¿Cómo es tu hamburguesa perfecta? ¿Eres de esos que les gustan las hamburguesas completas, esas que a duras penas te caben en la boca? ¿O eres minimalista y lo tuyo son las hamburguesas con un poco de queso y poco más? ¿Las bañas en ketchup, mostaza y mayonesa o por el contrario las prefieres más ligeras? ¿Con o sin pepinillo? ¿O sorprendes a todo el mundo eligiendo la deliciosa hamburguesa vegana hecha con lentejas?

Desde luego, hay mil combinaciones posibles para probar y decantarse y en algunas ocasiones realizar un pedido puede tornarse una misión casi imposible. ¿Te imaginas lo fácil que sería pedir una y que quedase almacenada en una base de datos con tu cara? Sí, has leído bien: solo con tu cara bonita.

Llevamos tiempo hablando del reconocimiento facial y en algunos casos despertando ciertos temores por su potencial a la hora de controlar a la población. Y es que hemos visto cómo algunos gobiernos plantean la posibilidad de leer tu cara por la calle para predecir si tienes ideas delictivas o incluso un software capaz de predecir si eres gay solo con tu cara.

Pero el reconocimiento facial también presenta ventajas que nos hacen la vida más fácil: desde lo sencillo, seguro e inmediato que resulta desbloquear tus dispositivos móviles o realizar pagos con tarjeta a lograr la atención de unos alumnos distraídos.

Tu hamburguesa favorita en un abrir y cerrar de ojos

Pero hay una más deliciosa todavía, la que nos presenta Caliburger. No es la primera vez que una hamburguesería lanza un punto de venta que nos permita hacer uso de la tecnología para pagarlas a través del móvil evitando colas, como Shake Shak, pero ahora ni siquiera tenemos que hacer el pedido.

¡Una hamburguesa sin mediar palabra! LAMag

Pidiendo tu hamburguesa favorita en Caliburguer

Pero ahora el proceso es completo según cuenta Mashable. La primera vez que un cliente realiza un pedido en un kiosko Caliburguer, tiene que configurar su cara en el sistema de reconocimiento facial del restaurante empleando el software NeoFace.

En cuanto grabas tu cara en el sistema, cada vez que acudas al kiosko del restaurante, este reconocerá tu pedido anterior con un simple escaneo facial sin tener que mediar palabra y ganarás puntos (o Calicoins) cada vez que hagas un pedido. No, los Calicoins no son otra criptomoneda como los bitcoins, pero tu siguiente hamburguesa te saldrá aun más barata.

Desgraciadamente todavía tienes que pagar con tarjeta, pero su siguiente paso será implantar el pago facial, que no significa que te vaya a salir por la cara, sino que el sistema te reconozca y procese el pago mediante alguna plataforma. ¡Comodidad y deliciosidad máxima!

John Miller, jefe y CEO del grupo Cali ha declarado en una rueda de prensa:

El reconocimiento facial es parte de nuestra estrategia para poner nuestro restaurante al nivel de otros comercios como Amazon, es decir, en el mundo digital y aprovechando los beneficios que este nos reporta.

La comida rápida, otra aplicación para el reconocimiento facial

Si vives en Pasadena, una localidad próxima a Los Ángeles, podrás probar en exclusiva su único kiosko de venta por el momento. Pero si eres capaz de esperar un poco más, pronto se expandirán por todo Estados Unidos y a otros países.

Aunque sea un sistema novedoso en Estados Unidos, no es el primero a escala mundial. De hecho, podemos encontrar algunos en China desde el mes de septiembre. La popular cadena de comida rápida KFC ya cuenta con un kiosko en la localidad china de Hangzhou en el proyecto "smile to pay", un sistema de reconocimiento facial desarrollado por la plataforma Alipay.