El poder de la música es algo inexplicable, un sentimiento que todos hemos sentido en alguna ocasión y que no puede describirse con palabras. Ese poder explica el papel relevante que las bandas sonoras ejercen en las películas, con la capacidad de modificar perfectamente las sensaciones que las escenas van creando en ti.

Son ya muchos los estudios que han demostrado la increíble fuerza de la música, confirmando incluso que es un lenguaje universal que todos los humanos entendemos. Por si dudas de esa habilidad, debes saber que la música que escuchas es capaz de cambiar el gusto de tu comida.

Las sensaciones que experimentamos al escuchar la banda sonora de una película pueden ser recordadas durante años, algo razonable si tenemos en cuenta que la música activa las mismas áreas en tu cerebro que las drogas, esas encargadas de hacerte sentir bien.

Si te encantan las bandas sonoras, este proyecto tendrá un interés especial para ti

Seguro que aún puedes mencionarnos algunas de las películas con tus bandas sonoras favoritas. ¿La reciente La La Land? ¿El Señor de los Anillos? ¿La saga completa de Harry Potter? Apostamos que no puede faltar alguna de Disney.

Si en cada ceremonia de los Oscars estás deseando que llegue la entrega del Premio a Mejor Banda Sonora, este es tu artículo. Nos encanta decirte que un nuevo proyecto es capaz de crear BSO a partir de tus fotos, y sí, es tan genial como parece.

Sound Photography, una idea difícil de creer

El proyecto del que te queremos hablar se llama Sound Photography y, como su propio nombre refleja, consiste en unir la fotografía y el sonido de un modo nunca hecho hasta ahora. Su creador es Stuart Fawkes, un compositor que ha reunido todas sus ideas bajo el nombre Cities and Memories.

Sound Photography se encuentra anclado dentro de ese proyecto global que cuenta ya con la ayuda de más de 500 artistas que han trabajado hasta en 34 países. Según informa The Verge, este trabajo reúne diferentes sonidos, como grabaciones de protestas, de la naturaleza, de lugares sagrados, etc.

Todos ellos tienen un papel clave en el mapa de sonido creado por Fawkes. Para convertir en realidad esta increíble idea, el creador pidió a voluntarios que enviasen las fotos que deseasen. A continuación, los artistas del proyecto tuvieron que elegir una de ellas y crear una composición basada en la misma. Fawkes ha explicado lo siguiente:

El sonido es el sentido desatendido. Pensamos ‘fotos o no sucedió’ y nuestras redes sociales nos empujan hacia el sonido y el vídeo. Pero el sonido es la primera sensación que todos conocemos. Escuchamos el sonido antes de nacer, antes de que veamos, es íntimo, cercano e importante.

Stuart Fawkes ha conseguido reunir a cientos de artistas con mucho talento de todo el planeta para dar vida a este magnífico proyecto. Estos solo han necesitado ver las fotografías para trasladarse a los lugares donde han sido tomadas y recrear el sonido que estas les transmiten.

Tú también puedes disfrutar del sonido

El proceso ha culminado en un mapa de sonido llamado Sound Photography del que puedes ser testigo en su página web. En la misma se detalla que esta es "la mayor interacción artística mundial jamás realizada entre fotógrafos y artistas de sonido", un logro especialmente complicado.

Como explica su creador en The Verge, cada localización cuenta con dos sonidos: el sonido real tomado en ese propio lugar, el sonido que caracteriza la localización que estás viendo en la imagen; y el sonido compuesto por los artistas, las bandas sonoras que han sido inspiradas por las imágenes tomadas por los fotógrafos, que es el que puedes escuchar en la web.

Para escuchar las BSO originales de este proyecto, dispones de dos opciones diferentes: una galería interactiva en la que pinchas en la foto que quieres ver y oír; y el propio mapa de sonido y fotografía, en el que puedes pinchar en la zona a la que quieras dirigirte para escuchar su sonido.

El audio anterior es la banda sonora creada por uno de los artistas inspirada completamente en la imagen que la acompaña. "Las atmósferas requieren ver diferentes áreas de la imagen y dejar que ese momento hable a través del paisaje sonoro", explica el autor en la publicación de Audioboom.

Esta es solo una de las decenas de bandas sonoras que forman Sound Photography, el ejemplo claro de que tan solo una imagen es suficiente para componer una pieza auditiva impresionante, capaz de crear en ti sensaciones muy diferentes.

Si el proyecto sigue con éxito, es posible que tú puedas subir tu propia fotografía y ver cómo se convierte en una banda sonora gracias al talento de artistas de todo el mundo.