El mercado eléctrico va desvelando nuevos sectores de la movilidad que serán objeto de su mayor eficiencia sobre las tecnologías tradicionales. Si el mercado de la automoción y el de los vehículos puramente urbanos ya habían sido conquistados, esta vez le toca el turno al del transporte de mercancías.

El mercado logístico experimentará una fuerte reducción de costes conforme incremente la demanda y oferta de mecánicas híbridas y eléctricas en los medios de transporte más pesados. El Tesla Semi es el ejemplo más llamativo para explicar cómo ya están fijándose las bases del futuro del segmento.

El camión Semi anticipa una revolución en el sector del transporte de mercancías

Los precios del Semi anticipan un fuerte apoyo por parte de un gran número de empresas, algunas de las cuales ya han comenzado a realizar los primeros pedidos del camión del futuro. ¿Son los camiones alternativos los que culminarán el éxito del coche eléctrico? Podría ser así atendiendo a una reducción de los costes operativos.

Por otro lado, esta nueva tecnología incorporará numerosas potenciales líneas de investigación. Una de ellas, la cual está planteándose desde el lanzamiento del modelo de Tesla, es la posible incorporación de paneles solares con el objetivo de incrementar la autonomía con cada ciclo de carga.

¿Es viable una alternativa de estas características? Lo cierto es que el mercado de la automoción ya ha probado, en anteriores ocasiones, un desarrollo basado en esta directriz. Ahora bien, ¿qué dificultades presenta? Para poder analizarlo, quizás, debemos recurrir al mundo de la competición y alternativas surgidas a lo largo de la historia.

Los paneles solares incrementarán autonomía, pero a largo plazo

En la actualidad existen diversos proyectos basados en los paneles solares adecuados a la conducción eléctrica. En Urban Tecno ya te hemos hablado del Lightyear One o la increíble autocaravana Dethleffs e.home en anteriores ocasiones. ¿Podemos afirmar que tiene mercado la instalación de este tipo de soluciones?

Tesla ha vuelto a llamar la atención de los presentes en una nueva demostración de fuerza de la tecnología eléctrica. USA Today

En el primero de los casos analizados ya descubrimos que, a corto plazo, el One de Lightyear no contaba con la tecnología necesaria para ofrecer una autonomía conforme a los estándares establecidos. Por otro lado, la preparación de la autocaravana sí que conseguía ofrecer los servicios que debía contener cualquier casa rodante.

Entonces, ¿cómo basar una predicción en torno a la figura de la obtención de la energía solar? Según se puede leer en el portal especializado en tecnología Wired, Tesla podría recurrir a la instalación de paneles solares sobre el techo de la cabina y el remolque para incrementar unos kilómetros la autonomía del Semi.

Solarcity fue fusionada con Tesla Motors en otoño de 2016

Esta solución habría sido propuesta por muchos internautas con el objetivo de aprovechar las sinergias que podrían producirse al haber adquirido hace un tiempo SolarCity, una compañía que se encarga, principalmente, de la transformación de la energía solar en eléctrica para el consumo.

Para valorar la posible eficiencia de la instalación de esta fuente de energía sobre el techo del medio de transporte, el portal ha llevado a cabo un sencillo análisis basado en un ejemplo hipotético. Fijando unas medidas en torno a lo 15 metros de largo y 2,6 metros de ancho en lo referente a un remolque convencional, se puede llegar a la conclusión de que habría en torno a unos 39 m2 de superficie para la instalación de las placas.

Además, habría que valorar en la ecuación de la obtención de energía eléctrica gracias a una incidencia de la radiación solar en torno a unos 60° de inclinación, una eficiente disposición para generar más electricidad. Tomando estas características, se podría determinar el siguiente cálculo ofrecido por el portal.

Fórmula de la instalación de paneles solares del ejemplo anterior. Wired

Basándose en las primeras estimaciones de la capacidad de la baterías del Semi, se podría llegar a la conclusión de que el Semi podría extender su autonomía hasta un 7% si incorporase la instalación de los paneles solares.

Esto, en la versión de mayor autonomía (800 kilómetros) equivaldría hasta un total de unos 56 kilómetros más por cada ciclo de carga. Puede parecer una distancia no muy grande, pero con el tiempo se conseguiría un importante ahorro en tiempo de carga.

¿Es posible el incremento de la autonomía mediante este mecanismo?

Tesla, a través de esta fórmula, conseguiría mejorar sus ya tradicionales economías de escala en la producción. De hecho, si ya sería capaz de incluir los Semi para el transporte de material entre la Gigafactory y Freemont, esto iría un paso más allá, logrando incrementar la competitividad de la compañía.

Mercedes podría determinar muy pronto cómo competirá en el mercado de transporte pesado basado en la mecánica eléctrica. PonteGeek

¿Están el resto de propuestas preparadas para la inclusión de sistemas de obtención de energía solar? Quizás, no es tan sencillo. El principal problema al que se verían enfrentados sería el peso del propio conjunto de placas y su correspondiente transformador.

Sin embargo, en los próximos años podría tener lugar una mejora de los propios programas de captación de la energía para su correspondiente transformación a energía eléctrica. ¿Cuándo podría valorarse esta alternativa para extender la autonomía? En el corto plazo, de momento, no será viable.