lo más mínimo por la promoción y venta de esta alternativa.

Viendo el mercado, es fácil encontrar competidores que ofrecen servicios más elaborados y eficientes. La versión Electric Drive dejará de comercializarse para centrarse en la disposición de un mejor eléctrico en el futuro.

Parece ser que Mercedes seguirá mejorando su apuesta eléctrica

Ahora bien, ¿por qué no incentivar un automóvil con tecnología desarrollada por Tesla? Así es, tal y como apuntan en electrek, posee diversas soluciones adoptadas en los diferentes modelos que comercializa la compañía con sede en Palo Alto.

Es importante destacar que no estamos ante un caso de robo de patentes. Mercedes, a través del grupo Daimler AG, es poseedora de un gran paquete accionarial de la compañía cuyo CEO es Elon Musk, uno de los magnates más influyentes del mundo.

Por qué dejan caer una de las principales propuestas eléctricas en Mercedes

A modo de contestar este epígrafe, es importante destacar que Rob Moran, el portavoz de la compañía en Estados Unidos, realizó hace unos días unas declaraciones para responder a las dudas que todo el mercado estaba haciéndose.

En una entrevista para el medio especializado Automotive News, dijo lo siguiente:

Debido a nuestro enfoque estratégico de conectividad, conducción autónoma y sistemas de eléctricos para la movilidad del futuro, estamos planificando la electrificación paso a paso de nuestra cartera. Además, estamos evaluando la producción de nuestra nueva generación de vehículos eléctricos en todos nuestros mercados.

A raíz de estas declaraciones, parece ser que Mercedes habría decidido eliminar esta propuesta eléctrica un tanto obsoleta en aras de mejorar su propia tecnología. Esto haría que en los próximos meses viésemos avances orientados a una comercialización de una nueva gama eléctrica.

¿Parece acertada esta política? Teniendo en cuenta que Mercedes conseguirá contar con una gran innovación en los próximos años por la canalización de su división de competición en la Fórmula E, es razonable pensar que sí.