El coche autónomo llegará algún día hasta los modelos más económicos. Primero fue el cierre centralizado, después los sensores de luces y lluvia, la apertura sin llave, las cámaras de visión periférica, el aparcamiento con asistencia, etc.

Como ves, todas y cada una de las innovaciones que las compañías han introducido alguna vez en sus modelos más destacados han acabado incluyéndose también en aquellos más generalistas. ¿Crees que no ocurrirá lo mismo con la tecnología autónoma? Es cierto que este es un sistema que será resultado de miles de millones de euros de inversión, pero la competencia hará que lo introduzcan en toda la gama.

Llegará un día en el que el ser humano no tendrá posibilidad de conducir

Llegados a este punto, es muy posible que estos sistemas de piloto automático sean más eficientes que la propia conducción del ser humano. Ahora bien, hasta que llegue ese momento, desgraciadamente, la prueba y error será la tónica general y eso, lamentablemente, es muy probable que implique accidentes mortales.

Volvo, empresa que más apuesta por la seguridad de los ocupantes y la del resto de los usuarios, cree que en 2 años no estaremos completamente seguros dejando pilotar al coche autónomo. Tras la inversión en esta innovación, la firma escandinava es consciente de que no se puede asegurar completamente la integridad de los usuarios, lo que ha provocado su renuncia.

Y tú, ¿crees que esta alternativa es la más acertada? La empresa ha decidido posponer la entrada de su tecnología en el mercado hasta estar completamente seguros de que la probabilidad de sufrir un accidente por fallos del programa sea cercana a 0 por cien.

Cuáles son los motivos que hay detrás de la renuncia

Volvo ha pospuesto la entrada de la tecnología del futuro. En el pasado, tal y como se puede leer en Jalopnik, más concretamente hace 4 años, la firma sueca estipuló que sería capaz de introducir en la circulación hasta 100 unidades que disponían de conducción autónoma. Ahora, se han desdicho de sus palabras argumentando que no quieren poner en peligro la seguridad de los pasajeros y demás personas que se encuentren alrededor de los coches.

Volvo ha decidido retrasar la llegada del coche autónomo para seguir centrándose en la seguridad. El Confidencial

Ahora bien, ¿cómo es posible que hayan decidido posponer ahora el plan cuando ya han firmado un convenio de colaboración con Uber? Hace solamente unas semanas, Uber y Volvo lanzaron a los 4 vientos su intención de poner en circulación el coche autónomo, elevando los pedidos a más de 20.000 unidades en menos de una década.

Este pacto no ha quedado en papel mojado, pero sí que se producirá un retraso en las entregas debido, principalmente, a la falta de garantías por parte de Volvo. El fabricante se ha encontrado de frente con un producto del que aún no han conseguido una eficiencia completamente contrastada.

Tesla decidió lanzar el Autopilot para que los conductores le dotasen de experiencia

De hecho, han abierto la veda del debate sobre la conducción autónoma. ¿Deben ser probadas estas soluciones entre los usuarios? Nos siembra la duda a tenor de lo que ocurre en Tesla. Tal y como ya se aventuró a decir Elon Musk, a su juicio, esta tecnología de piloto automático debe ser probada por los propios conductores porque estamos ante un software que aprende de los errores.

Volvo, en cambio, no está de acuerdo con esta posición estratégica. Para la firma sueca, la seguridad es uno de los valores que más ha calado entre sus clientes, por lo que creen que lanzar su propio sistema de conducción autónoma sin ofrecer seguridad podría hacer tambalear uno de los mensajes que siempre han querido transmitir al mercado.

La disposición de un hardware de dudosa factura

La tecnología autónoma, aún inmadura en la automoción, no está libre de lo que llamamos obsolescencia programada. Debido, principalmente, a la gran cantidad de proyectos en marcha, es muy probable que uno de ellos dé con la clave, posicionándose como la mejor alternativa.

La centralita del coche autónomo de Volvo está en pleno desarrollo, por lo que aún deberás esperar para testarla. Motorpasión

Tal y como decíamos, esto consiste en la prueba y error. Por ello, es vital cerciorarse de que se está siguiendo el mejor camino de cara al objetivo. En Volvo no están seguros de contar con algunos de los componentes más fructíferos de cada a su propia versión, por lo que han preferido esperar antes de invertir millones de euros en unos que puedan no servir en el futuro.

Volvo no ofrecerá aún su versión del coche autónomo, habrá que esperar unos años

Así pues, aficionado de Volvo, ten calma. Si creías que tu próximo XC90 iba a disponer de tecnología de piloto automático, deberás esperarte unos años más. Lo que no sabemos es lo que ocurrirá con el acuerdo firmado hace unas semanas en relación al transporte compartido.

Este paso nos lleva a tomar una única consideración y es que Volvo, al fin y al cabo, seguirá contando con la seguridad como uno de los valores que siempre le ha caracterizado. Ahora solo falta por ver, por tanto, de qué lado estás, del que arriesga con el objetivo de mejorar o del que se preocupa por solamente ofrecer un producto completamente testado.