El Tesla Semi ha revolucionado la industria de la automoción. Tesla, con Elon Musk a la cabeza, nos está malacostumbrando cada vez que anuncia algún nuevo automóvil o la mejora de su sistema de conducción autónoma. Las innovaciones que está introduciendo en la automoción no paran de hacer más grande la brecha existente entre la firma y el resto de fabricantes.

Sin lugar a dudas, el camión presentado en el último trimestre del 2017 marcó un antes y un después en la firma productora de vehículos eléctricos. Además del Roadster, la compañía de Palo Alto dio a conocer, por fin, los detalles más generales del camión que estaría llamado a ser la alternativa logística con mayor futuro.

El Tesla Semi se ha posicionado como la principal alternativa en la logística

Desde entonces, mucho se ha dicho sobre esta singular oferta. Tras pedidos de hasta 100 unidades llevados por Pepsi hasta pruebas de aceleración que anticipan una mejora de la productividad en el transporte, lo cierto es que hay un detalle que ha pasado desapercibido para la gran mayoría de seguidores y prensa del motor.

¿Por qué no debería haberse dejado por alto tener en consideración la inclusión de un parabrisas único en el mercado? Ni siquiera los Model S, Model X o Model 3 lo incluyen. Tesla, durante la presentación hizo gala sobre la durabilidad del parabrisas, fabricado por un material especialmente preparado para evitar que se rompa. ¿Con qué propósito?

Teniendo en cuenta lo rápido que discurre la tecnología en un sector como este, no sería de extrañar que en el futuro también se incluyese en el resto de las opciones que comercializa la firma de coches eléctricos por antonomasia.

Tesla apuesta por la seguridad del conductor-operador

Antes de comenzar a determinar el motivo por el que la firma de Palo Alto habría decidido incluir esta opción en el equipamiento, es necesario dejar constancia por qué debemos denominar a la persona que se encuentra en el interior de la cabina como conductor-operador. Esto se debe a los planes de incluir la conducción autónoma como parte fundamental de la movilidad del futuro.

Ahora sí, toca hablar de los motivos que han llevado a Tesla a la inclusión de una opción que podría revolucionar la seguridad de los futuros automóviles de la firma. Tal y como se puede leer en el portal Motorpasión, se realizaron muchas pruebas hasta que dieron con la tecla.

Elon Musk puso especial foco de atención para mejorar la luna delantera

Sí, Elon Musk y su equipo querían evitar que cualquier posible piedra pudiese provocar una rotura del cristal delantero. Es cierto que, pese a que sí puede estallar, no produce lesiones al conductor, ya que la tecnología actual ha permitido que no impacten contra este al romperse.

No obstante, Tesla ha conseguido que sea prácticamente resistente ante cualquier impacto, lo cual podría contribuir a una mejora de la productividad de las firmas que se hagan con una unidad. ¿Por qué? Para encontrar una explicación habría que recurrir a la operatividad de cualquiera de las unidades que estarán disponibles en los próximos meses.

El Tesla Semi cuida cada detalle orientado a la seguridad

Los principales organismos internacionales que miden la seguridad de los automóviles y resto de vehículos que circulan por carretera se han puesto de acuerdo al afirman que los sistemas de asistencia de los productos de Tesla están a la cabeza en relación con el resto del mercado. ¿Por qué se debería pronosticar algo diferente sobre el Semi?

El Tesla Semi comenzará a producirse en serie en la segunda mitad de 2019. Progrss.com

En relación con el parabrisas, estamos ante una opción desarrollada desde sus inicios para mejorar la competitividad de las empresas que los utilicen. Es por ello que su resistencia a los impactos también está pensada para evitar que los clientes tengan que acudir varias ocasiones al año al taller para solucionar los desperfectos en el cristal.

El parabrisas del Tesla Semi está diseñado al detalle por un doble motivo

Por tanto, la disposición de este blindaje tiene una doble vertiente; la mejora de la seguridad para evitar poner en riesgo la seguridad del conductor y la descrita en el párrafo anterior. ¿Está llamado a ser un generador de economías de escala en el departamento logístico de las empresas?

Para comprobarlo, habrá que esperar todavía unos meses. No obstante, este tipo de medidas, unida a la posible incorporación de una red Megacharger en el futuro, podría significar romper completamente con el modelo tradicional que se había mantenido durante décadas en el transporte de mercancías. ¿Estamos ante la llegada de la conducción eléctrica en el sector? El futuro ya está aquí.