Tesla se aferró a una concepción que, por el momento, ha salido a pedir de boca. La renuncia a dividendos, incluso a beneficios, y la reinversión de la mayor parte delos ingresos, ha permitido que actualmente estemos ante el fabricante de coches eléctricos más destacado del mercado. ¿Llegará en el corto plazo a ser tan competitiva como una firma de automóviles generalista?

En pleno camino por la conquista de segmentos más terrenales, toca preguntarse por qué la movilidad sostenible podría tener hueco en el mercado. Para contestar a esta cuestión, es muy importante introducir variables tales como los beneficios que genera el coche sin emisiones contaminantes o cuáles son los obstáculos que están ligados a esta tecnología.

Los principales productores de baterías están incrementando sus inversiones en baterías

La mejora de las cualidades de la mecánica eléctrica se ha producido, en parte, por las mayores inversiones realizadas por las empresas de esta industria. Compañías como Panasonic, LG Chem o Samsung, están multiplicando sus esfuerzos en pleno auge potencial del coche eléctrico. ¿Habrá espacio para todas estas empresas? Es justo aquí cuando aparece la paradoja de Tesla.

La firma de Palo Alto, principal precursora de la transición ecológica en la movilidad, podrá escoger qué fabricantes de baterías son los que incluirán sus opciones en la gama Model. Esto ocurre en la actualidad en cualquier sector económico, pero en esta ocasión, el poder negociador de Tesla podría ser demoledor.

¿Cómo se presenta la industria de la base del coche eléctrico? La motorización sostenible requerirá unos proveedores que cuenten con precios competitivos, hasta el punto de ser rentables ofreciendo sus productos más baratos que al resto de productores de automóviles que no emitan partículas contaminantes. ¿Estará Tesla en la posición más aventajada en el mercado?

Una negociación que se prevé ligada a descuentos destacados

En la actualidad, Panasonic es el actual fabricante de baterías más próximo a Tesla. Sin ir más lejos, además de la producción de los conjuntos de celdas de los Model S y Model X, en la Gigafactory se encarga de la fabricación de los del Model 3, el automóvil que está llamado a ser el verdadero disruptor en esto de la ecomovilidad. Ahora bien, ¿qué es lo que vendrá próximamente?

Tesla ha mejorado la densidad de las baterías que equipa el Model 3. ADSLZone

La firma de Palo Alto está llevando a cabo múltiples inversiones más allá de Estados Unidos. A sabiendas que el principal mercado de la automoción sostenible está focalizado en Asia, Tesla producirá automóviles en China con un objetivo primordial, evitar el precio de los aranceles a los productos de importación. ¿Qué ocurrirá entonces?

Panasonic apenas consigue beneficios en su división automovilística sin ayuda de Tesla

Panasonic, según se puede leer en el artículo de InsideEVs, en referencia al portal Nikkei, podría no ser muy rentable más allá de su acuerdo de cooperación con Tesla. Es importante destacar que el fabricante japonés produce baterías también para otros fabricantes de automóviles. ¿Se mantendrá esta relación una vez eche a rodar el proyecto de la nueva Gigafactory?

Tras su desembarco en tierras chinas, la compañía de Palo Alto se encontrará, de repente, con todo un conglomerado de empresas dispuestas a surtir de conjuntos de baterías de automóviles como el Model 3 o el futuro Model Y. Para entonces, se podrá negociar contratos a la baja aprovechando la mejor posición en el mercado.

La deslocalización de la producción también mejorará a Tesla

El mercado asiático se ha posicionado como uno de los referentes en cuanto a movilidad sostenible. Ejemplos de países como China, Corea del Sur o Japón, han demostrado estar muy bien colocados de cara al potencial crecimiento del coche eléctrico en el mercado internacional. No obstante, entre todos ellos, Estados Unidos ha conseguido desbancarles con Tesla.

La actual gama de Tesla está comprendida por el Model 3, Model S y Model X. Pinterest

No obstante, tal y como se ha observado en infinidad de casos, las compañías no entienden de nacionalidades. Las cuentas de resultados son el principal objetivo de cualquier organización con ánimo de lucro, por lo que Tesla basará su principal línea estratégica en el desarrollo de una efectiva política comercial, sobre todo, en China.

Tesla disfrutará de mayores economías de escala en la producción gracias a los acuerdos comerciales

Contar con el atractivo de una fuerza negociadora destacada será una ventaja competitiva que el fabricante deberá aprovechar. Al fin y al cabo, los próximos años serán vitales en términos de movilidad sostenible. Posicionarse en una buena posición podrá garantizar hoy disponer de una cuenta de resultados en positivo en unos años.

Así pues, a sabiendas de las plausibles economías de escala que conseguirá Tesla en los próximos años, todo parece indicar que se aprovecharán unos mejores acuerdos comerciales con los proveedores de una material esencial para dar sentido a su negocio; el desarrollo de una flexible fabricación de automóviles para reducir el consumo de recursos fósiles.