Elon Musk es, sin lugar a dudas, la persona más relevante tecnológicamente hablando en lo que va de siglo. Tras el pelotazo de PayPal (el sudafricano era el accionista mayoritario antes de ser comprada por eBay), Musk diversificó su carrera en dos vertientes: el espacio y el coche eléctrico con su marca Tesla, si bien de vez en cuando nos sorprende con artículos tan WTF como su lanzallamas "ideal para una fiesta".

Pero Musk tiene en el cielo su cota más alta. Y no de forma retórica. Su SpaceX ya ha logrado hitos como poner un Tesla Roadster en órbita en el que para muchos es la campaña publicitaria más cara de la historia. Pero SpaceX sigue avanzando imparable con el objetivo de llegar a Marte en menos de una década y que en muy poco tiempo todos podamos desplazarnos de un punto a otro de la Tierra en menos de una hora.

Internet a gran velocidad y bajo coste, el objetivo inminente de Elon Musk

Musk es un hombre de sueños, tan románticos como el de la colonización interplanetaria como mucho más mundanos y efectivos a corto plazo, en forma de una gran red global de 4.425 satélites que nos proporcionen una conexión a internet a unas velocidades de vértigo, como detallan en Engadget.

Tres años lleva trabajando Elon Musk y los suyos para desarrollar estos satélites, en un proyecto llevado a cabo bajo la denominación de Starlink. Con Starlink, internet de gran velocidad y bajo coste será una realidad para todos los habitantes del planeta, según explican en CNET.

Ya en 2015, Elon Musk explicó la línea de acción de Starlink:

Esto pretende generar una gran cantidad de dinero, que ayudará a financiar la primera ciudad en Marte. Así que con la vista puesta a largo plazo, si hacemos un balance de lo que necesitamos para crear esta ciudad, hay algo seguro: se requiere mucho dinero. Por eso necesitamos generar cosas que produzcan grandes cantidades de dinero.

Así que tras su éxito con la misión SpaceX Falcon Heavy, Musk no nos ha hecho esperar y hoy 17 de febrero culminará una nueva misión espacial, la de las pruebas para el lanzamiento de dos satélites para su red global de internet.

Todo sobre la nueva misión de SpaceX Falcon 9

Hoy sábado 17 de febrero de 2018 en la base aérea Vandenberg de California, el SpaceX lanzará el Falcon 9 cargado con los satélites. Según ha comunicado la propia Vandenberg, el despegue tendrá lugar a las 6:17 AM hora del pacífico, las 15:17 hora española. En su interior, el Falcon 9 albergará varios pasajeros.

El primero de todos ellos es el satélite ‘Paz’, propiedad del gobierno español mediante HISDESAT. Este satélite ha sido diseñado para tomar fotografías de la Tierra con escala de hasta un metro, de modo que pueda actuar también como herramienta de seguridad y de defensa.

Pero no es el único pasajero del Falcon 9, y es que según NASASpaceFlight, estaría acompañado por satélites de demostración Starlink.

Elon Musk quiere proporcionar internet barato y de alta velocidad a todo el mundo. Front News

SpaceX ha sido muy parco a la hora de hacer público las especificaciones de los satélites Starlink y los detalles del programa, pero la notificación de SpaceX a la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC) especifica claramente qué habrá a bordo del Falcon 9. En la misiva se puede leer que habrá dos satélites llamados Microsat-2a y Microsat-2b, que sustituirán en el espacio a los MicroSat 1a y 1b.

Los Microsat-2a y Microsat-2b serán los primeros de una plataforma que proporcionará conexiones de internet de banda ancha con hasta 25 ms de latencia y orbitarán a una distancia de 1.125 kilómetros de la Tierra durante aproximadamente 6 meses.

El pasado mes de noviembre, la propia FCC cerró este acuerdo como parte de una misión de prueba. En su solicitud, se lee claramente los objetivos de la misión:

Además de demostrar el desarrollo del bus de satélite y los subsistemas relacionados, el programa de prueba para las naves Microsat-2a y -2b también validará el diseño de una plataforma de comunicaciones de banda ancha por fases.

Así es Starlink, el ambicioso plan de Elon Musk para lograr un internet global

El vicepresidente de SpaceX explicó el año pasado el ambicioso plan de Starlink, el cual pasaría por el lanzamiento de dos satélites de demostración a finales de 2017 o principios de 2018 y, si todo va bien, el primer satélite operacional será lanzado a principios de 2019.

Aunque estos programas espaciales siempre están sujetos a retrasos, SpaceX espera contar con toda su red de satélites en órbita en 2024, algo que le costaría aproximadamente 10.000 millones de dólares.

No obstante, se trata de una inversión estratégica para lograr los ingresos necesarios para la financiación del objetivo final de Musk: colonizar Marte. Y es que si todo sale como Musk espera, la gente que contrate sus servicios de internet ayudará a hacerlo posible.