Ya hemos pasado el primer semestre del año y lo cierto es que apenas hemos tenido noticias de Faraday Future. La compañía de capital chino y con sede en California ha vivido una situación en la que se creyó que la quiebra era lo más razonable. No obstante, una ronda de financiación exitosa ha vuelto a poner en el escaparate al FF91, el Tesla Killer por antonomasia.

¿Qué podemos afirmar de un fabricante que se postuló como el verdadero competidor de la firma de Palo Alto? Viendo la situación de ambas compañías se puede observar cómo han seguido una tendencia completamente contrapuesta. Es cierto que Tesla ha contado con la confianza de algunos de los fondos de inversión más importantes, algo que ha sido vital para garantizar su crecimiento.

El ff91 marcará una dura competitividad con los modelos premium de Tesla

Ante la situación actual, ¿podemos hablar de la revitalización de esta startup destacada en cuanto a movilidad sostenible? El FF91, el principal modelo con el que pretendía entrar de lleno en la industria alternativa de la automoción, parece volver a contar con un equipo especializado en el desarrollo de las mecánicas eléctricas.

Por este motivo, merece la pena echar un vistazo a la posición actual del desarrollo de un competidor que se situaría a medio camino entre los segmentos berlina y crossover, espacios donde Tesla compite a través de su Model S y Model X. Según se puede leer en Electrek, los 2 mil millones de dólares captados en la ronda de financiación servirán para ofrecer un modelo que esté a la altura.

De hecho, unas nuevas imágenes publicadas por la compañía atestiguan el intenso trabajo que se está realizando en torno a uno de los proyectos más destacados en movilidad eléctrica. ¿Será esta apuesta china la alternativa que lidiará con el liderazgo de la firma de Elon Musk? Otras compañías como NIO ya han demostrado una potencial rivalidad.

Unas imágenes para ilustrar el desempeño en circuito

Cuando un fabricante desarrolla un nuevo producto, este siempre suele rodar a altas velocidades con un objetivo primordial, obtener información sobre el comportamiento del vehículo en situaciones de riesgo. ¿Iba a ser el FF91 una excepción? Por supuesto que no, he aquí la prueba.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, ofrecidas por la propia marca automovilística a través de su perfil en YouTube, una unidad del Faraday Future ya ha conseguido rodar a una velocidad de 120 mph (193 km/h) durante un total de 55 minutos, lo cual nos lleva a preguntarnos qué capacidades tendrá el primer modelo de la firma una vez que salga al mercado.

El FF91 ha conseguido rodar a casi 200 km/h durante prácticamente una hora

Teniendo en cuenta que circular a velocidades altas es una de las deficiencias más importantes de un coche eléctrico, llama la atención ver cómo consiguió mantener dichos registros durante prácticamente una hora. ¿Estamos ante un modelo que contará con autonomías más propias de un coche con motor térmico que uno sin emisiones?

Es pronto para saber si se lograrán unos datos relevantes en cuanto a kilometraje por ciclo de carga, pero la disposición de sus motores eléctricos y la capacidad de la batería ya han posicionado a esta apuesta como una de las más destacadas para hacer frente a las versiones 100D de los Model S y Model X de Tesla.

Una tecnología de movilidad que rompería moldes en el sector

Estamos ante un prototipo en plena fase de desarrollo, por lo que los datos que aparecen a continuación podrían sufrir modificaciones en las etapas próximas que están por llegar. Tal y como se puede leer en el medio citado, el FF91, a priori, contará con 3 motorizaciones, situadas 2 de ellas en el eje trasero y la restante en el delantero.

Faraday Future parece haber superado los problemas de financiación que han lastrado el desarrollo del FF91. Economía Digital

No obstante, lo que está causando más expectación para los competidores y consumidores potenciales es la capacidad de la batería. A tenor por las primeras informaciones, Faraday Future habría preparado un conjunto de baterías de hasta 130 kWh, estableciendo así un nuevo récord en la movilidad eléctrica de producción.

El principal rival de Tesla podría mejorar sus números de autonomía real

Para hacernos a la idea de los datos que están barajándose, es como si el FF91 contase con la tecnología del 100D de Tesla y dispusiese un extra equivalente a la que disfruta el BMW i3 tras el restyle. ¿Podemos anticipar que este modelo contará con una autonomía que superará ampliamente los 500-600 kilómetros de autonomía real?

Todavía habrá que esperar unos meses para conocer cómo se trazará la estrategia de este automóvil. Su tirada comercial será mucho más pequeña que la de sus principales rivales, pero lo cierto es que el público objetivo tampoco será el mismo. Quizás estemos ante la aparición de un nuevo nicho de mercado mucho más específico enclaustrado en el segmento más premium.