Comprar en internet es una práctica que cada día realizamos más personas: un catálogo casi infinito de opciones, los mejores precios, páginas con increíbles descuentos, pagos seguros, política de devoluciones que protege al vendedor, envíos rápidos…¡Si hasta Amazon cuenta con su propio escuadrón de drones para repartir tu pedido en un abrir y cerrar de ojos!

Pero siempre habrá gente que se incline por la compra en tiendas físicas. Está claro que el asesoramiento del vendedor, el contacto humano y sobretodo el poder ver los productos que valoramos comprar siempre será un plus que decante la balanza.

Esto es especialmente flagrante cuando hablamos de moda y complementos: ¿Cómo sabré si esas gafas de sol me quedan bien? ¿Será de mi talla esa preciosa camiseta? O peor aún: ¿Combinará la blusa que acabo de ver en internet con la falda que tengo en el armario? ¡El eterno dilema de la trendsetter!

Estos quebraderos de cabeza se pueden convertir en un auténtico drama cuando tenemos un evento a la vista: boda, nochevieja, Eurovision…son días en los que queremos que todo nos siente como un guante. Pues como explica Mashable, Amazon ya ha pensado en ello y planea lanzar el invento del siglo: el Amazon Smart Mirror o espejo inteligente.

Esquema de la patente del Amazon Smart Mirror. Mashable

Así es el espejo inteligente de Amazon

Y es que el gigante propiedad de Jeff Bezos acaba de patentar un proyecto que usa un sistema de cámaras, proyectores, espejos e imágenes digitales para poder registrar tu cuerpo de modo que puedas probarte la ropa simplemente poniéndote enfrente de la pantalla. Sin trampa ni cartón, no como los vestidores de ciertas tiendas de ropa que juegan con las luces y otros efectos para potenciar las compras.

Espejo, espejito mágico…¿hay alguien en el reino a la que le queden mejor estos pantalones?

¿Que tienes dudas sobre cómo te quedaría ese impresionante bañador? Pues tranquilo, porque además de ser capaz de componer la imagen de ti embutido en esos ajustados speedo, el espejo inteligente de Amazon ofrecerá paisajes de fondo como pueden ser un museo o una playa, para que la sensación sea completa.

Según detalla la descripción de la patente:

El dispositivo puede generar un patrón en la pantalla con zonas iluminadas y no iluminadas de forma que la percepción sea similar a la que transmite un espejo.

Y es que el espejo inteligente es básicamente una versión más grande y dinámica de del Echo look, un dispositivo que integra al asistente personal de Amazon Alexa así como otros sensores para ayudarnos a sacar lo mejor de nosotros mismos a nivel estético, es decir, a decirnos con qué nos vemos mejor. La diferencia aquí es que el espejo inteligente superpondrá capas virtuales de ropa en tiempo real y cambios en el escenario.

Amazon no es la única firma con la idea de espejos de realidad aumentada en mente, pero sí que parece ser la más avanzada; además de contar con una infraestructura capaz de materializarla y combinarla con sus secciones de moda. Otras firmas que están detrás de proyectos similares son Panasonic u Oak Labs, si bien están más centradas en mejorar la experiencia para tiendas.

Así que si eres fan de las compras en internet, prepárate para lo que se nos viene encima: todo un mundo de moda y complementos en tu mano y además sabiendo anticipadamente que se ajusta como un guante. Ya no tienes excusa para no ser el mejor vestido en la próxima boda. Aunque si lo tuyo es intentar llegar pulcro al final de la velada, recuerda que hay un traje que ni se mancha, ni huele ni se arruga.