Tesla es un fabricante que está acostumbrándose a manejar cifras que tan solo hace unos años jamás que habrían atrevido a valorar. Es importante recordar que hasta 2015, el fabricante de Palo Alto únicamente tenía centrada su mirada en únicamente 2 modelos de tirada premium, el Model S y el Model X.

No obstante, el propio Elon Musk y su equipo supieron que si de verdad querrían estar a la cabeza en la transformación del parque automovilístico a nivel mundial, Tesla debería producir un modelo más generalista. Esto tuvo lugar en 2016 de la mano del Model 3, una alternativa que nació bajo el concepto de reserva.

Tesla solamente acepta pedidos del Model 3 pagando una reserva de 1.000 dólares/euros

Esta nueva modalidad de compra apenas habría tenido éxito si cualquier startup hubiera ofrecido esta posibilidad, pero partiendo de la concepción de Tesla, muchos usuarios se lanzaron al pago de 1.000 dólares / euros para contar con un trato preferente cuando la producción echase a andar.

En marzo de 2016 se abrió el periodo para realizar el pedido de un Model 3, pero las primeras unidades no llegaron hasta algo más de un año después. De hecho, aún a día de hoy se están llevando a cabo las entregas solamente en Estados Unidos y en puntos muy concretos de Canadá, lo cual sirve para explicar la expectación que ha causado desde su lanzamiento.

Ahora bien, ¿son los datos que siempre se han querido vender tan acertados como creíamos? Un estudio elaborado por Second Measure acaba de pronosticar que hasta un 23% de las reservas que se materializaron desde su presentación en sociedad han quedado en papel mojado. ¿Qué causas habría provocado esta caída del número de pedidos y qué consecuencias podría tener? Veámoslo.

Reservas como sustento de la confianza en el fabricante

El número de unidades reservadas pendientes de entrega y pago se ha valorado por parte de la compañía como un activo más. De hecho, esto ha influido en el valor de cotización desde que se supiese que los números solían estar fijados en un total de más de 400.000 reservas por acometer. ¿Sería esta caída un dato por el cual preocuparse?

Número de pedidos del Tesla Model 3 según Second Measure. Second Measure

Tal fue la expectación que causó el Model 3 durante los primeros días que estuvo abierto el plazo de reserva que Tesla llegó a recomendar a los usuarios que adquiriesen un Model S o Model X para evitar la espera y contar con carga gratuita en las estaciones Supercharger. ¿Hubo una estimación errónea respecto a las predicciones de demanda?

Tesla ha tenido problemas de cuellos de botella en la producción del Model 3

Desde que se inició la producción del Model 3, Tesla ha sufrido la ira de los inversores bajistas en los mercados financieros. El fabricante ha visto, a nivel de producción, cómo el número de unidades fabricadas crecía por debajo de lo que afirmaban las predicciones. ¿Demasiados problemas en la cadena de montaje?

Para más inri, algunos usuarios que ya cuentan con su unidad se han quejado abiertamente de algunos de los problemas relacionados con la calidad percibida de algunos materiales empleados en el coche y algunas soluciones mal rematadas. ¡Hasta se ha puesto en duda la seguridad del automóvil en relación a su sistema de frenada!

Un análisis que sirve para entender lo que supone el Model 3

Las cifras oficiales rondan en torno a un 12% el número de unidades que se suelen cancelar respecto de las que se firman. Estos datos, no obstante, chocan en relación con los datos que mueve la consultora Second Measure. ¿Estamos ante una alteración de los datos veraces?

El Tesla Model 3 ha supuesto un antes y un después en relación con la movilidad eléctrica. Cacsw.org

Los número que maneja el fabricante de Palo Alto también reflejan que hasta un 8% del número de reservas que se están materializando termina escogiendo una unidad del Model S o Model X ante los largo plazos de espera que supone la llegada de un Model 3.

El 61% de las reservas pendientes de satisfacer se formalizó tras los primeros días

Sin embargo, algo que podría provocar desconcierto para el inversor es cómo se reparte el número de unidades reservadas por los consumidores. Al parecer, el 61% de las personas que están esperando actualmente un Model 3 realizó el depósito de los 1.000 euros/dólares en los primeros días posteriores al inicio del plazo para formalizar el pedido.

¿Se está ampliando el volumen de producción con unas expectativas de crecimiento de volumen de pedidos por debajo de los niveles de los primeros meses? Es posible, no obstante, que el número de unidades a reservar comience de nuevo a crecer si se reducen los plazos de entrega. Es importante recordar que será durante la segunda mitad del año que viene cuando llegue a mercados como el europeo.