La industria tecnológica está más que acostumbrada a las excentricidades de uno de los pilares de la innovación, Elon Musk. El magnate sudafricano ha vuelto, de nuevo, al primer plano de la polémica tras la realización de unas declaraciones muy controvertidas. ¿Quiere realmente que se legalizase una jornada laboral de 80 horas semanales?

En los últimos días hemos visto cómo varios medios de comunicación han aprovechado el tirón que genera Elon Musk para sacar de contexto algunas de sus afirmaciones. La obtención de clicks fáciles ha sido, sin dudas, el principal beneficio que se ha obtenido tras la publicación de todo tipo de artículos sensacionalistas. Ahora bien, ¿qué es lo que quiso decir realmente?

Elon Musk es CEO de compañías como Tesla, SpaceX o The Boring Company

A poco que hayas podido escuchar sobre el magnate, habrás podido comprobar que su implicación con proyectos como el de Tesla o SpaceX, entre otros, es máxima. Esto, al parecer, ha servido para legitimar y rizar el rizo con el único objetivo de reducir el crédito que posee el CEO de dichas entidades. ¿Por qué se está intentando reducir el poder del máximo exponente en movilidad eléctrica?

A estos efectos, cabe destacar cómo el propio Elon Musk fue apartado de la Presidencia de Tesla por haber manipulado el precio de cotización de las acciones de la firma de automóviles. Twitter, la plataforma de microblogging que utiliza habitualmente el sudafricano, ha sido testigo de la énesima polémica suscitada. ¿Cómo saber, entonces, que no defiende la jornada de 80 horas semanales?

Veamos cómo es posible que diversos medios hayan buscado lucrarse con tales afirmaciones. Todos sabemos la gran cantidad de horas que Elon Musk invierte dentro de la factoría de Freemont, pero aún así, es importante destacar que no es cierto que se haya postulado a favor de esta posición laboral.

De nuevo en el centro de la polémica

Antes de aclarar qué es lo que verdaderamente ha defendido el máximo accionista de Tesla, es importante analizar qué significaría incluir una jornada de estas características. Echando un cálculo sencillo, poniendo que se trabajasen todos los días de la semana, equivaldría a un total de 11 horas y media de trabajo diario.

Elon Musk ha vuelto a centrar todos los focos por una de sus últimas entrevistas. Expansión

Siguiendo los resultados obtenidos en base al resultado anterior, ¿podría decirse que es viable? Esta misma pregunta no parece que dichos medios la hayan tenido en cuenta. Una de las frases que fue objeto de especulación sin contrastar fue la siguiente.

Hay lugares en los que trabajar es más sencillo, pero que nadie ha cambiado el mundo dedicando 40 horas a la semana.

Tras este argumento, se decidió preguntar cuál sería el número de horas óptimo para poder contribuir a la transformación que está viviendo la tecnología en el mundo. Ante esta situación, el magnate afirmó que dependía de cada persona, que podrían ser alrededor de 80 horas, con picos de hasta 100 horas semanales.

Poco después de tales afirmaciones, se desató el polvorín de informaciones sesgadas. El artículo de The Wall Street Journal, se ha convertido en una nueva forma de atacar a una de las personalidades más influyentes en el mundo tecnológico. ¿Está Elon Musk en su momento más bajo desde que fundó la firma de coches eléctricos más puntera?

Un objetivo que pasa por la movilidad sostenible a cualquier precio

El segmento del vehículo eléctrico está creciendo de manera exponencial en múltiples mercados. El Model 3, el automóvil accesible de Tesla, está camino de convertirse en el modelo T de Ford que arrasó a principios del siglo XX. ¿Qué ocurrirá en los próximos meses? ¿Se continuará debilitando la imagen más destacada de la firma con sede en Palo Alto?

Elon Musk nos tiene acostumbrados a sus salidas de tono en las redes sociales. El Confidencial

Hace unos días te contábamos cómo Tesla se juega su futuro en China. La producción de baterías y automóviles bajo precios competitivos será básico para crecer en la industria. De hecho, se especula que ya se está produciendo la factoría que seguirá el patrón que está marcando la Gigafactory de Nevada.

Se espera que el Tesla Model 3 pueda llegar a la mayor parte de mercados en 2019

Algo parecido ocurrirá en el mercado europeo con la fábrica de Tilburgo, en los Países Bajos, la cual se encarga de ensamblar los Model S y Model X y, próximamente, también el Model 3. ¿Estamos ante los meses más críticos desde los comienzos de Tesla en el mercado? Esto es lo que cabría esperar, pero lo cierto es que hace justo un año se vivió una de las peores situaciones financieras de su historia.

Es importante recordar cómo la producción en Freemont no terminaba de arrancar. Las expectativas de fabricación estaban a años luz de cumplirse, algo que ponía en un serio riesgo la viabilidad de la compañía. Ahora, tras casi un año después de aquella situación, la firma ha entrado en beneficios, lo cual nos lleva a interpretar que Tesla seguirá creciendo con una gran solvencia.