La irrupción del Tesla Semi en el mercado del transporte podría acabar con décadas de dominio de los combustibles fósiles. Presentado en 2017, no llegará al mercado hasta el próximo año o principios de 2020. Aun así, basta con ver la gran cantidad de reservas confirmadas para entender que ya está teniendo lugar la transición en esta faceta.

Su precio competitivo servirá para que las empresas amorticen las compras en menos tiempo que una opción tradicional. Por ello, firmas como Pepsi ya han realizado pedidos por valor de decenas de unidades. Esto nos lleva a preguntarnos por qué ha tenido este crecimiento en el mercado. Como es lógico, todo pasa por la búsqueda de una reducción de los costes logísticos.

El Tesla Semi será la variante más temida para los fabricantes de camiones convencionales

El Tesla Semi se ha posicionado como la principal referencia del sector. No obstante, lo cierto es que todavía se están barajando varias hipótesis sobre su futuro incierto. ¿Cuál será la autonomía real que tendrá cuando llegue al mercado? ¿Cómo será su principal eje de actuación? ¿En qué niveles se hablará de potencia de carga? Tal y como puedes apreciar, mucho queda por hacer.

Aun así, poco a poco se van desvelando algunos detalles de la estrategia de Tesla. Uno de los que ha cobrado más importancia es la creación de una red Megacharger, es decir, un conjunto de estaciones Supercharger especialmente destinada a la carga del camión. Al parecer, su instalación tendría especial incidencia en las principales rutas comerciales.

Ahora no obstante, se ha conseguido apreciar cómo una de las unidades que sirven de prototipo estaba cargando, mediante un adaptador, a través de 5 tomas de Supercharger. Teniendo en cuenta que cada posta cuenta con una potencia de 145-120 kW, es fácil identificar que actualmente se estaría transfiriendo un total de 725-600 kW. ¿En qué se traducen estos datos al respecto?

Un mercado que todavía no está preparado para el camión eléctrico

La logística actual se está enfrentando a un problema en relación con la transición ecológica. Es uno de los sectores del transporte más contaminantes y, de igual modo, uno de los más penalizados en movilidad eléctrica. La debilidad de las mecánicas sostenibles en conducción por carretera hace que sea muy difícil la estandarización de un proyecto de estas características.

El Tesla Semi será la apuesta de la firma de Palo Alto para conquistar el mercado logístico y distributivo. The Verge

Es fundamental apostar por una mejora de la autonomía y una mayor eficiencia en términos de carga. Porsche, en este sentido, ya ha conseguido cargar a 400 kW, ¿por qué no podría hacerlo un camión? De confirmarse la llegada de una alternativa similar, la competitividad de esta mecánica sería muy destacada. Tesla, sin embargo, parece que tiene otro plan al respecto.

Contar con 800 kilómetros de autonomía es el principal objetivo del Semi

Según se puede leer en el portal Electrek, ha conseguido utilizar 5 unidades Supercharger para cargar un Semi. Al parecer, este proceso podría haber logrado ofrecer hasta 800 kilómetros de autonomía en apenas media hora. ¿Sería esta la lógica que haría estandarizar el camión eléctrico en las principales regiones comerciales? Por el momento, todo parece indicar que esta opción es momentánea.

La red Megacharger, tantas veces escuchada por medio de filtraciones y rumores, podría concentrar toda la energía de varios Supercharger a través de una única boca de carga. De esta manera, se podría contar con ciclos de autonomía por valor de varios centenares de kilómetros en tan solo unos minutos.

El Tesla Semi será el verdadero eje de la competitividad futura

¿Qué supondría reducir los costes de transporte para una empresa? 2 vías serían las que se le abrirían a una empresa que apostase por la movilidad eléctrica en sus flotas de camiones. La reducción de sus costes de producción podrían traducirse en una caída de los precios o la disposición de un mayor margen.

El Tesla Semi contará con 2 configuraciones disponibles que le dotarían de 400 a 800 kilómetros de autonomía. Car & Driver

Es pronto para determinar cómo será su implementación en el mercado, pero no hay ningún duda de que esta alternativa cambiará los patrones de consumo. ¿Estamos ante un proyecto diferencial? La estandarización del mercado sostenible será su razón de ser durante la próxima década.

El Tesla Semi cambiará la manera de entender el transporte de mercancías

Sus cualidades serán muy destacadas en el sector. Esto se puede saber teniendo en cuenta que ya están realizándose las primeras demostraciones de su funcionamiento y capacidad ante algunas de las empresas que han formalizado pedidos. Ni una sola cancelación corrobora cómo el Tesla Semi ha llegado para posicionarse como eje fundamental del transporte del futuro.

Habrá que esperar todavía unos meses más para conocer nuevos datos sobre producción, autonomía real o potencia de carga. No obstante, la red Megacharger parece que sí tendrá cabida en la estrategia de Tesla por democratizar la movilidad sostenible. Faltaría por ver, quizás, cuáles son los puntos exactos en los que tendrá lugar la creación de estos cargadores de carga rápida especiales.