Hace apenas medio año que sabemos algunos de los datos oficiales del Tesla Semi. Conocemos su autonomía, la disposición de 2 versiones, su esperada llegada al mercado para 2019 o principios de 2020 y, sobre todo, cómo se pretende revolucionar el mercado del transporte sostenible en el transporte de mercancías.

Su tecnología, su potencial aspiración a la autonomía en la conducción o, incluso, la disposición de una red de recarga plausible denominada Megacharger, ya han animado a un gran número de empresas a realizar su correspondiente pedido. Algunas de ellas, hecho, ¡ya han realizado encargos por valor de 100 unidades!

Algunas empresas reservistas ya han accedido a pruebas reales con el vehículo en sus sedes

Así pues, llegado este momento, es importante realizar un rápido análisis sobre lo que podría ocurrir en los próximos meses si la escalada de reservas no para de aumentar con el paso del tiempo. Es vital destacar que el proyecto del camión está avanzando a ritmos exponenciales. De hecho, ya lo están probando algunas de las compañías que lo reservaron en su momento.

El Tesla Semi, además de mejorar las economías de escala en la producción de la propia compañía, será uno de los principales motores de crecimiento de la firma de coches eléctricos más puntera del mercado. Sus fuertes vaivenes vividos estas semanas en relación a su valor de cotización no están parando la línea económica de la firma, convencida de que otra movilidad es posible.

¿Cuáles son los números que ya se están barajando respecto al camión eléctrico más innovador de los próximos años? No ha trascendido el número de órdenes de pedido que ya se han ejecutado, pero la firma estima que podrían llegar a producirse hasta un total de 100.000 unidades en el medio plazo cada año.

El Tesla Semi será la revolución que necesitaba la logística

Aquellas empresas que dispongan de departamentos logísticos con mucho presupuesto y las carreras disten menos de 500 kilómetros, es muy probable que lo que necesiten en su flota de vehículos para los próximos años sea un Tesla Semi.

El Semi supondrá un antes y un después en la compañía de Palo Alto. Sus números así lo demuestran. Electrek

El camión que será producido, por supuesto, en la factoría de Freemont, dispondrá de toda una serie de ventajas para que las compañías se decanten por el producto destinado al transporte de mercancías más futurista. Según se puede leer en Evannex, los primeros datos apuntan a un objetivo de unas 100.000 unidades producidas al año.

El Tesla Semi podría requerir inversiones multimillonarias para incrementar su producción

Esto equivaldría, contando con que todos los días del año fuesen laborables, a que cada día debería realizarse una producción de hasta 273 unidades aproximadamente. Ahora bien, esto no sería algo nuevo en Freemont, ya que actualmente ya se ha conseguido superar la producción de más de 250 unidades del Model 3 en una única jornada, según se puede destacar en la estimación de Bloomberg.

La firma de Palo Alto, propiedad de Elon Musk, podría fijar su objetivo de fabricar 100.000 unidades anuales para el segundo o tercer año de llevar el camión en la cadena de montaje. Para ello, deberá realizarse un pormenorizado estudio para evitar lo que está ocurriendo con la producción del sedán de acceso a la gama.

Por qué el Tesla Semi romperá las barreras del mercado

Hasta el precio de los productos que compras en el supermercado podrían modificar sus precios a la baja si los proveedores se decantasen por el uso del vehículo eléctrico. Es importante tener en cuenta que los costes operativos de estas empresas se verán reducidos en el futuro por tener que atender menos gastos derivados del combustible o averías.

El Tesla Semi en sus 2 variantes en las que estará disponible en el futuro. Teslarati

Tal y como se puede leer en el portal citado anteriormente, Tesla pretendería dar salida hasta 100.000 unidades del Semi. Esto, contando con que cada unidad podría rondar los 180.000 dólares, se traduciría en unos ingresos totales cada año situados en torno a los 18.000 millones de dólares. A esta partida, por supuesto, habría que reducir el coste de producción de cada unidad.

Tesla tiene en mente la producción de nuevos modelos para competir en más mercados

Aun así, ¿estamos ante los ingresos que darán legitimidad a la empresa para competir en nuevos mercados en los próximos años? Es importante destacar que entre los objetivos de Tesla en el medio plazo está la producción de un pickup, el Model Y y el Roadster, el actual automóvil con mayor aceleración del mundo.

Todo hace pensar que Tesla centrará todos sus esfuerzos en el camión cuando consigan lograr lo estipulado para el Model 3, es decir, dar salida a unas 5.000 unidades semanales para finales del segundo trimestre del año. ¿Lo conseguirán? Habrá que apretar los dientes para ver si finalmente lo logran.