La movilidad alternativa es ya una realidad, pero el panorama eléctrico debía invadir todos y cada uno de los segmentos de los que se compone el transporte. No obstante, hasta hace unos meses, todo parecía que habría que esperar unos cuantos años a que la logística se diese de bruces con la realidad de los carburantes tradicionales.

Afortunadamente, en el mercado existen fabricantes como Tesla, principal competidor eléctrico del mundo. A su división tradicional se ha agregado, desde hace algo menos de medio año, el Model 3, el cual aún tiene mucho recorrido por delante para alcanzar objetivos de crecimiento.

Tesla contará con varios modelos más en el catálogo en los próximos años

Sin embargo, el catálogo de la firma de Palo Alto no solamente estará compuesto por 3 versiones diferentes. En 2019 llegará el Roadster de segunda generación y poco después un SUV de escala inferior al Model X. En El mercado del transporte de mercancías, además, contarán con el Semi, el producto que mayores desafíos entrañará a la compañía.

Disponer de una división especializada para el mercado logístico y de distribución no es nuevo. Compañías como Volvo, Renault o Mercedes, entre otras, combinan producción de camiones y automóviles. Ahora bien, cuando se decidió competir en las cabezas tractoras ya se contaba con un gran bagaje acumulado tras décadas en el mercado.

¿Y Tesla? La compañía californiana representa una excepción a la norma general y que tradicionalmente ha imperado en el mercado, en todos los sentidos además. Esto, por supuesto, no quiere decir que sea algo negativo, ya que han podido ir más allá en un periodo de tiempo de récord. Y te preguntarás, ¿qué consigue la firma produciendo este vehículo? Tiene su lógica.

Tesla ha dado un golpe en la mesa al producir un camión

Varios son los motivos que han llevado a la firma liderada por Elon Musk a poner en el mercado un vehículo de estas características. Requerirá esfuerzos y adaptación de la fábrica a su producción, pero permitirá conseguir economías de escala y reducción de costes y, además, llegará a ser rentable su comercialización.

El Tesla Semi será la apuesta de la firma de Palo Alto para conquistar el mercado logístico y distributivo. The Verge

Ahora bien, todo ello está por el lado de la oferta. ¿Qué hay desde el punto de vista de la demanda? Hace un tiempo te mostramos los últimos movimientos realizados por diversas empresas en torno al Tesla Semi. Cada día que pasaba se filtraban nuevos registros de compañías que querían, en un par de años, disponer de su propia unidad.

Así es, la firma de Palo Alto está recibiendo más y más pedidos por parte de empresas de muy diferentes sectores económicos. ¿Por qué se está produciendo este boom? ¿Es una moda transitoria o será un pilar fundamental en sus ingresos como te contamos en su momento?

El precio futuro del carburante podría ser vital para la transformación eléctrica

Todo tendría una explicación. La teoría que más apoyo cuenta está relacionada con el precio del carburante tradicional. Pese a que los precios del crudo actuales están muy lejos de sus máximos alcanzados en los últimos años anteriores a la crisis económica, todo parece indicar que terminará disparándose el precio del gasóleo y derivados.

Todo es cuestión de demanda y oferta. En dicha ecuación, la escasez de esta materia prima terminaría desplazando la curva de la producción hacia unos precios muy por encima de los actuales, propiciando pérdidas de competitividad millonarias. ¿Solución? Anticipar la transformación de sus flotas.

La búsqueda del mayor beneficio es el objetivo potencial

Un Tesla Semi, a juzgar por cómo la compañía californiana está investigando sobre la conducción autónoma, podría llegar a equipar una de las soluciones más disruptivas de los últimos años. ¿Qué consecuencias podría tener esto?

El Semi proporcionará ventajas de distinto ámbito a la firma californiana. MotorTrend

Sí, desafortunadamente, la pérdida de empleos será una de las consecuencias de la llegada de esta tecnología. Del mismo modo, las compañías dispondrán de un mayor margen por unidad de producto, puesto que sus departamentos logísticos serán más eficientes en términos de coste.

Las baterías del Semi podrían contar con carga rápida para reducir plazos

Del mismo modo, no se requerirá realizar paradas para descansar, por lo que se producirá una reducción del tiempo en los trayectos de larga distancia, pudiendo aprovechar estas detenciones para recargar las baterías de los Semi.

En cierto modo, es aún pronto para pronosticar el verdadero efecto que supondrá la flota alternativa que propone Tesla, pero este tipo de soluciones, junto a las que están por llegar hasta su entrada producción, supondrán un antes y un después en cuanto al transporte de mercancías.