En la automoción eléctrica actual, Tesla es el fabricante que cuenta con un liderazgo incuestionable. En los próximos meses, tal y como lleva produciéndose, las entregas del Model 3 seguirán en aumento, lo que contribuirá a una mayor competitividad por parte de la empresa con sede en Palo Alto.

Ahora bien, esta situación guarda una cierta relación en Estados Unidos, principal mercado del fabricante. En países como China deberá llegar a un acuerdo con el Gobierno del país para producir sus modelos dentro de sus fronteras, mientras que en otros mercados como el europeo tendrá que competir con compañías de la talla de Volkswagen.

Tesla está valorando la entrada en la asociación de fabricantes IONITY

Ante esta situación, la directiva de la compañía de coches exclusivamente eléctricos ha reconocido que deberá apretar sus márgenes para hacerse un hueco destacado en estos mercados. Para encontrar una solución, la compañía se habría fijado en la red IONITY, una asociación creada por fabricantes que operan en Europa y ya han comenzado a idear su futuro eléctrico.

Entre los cooperantes más destacados, es necesario hacer especial mención al trío premium alemán formado por BMW, Audi y Mercedes, que participa a través del grupo Daimler. Esto es una nota muy significativa, ya que muestra las carencias que produce todavía esta tecnología en relación a las economías de escala.

¿Podría cambiar el modelo estratégico de Tesla en los próximos años? ¿Acabará renunciando al individualismo que le lleva persiguiendo desde que comenzó su andadura en el mercado de la automoción? De confirmarse su participación, estaríamos ante una contribución que podría facilitar la llegada del coche alternativo.

Por qué Tesla está podría colaborar en una red eléctrica ajena

Como bien sabrás, el fabricante de Palo Alto está diseñando una red de carga pensada principalmente para la carga de sus propios modelos, los Model S, Model X y Model 3. En estas primeras etapas de instalación está priorizándose por los núcleos urbanos con una gran densidad de población y aquellos puntos a mitad de camino entre los mismos.

La red IONITY ya ha comenzado la instalación de sus primeros puntos de recarga en Europa. Vemotek

Ahora bien, ¿por qué si están estandarizando su propia red de carga habrían decidido unirse a IONITY? El propio Elon Musk, en multitud de ocasiones, ha mostrado un especial entusiasmo por la movilidad eléctrica. De hecho, una de sus premisas siempre ha sido la no rivalidad con competidores con esta tecnología, sino más bien la que se ejerce contra aquellos que equipan motorizaciones de combustión interna.

Se espera que en los próximos años se instalen hasta 400 puntos de recarga en Europa

De igual modo, estamos ante la principal red de las coloquialmente denominadas electrolineras que se instalará en Europa de aquí al año 2023. La agrupación de empresas, según se puede leer en Electrek, contará con hasta 400 estaciones operativas, las cuales, a su vez, ofrecerán toda una batería de postas para dar cobertura a las principales regiones europeas.

De hecho, La instalación de los primeros puntos de recarga ya ha comenzado a materializarse, por lo que estamos ante una de las más serias apuestas de la movilidad alternativa realizada en el Viejo Continente. Ahora bien, ¿será esto suficiente para alentar a la firma de Palo Alto a que colabore en esta estrategia? Veámoslo.

IONITY y la futura competencia de la red Supercharger

La red establecida por Tesla contará con competencia en el medio plazo como para reducir drásticamente su cuota de mercado. Por tanto, la firma de Palo Alto no habría visto con malos ojos la posibilidad de aportar capital y conocimiento técnico a este potencial competidor.

La red IONITY continuará su instalación por diversos países de la Unión Europea en los próximos años. Híbridos y Eléctricos

Este movimiento podría concluir en la intervención de la localización de los puntos estratégicos a instalar en los próximos años. ¿Estamos ante un movimiento especialmente encaminado para incrementar la distancia entre los puntos de carga? Todavía es pronto para confirmar esta teoría, pero no sería descabellado que este fuese el motivo principal.

La red IONITY mejora la tecnología de la famosa red Supercharger de Tesla

De la misma manera, es importante destacar que estos emplazamientos contarán en un futuro con la tecnología para poder transferir hasta 350 kW, una distancia abismal respecto lo que es capaz la red Supercharger en la actualidad, la cual se debe conformar con unos ya eficientes 120 kW.

Así pues, todavía habrá que esperar para ver si en las próximas semanas se producen los movimientos necesarios para que Tesla entre a formar parte de IONITY, la compañía creada especialmente para hacer todavía más fácil la llegada del coche eléctrico al mercado en Europa, uno de los países que más requiere de la intervención de los motores libres de emisiones.