El Tesla Model 3 se ha convertido en el centro de todas las miradas desde que comenzó su producción en la segunda mitad del año pasado. No obstante, pese a que el ritmo en la cadena de montaje no ha parado de incrementarse, lo cierto es que los analistas siguen sin ver con buenos ojos los datos del mismo en este sentido.

Si atendemos a lo ocurrido hace unas semanas, momento que aprovechó el fabricante para detener la producción durante unos días, podríamos esperar incrementos de automóviles fabricados en las sucesivas semanas. No obstante, todavía está realizándose múltiples pruebas para poder dar con la solución que mejor contribuya al impulso de la fabricación.

Tesla podría volver a los números verdes en la segunda mitad de este año

La firma de Palo Alto está poniendo toda la carne en el asador, tanto en términos logísticos y planta, como económicos. De hecho, el propio Elon Musk ha querido dejar patente la viabilidad de la compañía al asegurar que Tesla podría volver a generar beneficios en el tercer y cuatro trimestre del año.

¿Serán estos días los que marquen un antes y un después en los niveles de producción de la berlina de acceso a la marca? Es importante recordar que este modelo ha sido el que más incertidumbre ha creado a la marca, analistas y los propios clientes. Tras contemplar el número de unidades que salían de Freemont los primeros meses todo parecía indicar que una burbuja estaba a punto de estallar.

La suspensión momentánea de la fabricación, por tanto, podría significar un golpe de autoridad por parte de la firma de coches eléctricos más importante del mundo. Tanto es así que no habría lugar a segundas oportunidades; el elevado riesgo de las acciones de Tesla pondría en un compromiso la sostenibilidad de la firma.

Segundo parón en apenas unas semanas, cuáles son los motivos

Tesla, unos días anteriores a la conclusión del primer trimestre del año decidió parar la robótica centrada en los componentes del Model 3 para reestructurar la producción. Curiosamente, después de la modificación de la estrategia, se consiguió superar la temible barrera de las 2.000 unidades producidas a la semana.

El Tesla Model 3 está suponiendo un auténtico desafío en la transición hacia el coche eléctrico. Denki

¿Es este nuevo paso una vuelta de tuerca para seguir creciendo en oferta? Es importante recordar que los objetivos actuales pasan por doblar a los que debían haberse cumplido a finales de marzo, es decir, las 2.500 unidades salidas de Freemont a la semana. Por apenas unos días no se logró alcanzar tal volumen de fabricación, algo que no sirvió para que el mercado penalizase su cotización.

Al parecer, tal y como se puede leer en Electrek, para encontrar una respuesta al repentino crecimiento que se sale de la tendencia marcada en las últimas semanas hay que acudir a las declaraciones vertidas por el propio CEO de la compañía, Elon Musk.

Sí, el magnate sudafricano incrementará la intensidad en el factor trabajo, dando un mayor peso en la producción a sus empleados. ¿Volverá a ser este uno de los valores más destacados de la firma con sede en California?

Estamos ante la situación más determinante del coche eléctrico

La movilidad está pasando por una etapa que podría revolucionar la forma en la que nos transportaremos en los próximos meses. El coche eléctrico está al borde de su estandarización, pero para que esta se haga efectiva, será necesario que el consumidor y fabricantes pongan de su parte al unísono.

El Tesla Model 3 se convertirá próximamente en modelo de Tesla más entregado en toda su historia. CNET

El Tesla Model 3 podría ser considerado como el Ford Model T de principios del siglo pasado, donde la movilidad comenzaba un largo proceso de estandarización entre la población de a pie. Estamos ante el gran salto de la movilidad, algo que solamente se consolidará si apuestas como esta se vuelven verdaderamente efectivas.

Tesla suspende la producción para incrementar el volumen de pedidos satisfechos

La suspensión no hará más que focalizar cuáles son las debilidades de la cadena de montaje de la berlina orientada a la clase media. Todavía están consumiéndose los pedidos de las unidades reservadas en California y Estados anexos, por lo que los próximos meses servirán para contemplar cómo se satisfacen las primeras exportaciones del modelo.

¿Permitirá la expansión acelerada de la producción hacer que la población de continentes como Europa pueda tener un Model 3 en el plazo de aquí a un año? Es pronto para saberlo, pero teniendo en cuenta que se esperan alcanzar las 5.000 unidades semanales para finales del primer trimestre, todo nos hace pensar que esta sería una de las metas de Tesla.