Desde hace algo más de un año, la principal referencia del mercado eléctrico es el Tesla Model 3. Pese a haber arrancado con muchas dudas en el mercado, se está viendo cómo el tiempo está dándole la razón al equipo de Elon Musk. La firma de Palo Alto está, mes tras mes, atendiendo un mayor número de pedidos por la creciente demanda del pequeño de la familia.

Ahora bien, ¿por qué solo en espacio y ciertas calidades es lo que separa a la línea Model 3 de la Model S? Las baterías, por ejemplo, están demostrando ser una de las principales referencias de la marca. De hecho, este modelo estrenó una nueva generación tecnológica que le ha dotado de una mayor densidad; la variable que debe mejorar para garantizar el éxito del producto eléctrico.

El Tesla Model 3 se ha convertido en una referencia en materia eléctrica

Su creciente demanda está provocando una caída en cuanto a matriculaciones del Model S. Esto es así por una mera cuestión, el papel sustitutivo del Model 3 está siendo muy importante en el seno de la compañía. El usuario es capaz de detectar este fenómeno, hasta el punto de que el componente precio marca la diferencia. Ahora bien, ¿qué podemos destacar del sedán de acceso a la marca?

Día tras día se supera. Pese a que todavía ofrece algunos problemas que no se corresponden con un modelo de su gama, dispone de unas ventajas que están generando una ventaja competitiva continua. La velocidad de carga del Model 3 acaba de establecer un nuevo récord. ¿En qué se traduce que se haya conseguido un máximo de 126 kW en una estación europea?

Hasta ahora, la red Supercharger se había convertido en la principal referencia en materia de recarga de coches eléctricos. Las nuevas estaciones presentes en el mercado europeo han permitido, al modelo de acceso a la marca estadounidense, establecer una nueva marca, superando en 6 kW el anterior registro. Este, como no podría ser de otra manera, también estaba en manos de Tesla.

Europa ya está a la cabeza en materia de carga del coche eléctrico

Tal y como se puede leer en el tweet de la compañía a quien pertenece el sistema de carga Fastned, se ha conseguido lograr un pico de potencia de carga de 126 kW. Este nuevo registro ha conseguido una mejora por valor del 5% respecto al límite de carga que ofrece Tesla a través de la red Supercharger. ¿En qué se traduce esta nueva marca? Veamos cómo se ha conseguido.

El Tesla Model 3 acaba de establecer un nuevo récord en cuanto a velocidad de carga. Miifotos.com

Tras llevar solamente unos días en Europa las primeras unidades que ya están siendo entregadas, uno de los propietarios ha querido probar cómo funciona una de las primeras estaciones de carga eléctrica que ya están operativas. A tenor por los resultados vistos en la prueba, todo nos hace indicar que la limitación no le ha permitido al surtidor transferir una mayor energía.

El coche eléctrico está creciendo de forma exponencial gracias a sus avances

Sin lugar a dudas, otro de los actores fundamentales para entender este nuevo aporte es el conector utilizado; uno bajo el formato CCS Combo 2 para el mercado europeo. Todo ello, bajo una misma ecuación, ha conseguido establecer una nueva marca que no tardará en ser, de nuevo, batida. El motivo no es otro que la nueva generación de estaciones Supercharger que está por llegar, la V3.

Y bien, ¿qué supone el establecimiento de un nuevo pico de 126 kW? Como es lógico, la potencia de carga tiene implicación directa en el kilometraje a realizar durante el proceso de carga. Conforme más rápido sea el sistema de recarga, menos tiempo deberá tenerse el coche conectado para disfrutar de una cierta autonomía.

Por qué el coche eléctrico crecerá por medio de estas noticias

La reducción de la diferencia presente entre las mecánicas eléctricas y las de combustión interna está provocando cada vez se tenga un mayor interés por el uso de estas mecánicas alternativas. Tesla, sin duda, es la firma que más ha contribuido en el incremento de las expectativas. Aun así, existe un gran desconocimiento en todo cuanto rodea a esta opción.

El Renault ZOE se ha convertido en uno de los coches eléctricos más vendidos del mundo. Autobild

En relación con la nueva marca conseguido, es necesario hacer especial mención al conector utilizado. La alternativa CCS Combo 2 es, sin duda, una de las opciones más destacadas del mercado europeo. Esta versión de adaptador está especialmente configurada para ofrecer al usuario un sistema de carga rápida en corriente continua.

El coche eléctrico todavía tiene una serie de problemas por resolver para aumentar su uso

No obstante, como es lógico, más condicionantes son los que pueden influir en el proceso. Por un lado, el automóvil debe contar con capacidad para recibir energía a una alta potencia, algo que está siendo un gran obstáculo para el desarrollo del coche eléctrico. Por el otro, cabe mencionar, también, la compatibilidad del puesto de carga para transmitir un alto volumen de carga.

Todavía es pronto para asegurar el crecimiento exponencial de los automóviles que no requieren el correspondiente tubo de escape. No obstante, la tendencia sí está reflejando, ya en la actualidad, cómo las opciones sostenibles se están convirtiendo en un sustituto de garantías para hacer frente a la futura reducción de la oferta del petróleo.