El Tesla Model 3 ha sido, sin lugar a dudas, el primer frente de la firma de Palo Alto desde que en marzo de 2016 se abriese la veda para su reserva. Por aquel entonces, en apenas 15 días se llegaron a realizar un total de 400.000 pedidos. Se debía realizar un ingreso en concepto de señal, pero ni siquiera eso redujo las expectativas.

Al fin y al cabo, uno estaba pidiendo un automóvil con la misma tecnología, sistemas de infoentretenimiento y prestaciones que el modelo más aventajado de la gama eléctrica, el Model S. El precio es, sin ningún atisbo de duda, su más clara referencia, puesto que parte de poco más de 30.000 dólares.

La idoneidad del Model 3 se ha puesto en duda por el bajo volumen de producción

Ahora bien, ¿cuál ha sido, de siempre, su principal inconveniente? No todo iba a ser positivo y, está claro, que los cuellos de botella a los que se ha enfrentado, es el primer frente de batalla en la compañía. Compañías evaluadoras como Morgan Stanley o JP Morgan han penalizado a la firma por defender que no se conseguirán los objetivos de producción.

Ahora, no obstante, se especula que la compañía ya es capaz de producir hasta 1.000 unidades semanales del objetivo de 5.000 unidades, lo cual se espera conseguir para finales del mes de marzo. Ahora bien, ¿y por el lado de los demandantes? El público está al tanto y, buena prueba de ello, es la cantidad de gente que se arremolina en los alrededores de algunas tiendas de Tesla.

Según se ha podido saber gracias a Electrek, el Model 3 ya se puede ver en diferentes establecimientos que la firma tiene en Estados Unidos. La expectación que ha generado esta estrategia refuerza la teoría que afirma que será el referente de la conducción eléctrica.

Colas y más colas para ver un Tesla Model 3 de exposición

El número de potenciales clientes de Tesla va en aumento conforme nos damos cuenta que las motorizaciones tradicionales están predestinadas a su desaparición. Tanto es así que el Model 3 ya es considerado como el Ford T del siglo XXI.

El Tesla Model 3 batió un récord de reservas durante sus primeros días de comercialización. Electrek

Como es lógico, Tesla dispondría de las primeras unidades del Model 3 en puntos de venta que fuesen referencia para la compañía. Las poblaciones de Los Ángeles y Palo Alto son un núcleo poblacional en los que se dan las condiciones para que el pequeño de la familia por el momento sea todo un éxito en su comercialización.

El Tesla Model 3 en tiendas físicas ha llamado la atención de aficionados a la compañía

¿Qué es lo que ha ocurrido cuando la propia compañía, prensa o noticiarios han mostrado qué es lo que había en el interior de las tiendas? Como ves en las imágenes, la expectación ha sido máxima por parte del público afín a la compañía.

El motivo es muy sencillo de explicar. Es considerada como la apuesta que generará verdaderamente beneficios a la compañía, que será además producido por esta en masa. Esto le aportará unos márgenes mayores por el cumplimiento de las economías de escala y, por tanto, se conseguirá mejorar la competencia del coche eléctrico respecto a los de combustión interna.

Qué significa que Tesla ya decida mostrar el Model 3

La berlina media de la compañía está siendo un quebradero de cabeza. De hecho, tanto es así que Tesla está viendo cómo hasta algunos de los proveedores tienen problemas en suministrar las cuantías de materiales en las fechas fijadas. Entonces, ¿por qué se aventuran a mostrarlo en público?

El Tesla Model 3 está llamado a ser el verdadero impulsor del coche eléctrico en los próximos años. Electrek

Su diseño es increíble, por lo que lo más seguro es que siguiendo esta política incrementen más aún el nivel de reservas. ¿Quiere decir que ya se están alcanzando los volúmenes de producción esperados? De ser esto cierto, el Model 3 debería ser capaz de producir en torno a unas 10.000 unidades al mes como mínimo.

Elon Musk nos ha acostumbrado a mostrarnos cuáles son sus retos a futuro, pero en pocas ocasiones se cumplen en plazo. El magnate sí que consigue realizar lo pronosticado, pero no suele ser en el plazo marcado. Por ello, podríamos pensar que Tesla, con esta política, quiere seguir incrementando el número de reservas.

Los que reserven un Model 3 hoy podrían no recibirlo hasta principios de 2020

¿Por qué? Los nuevos futuros compradores pasarán a la cola en relación al número de entregas, por lo que es muy probable que no fuese hasta la segunda mitad de 2019 o la primera de 2020 cuando recibirían su unidad. Tal y como podrás imaginar, esto permitiría contar con mucha más liquidez (hay que recordar que su desembolso inicial es de 1.000 euros/dólares) para financiar la producción actual.

Si a ello le sumamos que en un par de años entrarán en producción los Tesla Semi y Roadster, estamos ante un desafío que requerirá una inversión multimillonaria. ¿Será el Model 3 el automóvil que cambiará la historia de la automoción? Todos los indicadores nos hacen creer que así podría ser.