Echando un rápido vistazo a la movilidad sostenible y, en función a todo lo que conocemos sobre esta tecnología, podemos afirmar que 2 son los principales problemas principales que se deben solucionar. El coche eléctrico peca de disponer de una autonomía menor que la de los automóviles convencionales de combustión interna y requiere un proceso de carga muy lento.

Desde hace un tiempo, los fabricantes han desarrollado varias tecnologías con el objetivo de mejorar la experiencia de usuario de este tipo de innovación. Compañías como Tesla han primado por la apuesta de opciones en ambas direcciones, mientras que otras como Porsche se han centrado en la apuesta por la carga ultrarrápida. ¿Y si la solución definitiva se encontrase en otra dirección?

El ES8 es el coche eléctrico que está despuntando en China por sus cualidades

NIO, uno de los fabricantes que ha nacido con el objetivo de posicionarse al nivel de Tesla en unos años, ha ideado una nueva aportación a esta extensa lista. El fabricante de origen chino, a partir del ES8, ha diseñado una plataforma que podría revolucionar el mundo de la automoción. ¿En qué consiste? La sustitución de baterías eléctricas podría ser una realidad en el corto plazo.

Hace tan solo unos días te mostramos cómo esta compañía está viendo incrementado su volumen de negocio en los últimos meses. ¿Tendría cabida este sistema para contar con centenares de kilómetros en apenas 5 minutos? Los conjuntos de baterías extraíbles podrían tener una especial incidencia en la movilidad.

Una de sus principales cualidades está relacionada con el tipo de tecnología dispuesta en dichas estaciones. La robótica, tal y como podrás observar un poco más abajo, es el eje principal de su operabilidad. Veamos, por tanto, cuáles son los pasos necesarios para disfrutar de una sustitución de baterías que podría tener mucho tirón en los próximos meses en el mercado a nivel internacional.

NIO, así funciona su estación de intercambio de baterías

Esta compañía pretende, según se puede leer en el portal especializado InsideEVs, internacionalizar un modelo de negocio que permitiría acabar con el resto de propuestas lanzadas por los fabricantes mencionados anterioremente y con cualquier otra proposición futura. ¿Será este el modelo que cambiará los patrones del coche eléctrico? Veamos cómo funciona.

Las imágenes anteriores muestran todo el proceso que se requiere realizar para disfrutar de autonomía plena en apenas 4 minutos. En cada una de las estaciones que la empresa pretende implantar de aquí a final de año, cualquier propietario deberá situarse en el espacio indicado para que tenga lugar esta sustitución.

Cada proceso de sustitución tiene una duración de unos 4 minutos

Según se puede observar, tras la elevación, una máquina robotizada consigue desacoplar el conjunto de baterías usado para su posterior recarga. Tras este paso, la misma estructura se encarga de sustituir esta tecnología por otra, volviendo a acoplar el nuevo completamente cargado. ¿Podría ser una realidad a nivel estándar en el medio plazo?

NIO está convencida de poder revolucionar el transporte sostenible con esta solución. De hecho, creen poder recortar todos los pasos para conseguir, en un futuro, sustituir más unidades por cada hora de trabajo. Solo así, creen, que el coche eléctrico será una realidad con potencial en la industria.

Mismo tiempo entre sustitución de batería y repostaje

El principal problema al que se enfrenta el coche eléctrico es que el usuario debe modificar parcialmente sus pautas de consumo. Al fin y al cabo, el coche de combustión interna requiere, simplemente, pasar por una gasolinera para disfrutar del máximo de autonomía. ¿Estamos ante la equiparación definitiva entre el automóvil eléctrico y el que usa recursos fósiles?

NIO ha desarrollado estaciones de intercambio de baterías en apenas unos minutos. Car in my life

Esta solución, no obstante, todavía presenta una serie de dificultades. La más importante de ellas está relacionada con la propia tecnología que incluyen los modelos actuales. La mayoría de la oferta del mercado cuenta con baterías incluidas sobre el chasis, igual que el ES8 de NIO, pero inaccesibles ante esta solución.

La solución planteada por NIO podría cambiar las teclas del juego en movilidad sostenible

Modificar este formato podría entrar miles de millones de euros a las compañías que ya están produciendo opciones eléctricas. Por este motivo, todo parece indicar que esta alternativa no tendrá crecimiento en la mayoría de las áreas geográficas, al menos en el corto plazo. Ahora bien, ¿y si NIO decidiese apostar por nuevos mercados? Su introducción podría modificar el patrón de producción.

Aun así, es importante destacar que estamos ante una tecnología que todavía admitirá nuevas innovaciones que puedan impulsar eficientemente al coche eléctrico en su conquista del mercado. En los próximos años, la movilidad sostenible trazará una serie de vías para dejar atrás una industria basada en las emisiones contaminantes.