Cohetes para la colonización espacial, coches eléctricos, túneles, internet universal gratis, ordenadores conectados al cerebro humano, lanzallamas, máscaras y caramelos son solo algunos de los proyectos que Elon Musk ha desarrollado en el último año.

Pero el sudafricano no para de embarcarse en nuevos y arriesgados proyectos en cuanto se le tira un poco de la lengua. Parece mentira que una persona con la capacidad del CEO de Tesla entre tan rápido en polémicas ante la más mínima muestra de crítica hacia sus creaciones.

Ya no es que cruce declaraciones con peces gordos como Warren Buffett, sino que es capaz de enzarzarse en discusiones con anónimos trolls de Twitter, que gozan haciendo rabiar a Musk. De hecho, te guste o no la tecnología, seguir a Elon Musk en Twitter es siempre una buena idea.

Sin ir más lejos, ayer por la tarde Elon Musk anunció orgullosamente al mundo que pretende lanzar una página web dedicada a valorar la veracidad de periodistas y medios en base los artículos que publican.

Algo así como las herramientas de Facebook para controlar las noticias falsas, pero sujeto a que la reputación de medios y profesionales se vea puesta en tela de juicio por personas anónimas de internet que solo tienen que registrarse y votar.

Así es Pravda, el enésimo proyecto de Elon Musk

La idea parece simple: crear una web donde el público pueda puntuar cuánto hay de cierto en los artículos publicados, a nivel de periodistas, editores y publicaciones. Asimismo, también se podrá trackear cuál ha sido el desarrollo de los acontecimientos. Incluso ya tiene nombre: Pravda, que en ruso significa verdad. Irónicamente, fue el único periódico oficial del partido comunista durante el régimen soviético.

Pravda era el periódico oficial del partido comunista en la URSS

Por poner un ejemplo sencillo: hace unas semanas nos hicimos eco de los rumores del lanzamiento de Apple de un iPhone low cost este 2018, como hicieron buena parte de los medios tecnológicos en base a filtraciones continuadas de la cadena de distribuidores que la manzana mordida tiene en Asia.

Si finalmente Apple no lanza este terminal, o si lo lanza pero algunos de esos datos son incorrectos, la autora y el medio sufriríamos una valoración baja. ¿Y por qué? Porque difundimos rumores más o menos fiables.

Para que nos entendamos: Elon Musk quiere que el periodismo deje de investigar y ser crítico y se limite a transcribir notas de prensa y entrevistas exclusivas. Elon Musk quiere que el periodismo sea como él quiere que sea.

Elon Musk quiere controlarlo todo. The Times

Sabemos del peculiar y ácido sentido del humor de Musk, pero esta vez parece que también va en serio como con ya sucediera con su Boring Company y el lanzallamas para fiestas. Y es que según confirma el periodista Mark Harris, ya habría registrado este nombre el año pasado:

A Twitter le gusta Elon Musk, pero es una relación de amor correspondida. ¿Acaso hay una red social mejor para un excéntrico ególatra como Elon Musk? Como otros líderes actuales, Musk ha sometido su decisión a una encuesta entre los usuarios de la red social.

No, los medios de comunicación distamos mucho de ser perfectos, pero creemos que no hay mejor regulador posible que los lectores. Sin embargo, Elon Musk prefiere poner al periodismo en la diana simplemente porque no acepta demasiado bien las cosas fuera de control. De su control. ¿Y qué pasa cuando alguien le critica y le insinúa que se está comportando al estilo Trump en cuanto a su poca diplomacia y su populismo?

Pues que Elon Musk "culpa" a los medios de la llegada al poder del magnate. ¿Soy la única que ve a Elon Musk siguiendo los pasos de Trump y llegando a la Casa Blanca? Seguiremos informando.