Hay compañías que hace unos años jamás pensaríamos que, algún día, producirían su propio coche eléctrico. La antigua Saab o Polestar, son algunos de los casos más sonados. De hecho, ambos casos vienen llegados directamente desde el norte de Europa, curiosamente una de las zonas del mundo que más potencia la conducción eléctrica.

Cualquier enamorado de Volvo siempre te hablará maravillas de los modelos preparados por Polestar. Para entenderlo bien, hay que pensar que esta división es lo que AMG para Mercedes, la línea Motorsport para BMW o RS Line para la firma de los 4 aros. ¿Con qué objetivo, no obstante, han decidido desligarse de su matriz?

Volvo continuará trabajando con Polestar en el desarrollo de vehículos

Hace unas semanas, esta nueva firma del sector eléctrico ofreció su primer modelo de producción completamente eléctrico. Según se puede observar, la línea viene extraída directamente de la plataforma de la empresa sueca, con quién continúa teniendo una relación de cooperación.

A día de hoy, ya ha dado a conocer cuál será la ubicación de su primera fábrica en propiedad. ¿A qué aspira un nuevo miembro que apuesta de lleno por la movilidad del futuro? ¿Qué es lo que se va a encontrar cuando lleguen las primeras unidades del Polestar 1 al mercado?

Polestar Production Center, el lugar de operaciones de la compañía

Tras la realización de una fuerte inversión y un exquisito proyecto para fijar el lugar de producción de la empresa, Polestar ha contado con la colaboración de diferentes expertos que han determinado que la mejor localización era la región de Chengdu, en China.

La primera fábrica de Polestar estará situada en Chengdu, China. Electrek

¿Por qué el mercado asiático? Varias son las causas que han determinado que la ubicación en el país asiático más grande del mundo era la mejor idea. Por ello, a continuación se desvelan los motivos de esta arriesgada decisión.

Según se puede leer en el portal especializado Electrek, la marca de nueva factura habría valorado el esfuerzo del Gobierno chino por la reconversión del parque automovilístico. A ello habría que sumar la gran variedad de proveedores de baterías eléctricas y componentes afines al sector y, por último, el aprovechamiento de unos costes operativos más bajos que en otros países.

La renovación del parque automovilístico mundial pasa por la decisión que tome China

En primer lugar, el último Plan Quinquenal lanzado por el Partido Comunista de China traerá consigo una gran cantidad de ayudas para reducir el número de coches contaminantes y subvencionar la compra de alternativas eléctricas y más eficientes en término de emisiones.

Por otra parte, China es uno de los países que mayor dotación de recursos posee en el mundo. La industria de las baterías, una de las que mayor proyección tiene en el futuro, podría permitirle a Polestar obtener economías de escala en la producción más fácilmente, haciendo más atractivos sus productos al público por una simple cuestión de precio.

Por último, es necesario hacer referencia a las condiciones laborales de la mayoría de la fuerza laboral en China. No quiere decir que Polestar vaya a infringir los derechos laborales de los empleados, pero sí que se enfrenta a unos costes más bajos que si decidiese producir en Estados Unidos o Europa, entre otras áreas geográficas.

Polestar 1 con objetivo de producción inmediato

Según se puede leer en El Confidencial, el futuro Polestar 1 entrará en producción a mediados de 2019, marcando un antes y un después en la industria de la automoción.

Polestar hasta hace unos meses era la división de Volvo para la conducción deportiva. The Verge

Se espera, por tanto, que las primeras unidades entregadas se produzcan en el tercer trimestre de dicho año. El futuro coupé de la compañía abrirá una fórmula de comercialización que romperá todos los moldes en la industria.

El pago por suscripción, tal y como ya describimos hace unas semanas, será la base de competitividad de la firma, la cual se asegurará unos ingresos mensuales a través de los múltiples contratos de alquiler. De esta forma, el usuario contará con una ventaja primordial; la sustitución del vehículo pasados 2 o 3 años con la posibilidad de renovar su contrato con una unidad nueva a estrenar.

Habrá que estar atentos, por tanto, a ver cómo se desarrolla el futuro de la firma de coches eléctricos con uno de los mayores potenciales del mundo. ¿Enamorado del Polestar 1? Ya queda menos para verlo en nuestras calles.