El invento que te traemos hoy es digno de las innovaciones presentadas en el CES 2018. En concreto, une originalidad y alimentación, dos conceptos que ya habían liderado otros inventos como los sensores que se comen.

En este caso, no te dará mucho asco, todo lo contrario. Olvídate del problema que supone tener que enfriar las bebidas de refresco antes de un evento, porque eso ya es pasado. Las latas autorrefrigeradas dejan de ser una idea innovadora para convertirse en un proyecto totalmente realizado.

El tenedor inteligente que te dice que no estás comiendo bien deja de ser tu invento favorito para dejarle paso a las latas que se enfrían solas. ¿Es este proyecto tan interesante como parece? ¿Llegan los refrescos a enfriarse solos? ¿Cuánto tarda en coger la temperatura ideal?

Las latas que se enfrían solas son una realidad

Llega el momento de dejarle espacio en las estanterías de casa a las latas de moda y quitar esas antiguas que necesitan el frigorífico. Obviamente, es posible que esta invención pueda alcanzar en unos meses la importancia que tuvo la de la nevera hace ya un tiempo.

Como informan desde El Mundo, más de 25 años de trabajo e investigación han sido necesarios hasta que estas latas autorrefrigeradas han podido salir al mercado. La compañía creadora de tal idea es The Joseph Company International, que ya presentó un proyecto similar en 2012 de la mano de Pepsi.

En ese momento, las latas que se enfrían solas no tuvieron el éxito esperado, por lo que la compañía regresa ahora con más fuerza y un trabajo renovado. Sus latas autorrefrigeradas aparecen dentro de la línea Fizzics Sparkling Cold Brew Coffee y con el apoyo de la firma 7-Eleven.

Estas latas autorrefrigeradas pueden ser compradas en las tiendas de 7-Eleven. 7-Eleven

Como ya imaginarás, estas latas no son como las normales, pesan 150 gramos y, obviamente, tendrás que poner más de tu bolsillo para adquirirlas. En concreto, las latas denominadas como "Chill-Can" te costarán el doble que un refresco normal.

Eso es comprensible si conocemos el innovador sistema que acompaña a las latas creadas desde The Joseph Company International. Desde la propia compañía lo definen como "una revolucionaria tecnología que enfría automáticamente la bebida de su elección en (apenas) un minuto, sin usar electricidad, energía o hielo".

Ya no podrás quejarte, solo necesitarás minuto y medio para enfriar la lata que desees

La clave se sitúa justo debajo de la lata de refresco y es un mecanismo que debes girar si quieres enfriar la lata. Tras girar la pieza que está en la base de la lata, el mecanismo libera el dióxido de carbono que se encuentra en el depósito, como explican desde BBC.

Tan solo 60 o 90 segundos, es decir, minuto y medio, son necesarios para que el CO2 enfríe la lata y la quede en el estado ideal para beberla. 90 segundos para reducir en 30° la temperatura del refresco, parece increíble, ¿no?

7-Eleven ya te ofrece estas revolucionarias latas

Tal y como decíamos al inicio, la cadena multinacional 7-Eleven es la encargada de liderar la venta de estas latas que se enfrían solas. Se trata de una prueba piloto que ya tiene lugar en 15 de los establecimientos que esta empresa tiene en Los Angeles (California, Estados Unidos).

La línea de cafés Fizzics Sparkling Cold Brew Coffee será la que muestre a las dos compañías como los usuarios reaccionan ante estas latas tan innovadoras. Tienen una capacidad de 250 mililitros y tendrás que pagar 4 dólares de tu bolsillo, el doble de lo que cuesta una lata similar sin el mecanismo clave.

Mitchell J. Joseph y Mark Sillince, dos de los encargados de trabajar en este proyecto de The Joseph Company, han grabado un vídeo en el que explican y muestran cómo es el funcionamiento de Chill-Can:

Como puedes ver, para activar el mecanismo hay que girar la pieza que se encuentra debajo del recipiente. Una vez hecho esto, hay que darle la vuelta rápidamente a la lata, para que el dióxido de carbono que contiene se dirija hacia la lata y la enfríe. 90 segundos después, el trabajo ha acabado con el refresco frío.

Este proyecto es tan original que ha llamado la atención hasta de la NASA, que le ha dado un reconocimiento especial. Además, y como mencionan desde BBC, también ha recibido un premio del Ejército de Estados Unidos y otro de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, según sus siglas en inglés).

Las pruebas actuales en 7-Eleven determinarán el futuro de estas latas autorrefrigeradas

Debemos decir que el anterior intento desde The Joseph Company no salió bien ya que usaba HFC134A en vez de CO2, un gas contaminante muy peligroso para el efecto invernadero. La compañía ha sabido corregir el error y lanzar unas latas mejoradas al mercado.

Si las pruebas salen bien en 7-Eleven, es muy posible que estas latas que se enfrían solas lleguen a otros productos. ¿Beberás en unos años latas de Coca-Cola que se enfrían solas? Puede ser, pero ya sabes que tendrás que pagar algo más de lo habitual por ellas.